Golpe de Estado en Egipcio: Ejército Depone a Mohamed Morsi, cuyo Paradero se Desconoce

0
243

El Ejército de Egipto, mediante un Golpe de Estado depuso al Presidente constitucional, Mohamed Morsi, y en su lugar designó al presidente del Tribunal Supremo Constitucional, Adly Mansour, como Presidente interino. Por elmomento, es poco más lo que se puede asegurar, porque la situación es de gran confusión.

Egipto está viviendo en estas horas un golpe militar, según los partidarios del presidente Mohamed Mursi, quien se negó a abandonar el poder a instancias de la oposición.

Un asesor de Mursi, Isam al Haded, calificó de “golpe militar” lo que está sucediendo en Egipto. “Llamemos por su nombre lo que está pasando: un golpe militar”, escribió Al Haded en su página de Facebook.

El mensaje del presidente a la población, según su asesor citado por Reuters, es “oponer resistencia pacífica” al golpe, sin recurrir a la violencia.

Anteriormente, Mursi se negó a abandonar la presidencia asumida hace un año y se declaró dispuesto a defenderla al precio de su propia vida.

Este miércoles propuso crear un Gobierno de coalición para supervisar nuevas elecciones parlamentarias y sugirió la formación de un comité independiente para redactar enmiendas a la Constitución, según una declaración publicada en su página de Facebook.

Fuentes aeroportuarias citadas por AFP dijeron tener órdenes para prevenir que Mursi, el líder de los Hermanos Musulmanes Mohamed Badie y su auxiliar Jairat al Shater viajen al extranjero.

En las calles de El Cairo se están manifestando en esta horas miles de personas, tanto partidarios como detractores del actual presidente.

Testigos citados por Reuters dicen que el Ejército desplegó tropas, blindados y alambradas en torno a la oficina en que trabaja Mursi para impedir que los manifestantes se acerquen al palacio.

Mientras, los mandos del Ejército egipcio iniciaron esta tarde una reunión con los principales líderes religiosos, políticos y juveniles del país tras expirar un ultimátum de 48 horas que, tras cuatro días de protestas callejeras, habían dado a las facciones para encontrar una fórmula de compromiso, antes de imponer su propia “hoja de ruta”.

El movimiento de los Hermanos Musulmanes que promovió a Mursi a la presidencia de Egipto no participan en el encuentro.

Militares entraron hoy en la sede de la televisión nacional en El Cairo. Fuera del edificio, a orillas del Nilo, se ven vehículos blindados.

La bolsa egipcia abrió este miércoles con una caída del 1,7% que se desaceleró hasta el 0,32% gracias a las expectativas puestas en el encuentro entre militares y políticos, según el diario Ahram Online.

El Departamento de Estado de EEUU declaró que no puede confirmar, si en Egipto hay un golpe militar en marcha o no, porque la situación sobre el terreno cambia constantemente. Al mismo tiempo, manifestó “gran preocupación” ante lo que está pasando y llamó a todas las partes a que den pasos hacia el diálogo. Una solución política es la mejor opción para Egipto, según Washington.

Egipto tiene un presidente interino; Morsi en paradero desconocido    

El presidente del Tribunal Supremo Constitucional, Adly Mansour, fue designado hoy presidente interino de Egipto, en sustitución del mandatario constitucional, Mohamed Morsi, derrocado por las Fuerzas Armadas.

El paradero de Morsi es desconocido y sus correligionarios de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas) y el Partido Libertad y Justicia dijeron que hace horas perdieron el contacto.

Varias emisoras radiales y de televisión, entre ellas las de la HM han salido del aire; los opositores concentrados en la plaza Tahrir y frente al palacio presidencial de Ittihadiya recibieron la declaración con júbilo desbordante.

Los partidarios del presidente, concentrados en el distrito de Ciudad Nasser y cerca de la Universidad de El Cairo, en la provincia de Giza, con manifestaciones de ira y juramentos de que defenderán la legalidad al precio de sus vidas.

El Gran Imán de la mezquita del Azhar, Ahmed el Tayyeb, el Papa cristiano copto, Teodoro II, el líder opositor Mohamed El Baradei, un representante del Movimiento Juvenil 6 de Abril, y un dirigente del partido salafista Al Nour apoyaron en sendas alocuciones la remoción de Morsi, que el pasado día 30 cumplió un año en el poder.

Los acontecimientos se incubaron desde el pasado viernes, cuando opositores del mandatario comenzaron a concentrarse en la plaza Tahrir, en el centro de esta capital, para demandar su renuncia y alcanzaron el clímax el lunes, cuando el mando de las Fuerzas Armadas dio un plazo de 48 horas para lograr una salida a la crisis que atraviesa el país.

Desde entonces y hasta anoche, cerca de medio centenar de personas murieron en disturbios callejeros en ciudades del norte y del sur de Egipto, sumergido en una crisis política que acompañó a Morsi desde noviembre pasado cuando asumió facultades omnímodas.

Una desastrosa situación económica y acusaciones de sus opositores de que quería islamizar a Egipto, a las cuales el propio mandatario dio pábulo con controvertidas decisiones, incluida la sanción de una Carta Magna que abría muchas interrogantes, fueron detonantes de una oposición que no le dio cuartel.

En abril pasado comenzó una campaña de recogida de firmas llamada Tamarod (Rebelde, en árabe) la cual reivindicó tener 22 millones de rúbricas.

Ello resultó un factor decisivo en la movilización de grandes masas de egipcios, decepcionados con la pobre gestión del mandatario, un profesor universitario miembro de la dirección de la HM.

Más temprano hoy, el mando de las Fuerzas Armadas divulgó un mapa de ruta que comprende, además de la integración del Consejo Presidencial, la formación de un gobierno de independientes, la creación de un comité redactor de una nueva Constitución y la convocatoria de elecciones presidenciales y legislativas en un lapso de entre nueve y 12 meses.

Acorde con trascendidos, los miembros de la dirección de la HM están bajo arresto domiciliario o se les ha prohibido salir del país, los arsenales de esa formación han sido controlados y sus fondos incautados.

Una declaración de los militares revela que la decisión de derrocar a Morsi fue informada a varios estados, que no identifica, y advierte que los actos de terrorismo serán castigados de forma severa.

DEJA UNA RESPUESTA