Elecciones 2015: El Movimiento Estudiantil en Busca de Líderes

0
296

El “modo elección” ya empezó en el movimiento estudiantil, específicamente en las dos principales universidades del país. Desde comienzos de semana que la Universidad Católica está tapizada de lienzos, carteles y palomas que anuncian a los principales candidatos para suceder a Naschla Aburman, mientras que en la Universidad de Chile ayer se terminaron de inscribir las listas que buscarán el lugar que obtuvo Melissa Sepúlveda el año pasado.

 

Para nadie es un misterio que el 2014 fue el año más complejo para el movimiento estudiantil desde su estallido masivo en 2011. Los estudiantes no fueron agentes activos este año. Descordinaciones, contradicciones en las vocerías y marchas poco masivas fueron la tónica.

Hay distintos análisis que se discuten en el seno del movimiento estudiantil respecto de su fracaso en 2014. Unos responsabilizan a las Juventudes Comunistas y Revolución Democrática, quienes se han adoptado una postura más cercana a la del gobierno desde vocerías como la Cones y la Feuc.

Dejando de lado las marchas -no participaron de la última movilización- a ambas organizaciones se les critica haber facilitado el camino para que la derecha marque la pauta en educación. Con proyectos de ley discutiéndose en la Cámara, fue la Confepa, que agrupa a padres de particulares subvencionados, quien hizo más ruido mediático. Y finalmente, el gobierno modificó el proyecto original, cediendo en puntos como el arriendo de establecimientos o que los sostenedores se fijen su propio sueldo.

Por otra parte, desde el “oficialismo estudiantil” responsabilizan al autodenominado “bloque de conducción” del Confech, integrado principalmente por el Frente de Estudiantes Libertarios (FEL), la Unión Nacional Estudiantil (UNE) y la Izquierda Autónoma (IA), alianza que por primera vez compite en conjunto por la Fech.

Pese a tener la principal vocería, a manos de Melissa Sepúlveda (FEL), al bloque le critican la falta de conducción de un movimiento que durante muchos momentos se vio perdido. Los estudiantes tuvieron caídas significativas, como lo fue su permanencia y posterior bajada del Plan de Participación, con solo una semana de diferencia. Finalmente, terminaron exigiendo una mesa de negociación directa, a la que el gobierno no ha respondido y con una evidente pérdida de masividad en las marchas.

Además, nunca fue un misterio en el movimiento estudiantil que la relación entre las dos principales voceras -Sepúlveda y Aburman- estuvo tensionada desde el comienzo. La representante de la Feuc nunca pudo sacarse de encima el vínculo innegable que tiene su movimiento, el NAU, con Revolución Democrática y los éx líderes estudiantiles Giorgio Jackson (diputado) y Miguel Crispi (asesor del Mineduc).

En la Universidad Católica, la Nueva Acción Universitaria lleva 6 años consecutivos de federación. Lo que más se escucha en los patios de la UC es que la conducción ya está desgastada y que lo más probable es que vuelva al poder la derecha con el Movimiento Gremial. En los debates que han habido hasta ahora ha sido el gremialiasmo quien ha resaltado sobre el resto, dejando al NAU en la incertidumbre. Un triunfo de la derecha significaría también una oposición radical a todas las reformas de la Nueva Mayoría.

Cinco listas compiten por la Feuc y lo esperable es que a segunda vuelta pasen el NAU y el gremialismo. Aunque también aparece con fuerza -desde la derecha- Solidaridad, que ya estuvo a punto de ganar hace unos años. Desde la izquierda, está la plataforma Crecer, que reúne a distintos movimientos como el FEL, la UNE, el Frente de Acción Socialista y Trazo Común, de donde proviene su candidato a presidente. Ellos apuestan a dar la sorpresa, amparados en un sostenido crecimiento en los últimos años y el casi 20% que obtuvieron en las últimas elecciones.

El NAU tiene su gran carta en Alberto Millán, de Periodismo, quien asegura que en el 2014 “se han visto las divergencias en el movimiento estudiantil, pero solo cuando estemos unidos vamos a ser un actor relevante”. “El que se armen bloques dentro del Confech no es bueno”, agrega.

