Los Ojos de Europa Están Sobre las Elecciones Griegas

0
207

Europa está expectante frente a las elecciones de este domingo en Grecia. Todas las encuestas dan como ganador al partido Syriza, sólo difieren en el porcentaje de ventaja que sacaría  su líder  Alexis Tsipras, el que oscila entre un 5% y un 10% . Por eso, en el cierre de campaña, el candidato a primer ministro puso todo su esfuerzo en neutralizar  la incertidumbre sembrada por sus adversarios, en el sentido que su elección traer un cambio brusco y perjudicial del programa de rescate económico que se está aplicando para Grecia.

 

El conservador partido Nueva Democracia (ND) actualmente en el gobierno, basó toda  su campaña en que  el triunfo de Syriza  significaría un desconocimiento  de los objetivos fiscales fijados por los tratados europeos. Pero Tsipras declaró “Reconocemos nuestras obligaciones frente a las instituciones europeas y los tratados europeos. Estos tratados prevén unos objetivos fiscales que deben respetarse”. Y aclarando su postura agregó que en lo que difiere es en “las medidas para conseguirlo”.

Todas las encuestas dan como triunfador al partido de izquierda Syriza y en segundo lugar al conservador Nueva Democracia, Haciéndose cargo de estos pronósticos el líder del progresismo señaló que después del triunfo “emprenderemos un camino lleno de obstáculos, en el que necesitaremos contar con el apoyo decidido y firme del pueblo”. Y desde luego esto no es sólo un slogan. Syriza aspira a obtener una mayoría absoluta porque ello le permitiría negociar libremente con la troika – la Unión Europea, el FMi y el Banco Central Europeo – los métodos para llevar adelante el programa de rescate económico.

La mayor crítica de Syriza a los acuerdos que el gobierno llegó con la troika, es en el tema de la “austeridad” pues ella se impuso  al costo del desempleo y la baja de salarios. El programa de gobierno de Tsipras se basa en alivio inmediato a las víctimas de la crisis, recuperación económica, creación de empleo y reforma del Estado.

El lunes 26, cuando las urnas hayan hablado, Europa sabrá a ciencia cierta qué participación le corresponderá en la recuperación económica de Grecia. Y los griegos evaluarán qué costos están dispuestos a pagar.

DEJA UNA RESPUESTA