Exitoso Paro de la CUT: Por Qué Pararon los Chilenos

0
257

La paralización nacional del jueves 11 de julio se cuenta entre las más importantes jornadas de movilización de este año electoral, cuando el  movimiento sindical y social levantó las demandas para construir un Chile con justicia e igualdad. Aquí sus protagonistas explican por qué paró Chile.

Santiago amaneció temprano el jueves 11 de julio. En diversos rincones de la capital, mucho antes que saliera el sol el fuego del descontento se dejaba ver en medio de las calles, interrumpiendo el tránsito, mostrando fuerza, hipnotizando a los soñadores; en fin, anunciando la que sería una jornada histórica de protesta popular, que quedará grabada en la memoria de la derecha como el día en que Chile le dio la espalda al capitalismo salvaje y sus capitanes y salió a la calle a exigir sus derechos.   

Ya de la noche del miércoles venía rodando este paro, cuando se realizó un gran “caceroleo” en distintas ciudades del país, recordando la atmósfera nocturna que se vivió numerosas veces en 2011. Al cierre de esta edición, en la capital, después de participar de matutinas asambleas territoriales, los trabajadores se congregaban en Plaza Italia y Estación Central para iniciar dos marchas hacia Los Héroes, donde a mediodía convergerían para un acto central.

A esa misma hora, miles de manifestantes realizaban actos similares en las principales ciudades de provincia.

La paralización nacional contó con la adhesión de casi la totalidad de las organizaciones de trabajadores de la salud y del sector público, como la Anef, el Colegio de Profesores y la Confusam, consolidándose como una de las jornadas de protesta de mayor participación y una de las más amplias y unitarias de los últimos años.

También, en el mismo tono de convergencia que han manifestado a lo largo de su movimiento, miles de estudiantes participaron activamente del paro. Secundarios y universitarios levantaron convocatorias propias, con sus características particulares, realizando videos y afiches y, en días anteriores, ocupando el ministerio del Trabajo en Santiago y las direcciones del trabajo de diversas regiones.

En tanto, los sindicatos del sector privado, de manera contundente y masiva, llamaron a sus asociados a parar por Chile. Camioneros, actores, choferes, trabajadores del retail, subcontratados, se sumaron a la gran movilización para terminar con la desigualdad que afecta a los trabajadores de forma transversal.

Banderas de lucha

Como señalábamos, todo este apoyo proviene de dos demandas centrales, que para muchos son utopías, pero como demostraron los miles de trabajadores que salieron a la calle son muchos más los que creen que son verdaderas necesidades: la justicia y la igualdad, como derechos inalienables que es urgente reconquistar.

La CUT ha planteado a través de esta convocatoria que para alcanzar tales ideales se requiere a corto plazo cuatro reformas trascendentales para los trabajadores, que se resumen en: una Reforma Tributaria, una nueva institucionalidad laboral, el fin de las AFP y un salario mínimo digno.

En medio de las actividades de la paralización, Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, ahondó en las motivaciones más profundas que contienen estas reformas, sobre todo por la gran desigualdad que nace en el mundo del trabajo.

“Hoy los trabajadores nos movilizamos de manera unitaria para decir que se requieren grandes y profundas transformaciones, y para enfrentar a nuestro país al origen de la desigualdad, que está en el mundo del trabajo. No podremos terminar con la desigualdad si no resolvemos los abusos que se dan en el mundo del trabajo”.

“Hemos dicho que la batalla contra la desigualdad se libra en educación y en el mundo del trabajo. En este último,  las leyes hechas a la medida de los empleadores hoy tienen más subyugados a los trabajadores, junto con las leyes y condiciones de precariedad con las que se ha ido constituyendo el empleo en este último periodo, y la desprotección a la que se enfrenta un número importante de trabajadores”.

“Necesitamos una reforma tributaria que se haga cargo de áreas tan sensibles como educación, salud, vivienda. Allí hay  urgencia, para que los grandes cambios en educación no sólo permitan una buena formación después de 17 años, sino que ésta vaya acompañada de un trabajo decente, con estabilidad y sueldos dignos y no como ocurre hoy, donde gran parte de los estudiantes se endeudan y cuando ingresan al mundo del trabajo no reciben más de 300.000 pesos en promedio”.

“La debilidad del sistema no solo radica en la gran crisis que vive educacional, también se expresa en el mundo laboral. 17 años de buena educación deben ir acompañados de 40 años de buen trabajo; por lo tanto, la lucha es conjunta”.

“En cuanto a la salud y el sector público, rechazamos las políticas privatizadoras y además ejerceremos una acción conjunta para decir con fuerza que lo que se requiere son transformaciones profundas y un Estado garante en materia de salud y educación pública”.

“Reafirmamos el llamado a detener la ofensiva privatizadora en el mundo de la salud y la educación, a detener este daño no sólo en materias laborales y precarización del empleo para nuestros funcionarios públicos, sino que también esta merma para la calidad del servicio de los usuarios, que se ven profundamente afectados cuando el sistema se deja a las leyes del mercado, lo cual privilegia al sistema privado”.

