Al Empresariado se le Sigue Desgranando el Choclo con Reforma Laboral

0
36

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, SNA, Patricio Crespo, siguió la senda de su par Jorge Awad, presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF) y marcó distancia de la fuerte crítica que realizó la CPC a la Reforma Laboral. Crespo se desmarcó de la fuerte oposición que mostró la CPC y aseguró que la iniciativa del Gobierno es un “proyecto bien trabajado y no tiene complejidades legislativas”.

 

Aunque se mantuvo crítico ante la eliminación del reemplazo en huelga y aseveró que en algunos casos podría significar “un knockout para la empresa”.

Patricio Crespo aseguró a La Segunda, que mantiene una postura crítica ante la Reforma Laboral, pero que se distanció de una negativa absoluta ante el proyecto. “Es un proyecto bien trabajado y no tiene complejidades legislativas. El gobierno hizo un buen trabajo técnico. A priori, es un proyecto más consistente. Ha habido un trabajo mucho más profundo del gobierno, por lo que se puede esperar un trámite más rápido del Congreso”, dijo, siguiendo la línea de Awad, quien declaró que la Reforma Laboral es “pro Chile y una oportunidad para que el país sea más confiable”.

El líder del mundo de la agricultura aseguró que el proyecto de la reforma “está bien zanjado, y se puede sacar en 6 meses. La motivación es buena, la idea no es mala, el problema son los medios a través de los cuales se materializa”.

En cuanto a las fortalezas de la iniciativa, a su parecer la flexibilización del proceso de negociación es “razonable”, debido a que “se admite una mediación anticipada de la Dirección del Trabajo, no se da la mediación después de acordada la huelga”.

Además, agregó que el punto del la eliminación del reemplazo en huelga le da más “capacidad negociadora de los actores, pero hay que establecer servicios mínimos (…). Esto naturalmente genera una tremenda capacidad de presión que, dependiendo del ambiente, puede significar un knockout para la empresa. En algunas áreas sensibles como la fruticultura, que tiene un momento de cosecha, es muy delicado”.

Aseveró que le preocupa que “la única forma que tienen de negociar (la empresa) es con el sindicato. Se dio un paso muy largo desde la situación actual”. En cuanto al ánimo “prosindical” que han denunciado desde la CPC, Crespo aseveró que “para los sindicalistas esto es la panacea. Esta es una ley, más que pro empleo, pro sindical, y un guiño importante a la CUT y a los dirigentes sindicales.”

DEJA UNA RESPUESTA