Santo Remedio para La Depresión: Conadi Compró Fundo de Pablo Longueira en $ 810 millones

0
411

El ex ministro y ex candidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira, quién se retiró de la política por una severa depresión, debe haberse curado de la misma, al concretar la venta de un fundo en la Araucanía a la Conadi por 810 millones de pesos. La transacción no ha estado exenta de polémica. Han surgido críticas porque las tierras serán entregadas a comunidades de comunas distintas a la que corresponde al predio; por el elevado precio de la transacción, unos cien millones por sobre su avalúo, y por la baja calidad del terrerno, con amplitud limitada para el cultivo.  

 

El histórico dirigente de la UDI, Pablo Longueira, vendió un fundo de 150 hectáreas a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) en $810 millones, lo cual causó cuestionamientos por haber entregado el predio a comunidades mapuches de otras zonas y por el excesivo costo que tuvo la transacción.

La transacción se concretó el pasado 13 de marzo, con la venta de las tierras del fundo ubicado en la Región de La Araucanía, a unos 20 kilómetros de Villarrica, donde los agricultores solo supieron del negocio cuando a comienzos de abril de este año, un grupo de mapuches irrumpió en el predio.

El consejero de la Conadi, Marcial Colín (PS), manifestó sus reparos a la forma en cómo se compraron las tierras. Colín comparte con su par en la entidad, el ex RN Andrés Matta Cuminao, que la operación comercial enfrentó a las comunidades mapuches de Villarrica con otra afuerina, la José Catrín, de Freire, que fue la que recibió el predio.

Colín explica que «cuando se transgreden los derechos, se generan conflictos», aludiendo a que indígenas de Villarrica también estaban esperando tierras.

Según Matta Cuminao, “había comunidades de esa comuna pidiendo tierras, y traen a gente de Freire. La Conadi tiene que cambiar sus políticas, estos procedimientos tienen que ser claros y transparentes”.

Por su parte, Colín apunta a supuestos criterios políticos en la asignación de campos, señalando que «esto se usa con fines electorales», aludiendo a legisladores oficialista de la zona.

El predio fue vendido de acuerdo a la Ley Indígena, ya que Conadi autorizó la adquisición en base al artículo 20b de dicha norma, la cual sostiene que se pueden comprar terrenos para comunidades que mantienen reclamos territoriales.

El propio Longueira explica que «toda la operación la realizó mi hijo (Juan Pablo). En este momento, él está en EE.UU por estudios”.

El predio que la Conadi adquirió para entregarlo a la mencionada comunidad indígenas pertenecía a la sociedad «Las Azaleas», en la que participan el propio ex timonel del gremialismo, su esposa y sus hijos.

Sin embargo, aclara que la petición de compra fue hecha por la Conadi, entidad que compró en 2010 un predio de 300 hectáreas que era colindante al terreno de su familia.

Sin embargo, otro de los cuestionamientos es el supuesto sobreprecio en la operación de adquisición del predio, ya que en la zona se habla de una diferencia de unos $100 millones, cálculo que lo fundamentan en el avalúo de las propiedades del sector, así como en ciertos rasgos del terreno como la existencia de áreas con amplitud limitada para el cultivo y el estado actual de la plantación de avellanos.

Sin embargo, desde la propia Conadi descartan dicha versión, precisando que se pagó «el justo precio» a la luz de los antecedentes técnicos que se disponen, añadiendo que “el predio sí cuenta con las condiciones de habitabilidad y desarrollo productivo que justifican el pago”.

DEJA UNA RESPUESTA