“Nos movilizamos por terminar con la usureras AFP, por una nueva institucionalidad laboral que devuelva el poder a los sindicatos, que entregue a todos el derecho a negociar colectivamente y el derecho a huelga; paramos para avanzar en un Chile sin desigualdad y sin abusos de una minoría por sobre una mayoría”.

“Hemos parado a Chile porque creemos que el desarrollo de nuestro país no puede hacerse a costa del esfuerzo de miles de trabajadores y trabajadores. Debemos avanzar en un Chile justo, que reconozca el valor del trabajo y los trabajadores para nuestro desarrollo”.

Raúl de la Puente, presidente ANEF:

“Los funcionarios públicos apoyamos el paro nacional decretado por la CUT y participamos con nuestras banderas para lograr la estabilidad y en contra de este gobierno que ha despedido a 11 mil trabajadores”.

“Queremos pensiones dignas y no trabajadores que se vayan a vivir a la pobreza con este sistema de AFP. Por eso decimos no a las AFP, queremos un sistema solidario de reparto que dé garantías a todos los trabajadores de tener una pensión digna después de haber dado una vida al servicio público”.

“Queremos un Estado que no entregue bonos y subsidios sino que derechos, en educación, en salud, en previsión. Queremos despedir a este gobierno de Piñera y decirle a las candidaturas presidenciales que hoy pongan dentro de su agenda el tema del trabajo, de los trabajadores y los derechos laborales, como un tema prioritario”

Jaime Gajardo, presidente Colegio de Profesores:

“Los profesores hemos estado junto a los estudiantes movilizados por la educación gratuita. Además este paro es una señal tanto para el mundo político, para las campañas electorales y para todo el ámbito social, de la importancia de la agenda laboral”.

“En estos 4 años hemos retrocedido en el diálogo social y no hoy prácticamente no existe. Esta también es una señal para que el gobierno entienda que no se puede pasar por encima de la organización de los trabajadores”.

“Cómo se entiende que dos tercios de los profesores en Chile están contratados a plazo fijo, cómo no va a haber una crisis en la educación si usted tiene en la inestabilidad a dos tercios de los trabajadores”.

“Nosotros nos movilizamos por los temas globales, no más AFP, por la reforma al código laboral, por una reforma tributaria, esos son nuestros temas, nosotros lo asimilamos como nuestros, pues también nos afectan como trabajadores. Pero además también marchamos porque se revuelvan los temas urgentes que tiene los gremios en sus agendas cortas y en especial en este caso para que se le de titularidad a los profesores a contrata”.

Esteban Maturana, presidente CONFUSAM:

“Para la CONFUSAM el paro nacional del 11 de julio convocado por la CUT se sustenta en pilares que son plenamente compartidos por nuestra institución. La desigualdad es un tema que mancha a nuestro país de manera brutal y para terminar con las desigualdades es necesaria una reforma tributaria donde los que mucho ganan, mucho paguen, incluida las empresas. Y quienes nada ganan o gana poco, no paguen nada o paguen muy poco y lo reciban todo”.

“Una razón potente para que la CONFUSAM se haga presente es el tema de la salud. Lo que está ocurriendo en Tarapacá es un ejemplo de este grave drama. Ha salido en la TV que en los servicios de urgencia tenemos una realidad catastrófica, el sistema de salud pública tiene muy pocos recursos para enfrentar la demanda de salud de la población y además, como si esto fuera poco cada año le estamos entregando más de mil millones de dólares a las clínicas privadas, más de mil millones de dólares del presupuesto del sistema público de salud se lo estamos entregando a las clínicas privadas y eso es claramente un tema que va a terminar por acogotar, estrangular y hacer pedazos el sistema público si seguimos en esa lógica”.

“Nos preocupa que el tema de salud no esté en la agenda de quienes hoy pretenden seguir siendo gobierno o aspiran a ser gobierno. Compartimos el tema de la reforma tributaria, el tema a la reforma a la Constitución, al código laboral, pero el tema salud, al igual que el tema educación, que son derechos esenciales de la ciudadanía, no pueden quedar fuera de las prioridades del próximo gobierno”.

“Hemos tenido turnos éticos para parar, porque esta movilización es contra un modelo político, es contra un grupo de gente que se ha apropiado del país y de sus riquezas y no es contra la gente”.

Horacio Fuentes, presidente CONSTRAMET
:

“Para la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos esto es un gran desafío porque se trata de cambiar la estructura de dominación de este país. En ese marco creemos que los tres ejes centrales, la reforma tributaria, el no a las AFP y un nuevo sistema previsional, son los elementos fundamentales para poder avanzar contra la lucha de la desigualdad en nuestro país”.

“En este país no hay desarrollo de la industria nacional, todo lo que hay desde el punto de vista de la industria gira en torno a los recursos naturales no hay una estrategia desde el punto de vista del desarrollo para poder hacer de Chile el día de mañana un país que base sus ingresos fundamentalmente en la industria”.

