El Hijo de Carlos Larraín Estaba Tan Borracho, que Ahora No Sabe Por Qué Declaró Haber Tomado Piscola y Ponche

0
177

El hijo del senador y presidente de RN, Carlos Larraín, quien está imputado por el atropello con resultado de muerte de Hernán Canales ocurrido el 18 de septiembre pasado en la comuna de Pelluhue, Región del Maule, cambió su declaración y negó haber bebido alcohol antes y después del fatal hecho.

En la declaración, publicada por The Clinic Online, Martín Larraín Hurtado indicó que “no sé por qué el día 20 de septiembre declaré haber tomado unas piscolas y unos ponches”.

Estas palabras las entregó el pasado 10 de octubre pasado ante el Ministerio Público de Cauquenes, pese a que dijo ante el fiscal Juan Pereira Rubio que tras escapar, y en estado de shock, ingirió otros “ponches y unas piscolas”.

En su última declaración, añadió que huyó del lugar porque Sofía Gaete, una de las acompañantes del jeep que atropelló a la víctima, así se lo indicó.

“Me dijo ‘Martín ándate, me quedo con Sebastián Edwards (otro de los acompañantes) te vas a meter en un lío por lo público de tu familia’. Y yo, en estado de shock, me fui. Sofía me dice que me vaya varias veces”, dice en la declaración.

Incluso, Larraín Hurtado afirmó que se quedó 25 minutos junto a Canales que -a su juicio- estaba aún con vida. Esto porque emitía “sonidos guturales” y no presentaba lesiones externas, según el hijo del senador de RN.

Eso sí, sus dichos se contradicen con el informe del Servicio Médico Legal (SML), que estableció que la víctima no pudo haber sobrevivido esa cantidad de tiempo tras ser arrollado.

Además, confesó que estuvo en contacto con Gaete y Edwards cuando ellos realizaron la primera confesión del hecho ante Carabineros. “Sofía me dice que me espere un poco y yo me devolví donde la esperé hasta que llegó”, dijo. Los dos amigos están imputados por “obstrucción a la investigación”.

“Mis condiciones físicas eran normales, me encontraba bien despierto, animado, normal”, dijo sobre su estado previo al accidente.

DEJA UNA RESPUESTA