Bomba Política: Fiscal Gajardo Metió a Piñera en el Baile del Pentagate

0
149

En uso de su turno de réplica a los argumentos de los defensores de los inculpados del caso Penta, el Fiscal Gajardo detonó una bomba de racimo, cuyas esquirlas podrían provocar efectos insospechados, duraderos y en todo caso relevantes. Se trata de un contrato Forward entre CB Capitales, de propiedad  de Manuel Cruzat, y Bancorpo, una sociedad de inversíón del ex presidente Sebastián Piñera, a fines de 2009, en plena campaña presidencial. Gajardo agregó en antecedente como una prueba del espeso entramado de operaciones ilícitas para encubir diversos delitos tales como cohecho, soborno, fraude al Fisco, sin perjuicio de los delitos tributarios. La conclusión política de los antecedentes que van apareciendo en esta investigación, es que el inculpado de fondo, es el modelo neoliberal, que ha permitido ya por 40 años, la perpetración impune de estos delitos, que en los hechos, terminamos pagando todos los chilenos.

 

Se trata de la firma Mediterráneo Fondo de Inversiones, vehículo que es administrado por Inversiones Bancorp Limitada y que tuvo un contrato con CB en 2009. Éste a su vez forma parte de los 102 forwards que entregó Cruzat porque tenían como contra parte empresas del holding Penta.

Se trata de un acuerdo firmado en noviembre de 2009, que involucra a un vehiculo de inversión ligado a las empresas del ex Presidente. El fiscal aclaró que el documento que lo prueba está en poder de los persecutores desde la semana pasada. Desde la gerencia de la compañía aclaran que se hizo dentro de las condiciones legales de mercado.

En una de sus intervenciones el perseguidor Carlos Gajardo aclaró que existían al menos 4 forward irregulares de Penta con CB que se usaron para rebajar impuestos y pagar bonos a ejecutivos. Y adelantó también que existían otros cuya legalidad o ilegalidad no podía ser corroborada dado que el Servicio de Impuestos Internos no ha presentado querella al respecto. Según fuentes de la Fiscalía, estos papeles son indagados por el equipo especial de la Brigada de delitos económicos de la PDI y hasta ahora no se conocen los alcances de esta operación.

Gajardo indicó que ese antecedentes de prueba le llegó recién el lunes pasado, lo que evidentemente significa que tanto el Ministerio Público como el Servicio de Impuestos internos se abocarán a la investigación de esta nueva arista, por lo cual cabe esperar la aparición de múltiples antecedentes, en múltiles direcciones,  que vayan perfilando la naturaleza sistémica que han llegado a adquirir estas prácticas ilícitas, a la sombra de la reducción del Estado y el relajamiento de regulaciones que ha traído consigo el modelo neoliberal, justamente para que la elite del país se apodere impúnemente los excedentes que genera la actividad económica del país.

Esta es la primera vez que Piñera aparece mencionado en la indagatoria de la Fiscalía Oriente, cuya formalización de cargos a Délano y Lavín y otras ocho personas culminaría hoy en el Octavo Juzgado de Garantía.

La secuencia ocurrió así.

Gajardo comenzó cuestionando la veracidad de los testimonios entregados por Délano y Lavín respecto de los forwards, en sus declaraciones a comienzos de enero. “Dice el señor Délano, ‘a partir de esta investigación, hemos descubierto dos o tres forwards que hacía el señor Bravo a espaldas nuestras’. Perfecto. Era su declaración, no tengo razones para pensar que no era cierto. La Fiscalía investigó a partir de esa declaración, ¿y qué se encontró? Que no eran dos o tres forwards con la empresa VSA, sino que eran cinco. Y que esos forwards estaban firmados por el señor Délano y los hijos del señor Délano. Y más grave, el dinero estaba depositado, parte del dinero, en una cuenta del señor Délano”, aseguró el fiscal.

Y luego relató cómo se abrió la arista que involucra en estos convenios a CB, las empresas de Manuel Cruzat. “El día 22 de enero de 2015, hace un mes, declaró el señor Marcos Castro, a quien le hemos reconocido colaboración sustancial. No tenemos problemas en reconocer colaboración sustancial, al revés. Nos encanta que los imputados vengan y nos cuenten (…). ¿Qué nos dijo el 22 de enero? Esto viene ocurriendo hace años con la empresa CB, con la empresa de Manuel Cruzat, por montos millonarios. Primera noticia que teníamos, después de que el día 5 y 6 que no había nada más que tres contratos forward. Son más de las 12, su señoría, no somos tontos”, ironizó Gajardo.

