Ex Presos Políticos en Huelga de Hambre Pidieron Mediación Papal

0
253

Un grupo de ex prisioneros políticos llegó a la Catedral Metropolitana para entregar una carta que será enviada al Papa Francisco en el Vaticano. El objetivo es buscar la mediación del pontífice ante el Gobierno de Michelle Bachelet para solucionar el conflicto y poner fin al ayuno. “No puede ser que nuestros torturadores reciban pensiones más altas que nosotros”, reclaman los ex prisioneros políticos que llevan más de 31 días en huelga de hambre.

 

María Alicia Salinas, profesora que estuvo prisionera en Villa Grimaldi y el campo de Cuatro Álamos, sostiene que la posición del gobierno de Michelle Bachelet es lamentable al no querer dialogar con los más de 120 huelguistas que protagonizan el ayuno en 16 ciudades del país.

“El Gobierno ha sido terriblemente indolente”, sostiene María Salinas, a pesar de sus casi 15 días de huelga que debió suspender producto de una diabetes y del EPOC que afecta sus pulmones, a raíz de una tuberculosis que adquirió mientras estuvo prisionera en los cuarteles de la dictadura.

La educadora de 66 años agrega que “en el Gobierno hay gente que estuvo en algún momento con nosotros –con nosotros me refiero a que estuvieron en las cárceles también-. Pero la diferencia es que ellos pertenecen a la elite de este país y resuelven sus problemas de otra forma, no como hemos tenido que hacerlo nosotros”.

Los ex prisioneros reciben pensiones inferiores al salario mínimo, lo que va en contra de los convenios internacionales suscritos por Chile en materia de reparación a quienes sufrieron los atropellos cometidos por la dictadura.

María Alicia Salinas sostiene que si bien en un primer momento entendieron que el trabajo de la Comisión de Verdad y Reconciliación iba a enfocarse en los familiares de los detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, con el paso de los años entendieron que en el caso de los prisioneros políticos no se les reconocería su lucha para terminar con el régimen que encabezaba Augusto Pinochet.

“Nos fuimos dando cuenta que a nosotros no se nos iba a reconocer como luchadores sociales y por lo tanto, como dijo (el ex Presidente Ricardo) Lagos, se nos iba a entregar una pensión simbólica y austera, pero simbólica y austera que ni siquiera alcanza el salario mínimo que tiene este país”, insistió la ex prisionera.

Afuera de la Catedral Metropolitana, un grupo de ex prisioneros políticos entregó una carta dirigida al Papa Francisco para que medie en el conflicto ante la nula respuesta de las autoridades a sus demandas.

José Pradenas, vocero de los ex prisioneros en huelga en Santiago, comentó que no van a aceptar bonos para terminar con el conflicto, porque esta no es una negociación colectiva entre un sindicato y una empresa, al tiempo que rechazó la presencia del subsecretario del Interior, Mahmoud Aleuy, en las conversaciones.

“Cuando trabajamos el documento, él lo hizo y luego lo tiró en un cajón y ahí quedó. Eso nos llevó a asumir la huelga de hambre, porque no quiso ningún diálogo y hasta el día de hoy no se ha acercado y ya no queremos hablar con él. Queremos que sean otros, porque la confianza con él ya no existe”, reconoció el dirigente.

La carta dirigida al Papa Francisco la entregaron al Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores, Andrés Moro, quien se comprometió a pasarla al nuncio apostólico en Chile para que vía valija diplomática haga llegar la misiva lo antes posible al pontífice.

Al mismo tiempo, Moro pidió a las autoridades retomar el diálogo y restituir las confianzas para conseguir una salida al conflicto que tiene como protagonistas a gente toda mayor de 65 años.

“Yo creo que primero que todo, hay que acoger sin entrar a impedir el diálogo. Yo creo que lo que más se ha producido, y en Chile lo hemos visto durante los últimos meses, se ha creado desconfianza. Creo que muchas veces las confianzas se han roto en estas mesas que se han abierto para dialogar y queremos de nuevo poner sobre la mesa el espacio de confianza, entendiendo que muchos de los hombres y mujeres que hoy están en huelga de hambre han pedido reiteradas veces mesas de confianza y no han sido acogidas como tal”, precisó el sacerdote.

Fuente: Radio Universidad de Chile

DEJA UNA RESPUESTA