“Ahí es donde hay una falencia enorme, ya que durante los últimos treinta y tantos años no ha habido desarrollo de la industria nacional, además decir que éste es un camino largo del movimiento sindical y que fundamentalmente lo va a continuar independiente del gobierno de turno que siga, es decir, hoy en día los trabajadores metalúrgicos estamos en esta senda, vamos a seguir en esta lucha, pero ojala que los gobiernos de una vez entiendan que los problemas de los trabajadores tienen que ser resueltos ya”.

Juan Moreno, presidente Sindicato Interempresas Líder- Walmart:

“En reiteradas ocasiones hemos señalado que el Código del Trabajo no nos ayuda sino que ayuda al empleador. Necesitamos una reforma profunda al Código del Trabajo, necesitamos que los sindicatos interempresas puedan negociar como corresponde, que no haya diferencias entre trabajadores, necesitamos que los trabajadores del comercio tengan mejores condiciones salariales, que se termine con el robo de las AFP, en fin, necesitamos un Chile diferente y por eso estamos acá”.

“Queremos apoyar en lo que se pueda por un Chile más justo, es hora que se valore a todos los trabajadores del país y que se termine con las falsas promesas como lo hizo el Gobierno de Piñera”.

José Sandoval, presidente Sindicato de Choferes de Camiones:

“Los choferes vivimos problemas muy fuertes al interior de las empresas y por la cantidad de horas que trabajan detrás del volante, hoy muchos empresarios hacen que los choferes trabajen mucho más de lo normal y lo que provoca a la ciudadanía una inseguridad vial”.

“Chile se ha dado cuenta de lo que ha ocurrido, que es que los empresarios han estafado a los trabajadores, lo podemos ver en lo que ha pasado con las farmacias, y además, los trabajadores tenemos el cerco tremendo pues no podemos negociar colectivamente y apenas el 10 por ciento puede organizarse y las negociaciones que existen son deficitarias”.

“Los choferes de transporte de carga adhieren a esta movilización pues esperamos tener negociación colectiva real para los sindicatos interempresas y con sindicatos fuertes”.

Alejandro Castillo, presidente Sindicato de Actores de Chile:

“Nosotros iniciamos una campaña al interior del Sidarte, señalando ‘soy actor, soy trabajadores’, porque hay muchas cosas que nos unen a los trabajadores del país. Estamos en una situación de desmedro en cuanto a las contrataciones, y aunque estamos por cautelar nuestra fuente de trabajo, también porque se produzcan dentro de un sistema de equilibrio y equidad”.

Andrés Fieldbaum, Presidente FECH:

“Lo que hemos venido viviendo este año da cuenta de la transversalidad que están teniendo las movilizaciones sociales en general, y es que entendemos y somos cada vez más consientes de que las urgentes reformas que Chile requiere y exige en todo ámbito, deben hacerse de la mano con sus principales protagonistas”.

“Pensar en diseñar y ejecutar reformas tan profundas como las que hemos exigido en educación, en previsión, en trabajo, con los mismos partidos políticos tradicionales es condenar a esas reformas a mercantiles y que sigamos teniendo una democracia que no escucha a la mayoría del país”.

“Los estudiantes apoyamos las demandas que está levantando la CUT y recordamos que este 11 de julio se están cumpliendo 42 años de la nacionalización del cobre chileno y reafirmamos que en nuestros recursos naturales están los recursos para financiar nuestra educación y nuestros derecho básicos”.

“Este diálogo entre actores sociales no se acaba en este paro, sino que seguiremos trabajando para las movilizaciones que se vengan el segundo semestre, porque en un año en que Chile debate sobre su futuro es importante reafirmar la unidad de los que nos movilizamos para exigir las reformas que Chile requiere”.

Mario Domínguez, secretario general FEUV:

“Como CONFECH apoyamos al Paro que los trabajadores convocaron, pues es imposible constituir una sociedad diferente sin un nuevo código laboral, sin terminar el sistema de AFP y constituir un nuevo sistema de pensiones que sea digno para los trabajadores de Chile”.
“Hacemos el emplazamiento a los candidatos presidenciales a pronunciarse sobre la necesidad de una nueva Constitución que realmente transforme las bases sobre las que se articule nuestro país. Es necesario pasar de una sociedad de consumo a una sociedad de derechos y eso debe construirse en un proceso en el que todos discutamos”.

“Esta movilización marca el comienzo de la articulación de trabajadores y estudiantes, que ya demostramos el 26 de junio y que volvemos a convocar porque creemos que otro Chile es necesario”.

Diego Vela, Presidente FEUC:

“Apoyamos la paralización porque entendemos que la única forma de construir un Chile distinto es a partir de esta unidad y de entender que hoy son las mayorías del país las que viven la injusticia en salud, en educación y laborales, pero una minoría del país se aprovecha de esto”.
“Hemos visto que las demandas del país son transversales pero aun no logramos ningún cambio significativo y la forma de cambiar las cosas es mantener esta unidad, y así entre todos hacer que esa minoría del país vea la realidad que vive la mayoría y avanzar en derechos”.
“Nuestro llamado es a no seguir perpetuando los abusos de una minoría por sobre la mayoría del país, y es justamente esta unidad la que logrará un Chile más justo y que no sólo marcará este año, sino que también lo que pase en los próximos años en nuestro país”.

DEJA UNA RESPUESTA