Millán afirma que como movimiento no se van a oponer a ninguna reforma a priori, que el comportamiento de el ministro Eyzaguirre ha sido errático, y que el proyecto de fin al lucro, copago y selección “no es malo, pero tampoco es suficiente”.

Su gran contrincante es Ricardo Sande, ex presidente del Centro de Estudiantes de Derecho y quien lidera la lista gremialista y apuesta al desgaste y poca autonomía que ha tenido el NAU. “No es misterio para nadie que hay asesores del gobierno que fueron del NAU. Eso los incomodó a la hora de enfrentar las reformas”, señala.

La apuesta del MG es ser la voz de la Católica dentro del Confech. “No es la confederación de estudiantes de izquierda, es la confederación de estudiantes de Chile  y faltan otras posturas que no son del centro hacia la izquierda”, anuncia. Sobre la reforma educacional, se declaran en contra de la gratuidad universal en educación superior y al proyecto del gobierno fin al lucro: “No se hacen cargo de la realidad, de que en Chile hay colegios malos. Da lo mismo quien sea el dueño”.

La definición se espera estrecha, considerando que ambos movimientos tuvieron una diferencia de solo 133 votos el año pasado. La votación será el próximo 21 y 22 de octubre.

La nueva alianza vs. las JJCC en la Fech

En la Chile, el FEL, la UNE y la IA replicaron su alianza a nivel nacional y van bajo el nombre de “Somos Fuerza”, con Valentina Saavedra (IA) de Arquitectura, como principal carta.

La candidata a la Fech considera que el movimiento estudiantil logró cosas importantes, pero advierte el escenario para el 2015. “Hoy la reforma está alejándose cada vez mas de las primeras promesas de la Nueva Mayoría y el gran error ha sido no escuchar a los movimientos sociales”, señala.

El triunfo de Saavedra le daría a esta alianza su cuarta presidencia consecutiva, considerando los años de Gabriel Boric, Andrés Fielbaum y Melissa Sepúlveda. “El movimiento necesita una federación que defienda las demandas del movimiento estudiantil en sus términos, no confundiendo intereses de las organizaciones en eso. Y hoy nuestra alianza representa una fuerza que levanta las demandas en los términos que el movimiento lo ha planteado. Nuestra lealtad está ahí y no en otra parte”, afirma, en crítica a la oposición levantada desde las Juventudes Comunistas.

La estudiante Arquitectura no plantea una autocrítica al difícil año que tuvieron los estudiantes: “El movimiento tuvo iniciativa, logró avanzar en demandas históricas y supimos incidir y tener iniciativa en la reforma con las indicaciones de la Fech. Y también estuvimos en las calles. El movimiento estudiantil supo tener la flexibilidad que requería un escenario como este, de poder actuar en los diferentes momentos y aprovechar las oportunidades que habían. Y hemos sabido mantener la autonomía en la conducción”.

Por su parte, Javiera Reyes de Ingeniería Comercial representa la alianza de las Juventudes Comunistas, Juventudes Socialistas e Izquierda Ciudadana.

La militante de la “Jota”, quiere retomar el puesto que le ha sido esquivo a los comunistas desde la vocería de la hoy diputada Camila Vallejo. La lista “Avancemos” apuesta a profundizar la reforma del gobierno y no dar pie a fuerzas conservadoras. “La reforma todavía no está clara y lo importante es entender que si no somos capaces de salir a las calles nuevamente, va a ser realizada por estos sectores conservadores que se oponen a los cambios profundos”, afirma.

También critica la actual conducción de la Fech: “Ha habido una debilidad que da muestra de una conducción que no ha sabido llevar adelante el proceso. Es necesario un cambio en la federación, que tenga incidencia, sea convocante y que salga a conquistar la reforma educacional”.

Pese a las fuerte oposición, Saavedra tiene el favoritismo en esta contienda, considerando que el año pasado la Izquierda Autónoma y el FEL compitieron por separado y lograron las dos primeras mayorías.

Las elecciones Fech serán el lunes 3 y martes 4 de noviembre.

Fuente: El Dínamo

DEJA UNA RESPUESTA