Huelga de Ripley Termina con Derrota para los Trabajadores.

0
216

El caso de la huelga de Rypley es el anverso de la de correos. Tras dos semanas  de huelga los trabajadores debieron firmar un acuerdo contra su voluntad, que no satisface sus demandas y que, por el contrario, les va a significar un descuento por los días no trabajados. Para la historia de las relaciones laborales del país, propietaria de la empresa es la familia Calderón.

Termina huelga de trabajadores de Ripley: empresa descontará los días no laborados

por Claudia Urquieta Ch.

El domingo quedó todo zanjado. Entre las 7 de la tarde y las 10 de la noche se reunieron con representantes de la empresa – liderada por la familia Calderón- y decidieron bajar la huelga. “Querían quitar más cosas de las conversadas antes. Hasta el martes los días de huelga se pagaban pero como vieron que estaba más debilitada la gente en el fondo ofrecieron lo que ellos quisieron. Ya era insostenible mantener a la gente en la calle”, relata el presidente del Sindicato Nº1, Héctor Valdés.

Dos semanas  duró la huelga de la multitienda Ripley. La misma cantidad de días que la empresa descontará el sueldo a los 895 trabajadores del Sindicato Nº1 tras las tensas negociaciones y la paralización que en opinión del presidente del sindicato, Héctor Valdés, “no terminó bien. O sea la gente va a perder la mitad del sueldo”.

Para Valdés “hubiera sido mejor no llegar a huelga porque habríamos ganado lo mismo sin descuento de días. Además quedó una sensación de amargura en contra de la empresa. Los trabajadores quedaron indignados. Algunos se quieren ir”.

El domingo quedó todo zanjado. Entre las 7 de la tarde y las 10 de la noche se reunieron con representantes de la empresa – liderada por la familia Calderón- y decidieron bajar la huelga. “Querían quitar más cosas de las conversadas antes. Hasta el martes los días de huelga se pagaban pero como vieron que estaba más debilitada la gente en el fondo ofrecieron lo que ellos quisieron. Ya era insostenible mantener a la gente en la calle”.

¿Y qué lograron? Un incremento de 10 mil pesos en el sueldo para 318 administrativos de la oficina central, es decir 35% del grupo. Los restantes 577 trabajadores de tienda, obtuvieron un aumento de mil pesos tanto en el bono de colación como de locomoción. Además de un bono de término de conflicto que fluctúa entre los 100 mil pesos y los 2 millones y medio de pesos dependiendo de la antigüedad. Así como una gratificación adelantada y un préstamo blando.

El tema más esperado por los trabajadores de Ripley no se concretó. Esto, porque según explica Valdés “los sueldos continúan igual, exceptuando el pequeño grupo que obtuvo ese aumento de 10 mil pesos”.

De esta forma, nuevamente la negociación del sindicato con Ripley terminó con bonos, adelanto de gratificaciones pero sin aumentos salariales. “Tenemos sueldos desde 200 a 300 mil pesos, los que más ganan llegan a millón y medio. Hay como 4 trabajadores que ganan más de dos millones de pesos”.

Es más, según Valdés, la mitad “unos 400 vendedores ganan el ingreso mínimo que ahora quedó en 210 mil pesos más comisiones”.

Fuente: El Mostrador

DEJA UNA RESPUESTA