Y luego detalló: “Le tomé declaración a don Iván Rojas, gerente del grupo Cruzat. Voy a contar toda la verdad. 102 forwards y acompañó el listado de los forwards. 102 forwards: 3000 millones de pesos de fraude. 40 de entrada, 62 de salida. En cuarenta ocasiones se metió plata, en 62 ocasiones se sacó plata. Los montos calzan perfecto. ¿No sabían los señores Délano y Lavín lo que estaba pasando?”, se preguntó el fiscal.

Pero luego vino un nuevo antecedente respecto de los polémicos contratos forwards. “Hay un décimo contrato, muy relevante, que la Fiscalía sólo lo incautó la semana pasada, 25 de febrero del año 2015. Lo tengo en mi poder, es de público conocimiento, está en la carpeta. Fecha de este forward, 7 de noviembre de 2009, el pago se realiza en enero de 2010. ¿Quiénes intervienen en este forward?: inversiones Penta III,que deposita 50 millones de pesos  en CB, forward de entrada. Y 50 millones de salida. ¿A qué empresa?: para administradora Bancorp SA. domiciliada en Apoquindo 3000, piso 16. Saquen sus propias conclusiones de qué es lo que significa ese forward“, expuso. Involucrando directamente a la empresa ligada al ex Presidente Sebastián Piñera.

La defensa de Bancorp

Mediterráneo Fondo de Inversiones, es un vehículo de inversiones que opera a través de Bancorp. El negocio con CB, según confirmó este medio, con altas fuentes de Bancard, existió, tal como otros 50 de la época. “Dentro de las inversiones de Mediterráneo hay contratos de inversión y cobertura. Mediterráneo hizo ese año más de 50 transacciones de ese tipo, en condiciones de mercado y sin participación ni coordinación con ningún tercero”

“Todas las operaciones que nosotros hacemos son reales y legítimas, y están dentro de su giro y de acuerdo a la legislación existente”, destacan.

Fuentes políticas, en tanto, aseguran que el tener un papel con CB fue, esencialmente, mala suerte.

A su turno, desde la gerencia de la empresa Bancard, que participa del fondo de inversión Mediterráneo, señaló:

“Durante el año 2009, Mediterráneo realizó múltiples operaciones financieras, incluyendo más de 50 operaciones de derivados de divisas, para inversión o cobertura de tipo de cambio, con diversas contrapartes bancarias y financieras. Una de las operaciones referidas, realizada en diciembre de 2009, tuvo como contraparte a una sociedad del Grupo CB. Dicha transacción se realizó en condiciones de mercado, sin participación ni coordinación con terceros y de acuerdo a la legislación vigente. Todas las operaciones realizadas por Mediterráneo son reales y legítimas, corresponden a su giro de inversiones y se realizan de acuerdo a la legislación vigente. Con el propósito de colaborar con la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público, Mediterráneo en forma voluntaria ha facilitado a este último la totalidad de la información referida a la operación cambiaria individualizada en los párrafos anteriores”, concluye la compañía.

Oscuros antecedentes

Pero los antecedentes, tanto de Bancorp, de Piñera, como CB, de Manuel Cruzat, no permiten creer esos livianos descargos. Está suficientemente demostrado que la acumulación originaria de la fortuna de Piñera fueron los turbios manejos, mientras era gerente general del Banco de Talca, muy parecidos en forma y objetivo a los que hoy se le imputan al grupo Penta.

De la  misma manera, y por la misma prácticas, Cruzat llegó a ser cabeza de unos de los dos principales grupos económicos del país, cuyo colapso desencadenó el “crack” económico de 1982-83. No conforme con eso, fue imputado de maniobras fraudulentas en la inmobiliaria Curauma, por la que perdió la propiedad de la misma, que le valieron la pérdidad de propiedad de la misma,  así como de la estafa por apropiación indebida de US$40 millones, correspondientes a la recaudación de pagos de clientes de CMR, por la cual Cruzat tuvo que cancelar US$ 6 millones.

De tal manera, que no vengan con el cuento que se trata de honestos empresarios que efectuaban lícitas transacciones, en el marco de un mercado inmaculado e imparcial.

El primer paso para salir de la crisis política en que está derivando el Pentagate, es apartar el velo de penumbre e hipocrecía que ha protegido los intereses de los beneficiados con la implantación a sangre y fuegol, del modelo neoliberal

DEJA UNA RESPUESTA