El Gol de Mediacancha con la Herencia de Pinochet

0
648

El ministro en visita Manuel Valderrama autorizó levantar el embargo sobre el depósito de 2 millones 602 mil dólares que mantenía el fallecido ex dictador Augusto Pinochet en el Banco de Chile. Por más que se diga que la medida apunta a cancelar a la Tesorería de la República las contribuciones de los 23 inmuebles que heredó la familia del general Pinochet, lo cierto es que se trata de un nuevo paso en la estrategia judicial que busca legtimar esa herencia, y por tanto, un nuevo capítulo de la escandalosa impunidad que ha protegido al clan Pinochet.


Se trata de los dineros incautados por la orden judicial cuando se inició la investigación por el origen de la fortuna de Pinochet en el caso de los dineros depositados en el Banco Riggs.

La decisión del juez se dirige exclusivamente para pagar a la Tesorería General de la República las contribuciones de los inmuebles a nombre del general Pinochet y su esposa Lucía Hiriart. Son 12 propiedades en la región de Valparaíso, 7 en Iquique y 4 en Vitacura.

Por lo mismo, el abogado del Consejo de Defensa del Estado, Rodrigo Reyes, explicó que el CDE no estimó necesario apelar, dado que muchos de esos fondos deberán retornar al Fisco.

“Se trata de fondos que están destinados a solventar algunos gastos, incluso, gastos fiscales de las propiedades. El Consejo ha venido allanándose a este tema solamente para ese pago, para efectos de pagar el impuesto territorial, pero no para otros fines “, expresó.

Una vez que se liquiden los dineros de este pago, los montos que sobren seguirán bajo embargo judicial.

Las casas, fundos y departamentos están ubicados en La Dehesa, Vitacura, Reñaca, Viña del Mar, Iquique, El Melocotón y otros sectores del país que fueron comprados «con el sueldo de militar» del dictador.

El pasado agosto, luego de nueve años de investigación, se cerró el denominado «caso Riggs», que investigó el origen de parte de la fortuna del dictador, sin responsables de ninguno de los miembros de su familia Pinochet, aunque hay 17 millones de dólares que no han podido ser justificados. La causa sostenía una presunta malversación de fondos, pago de coimas por ventas de armas, cobro de comisiones por adquisición de material bélico.

Según la información que se maneja del caso, desde 1989 a diciembre de 2002 el dictador habría utilizado diversas cuentas de bancos extranjeros, las que se habrían ocupado para transferir dinero hacia otros destinos, incluidos los llamados paraísos fiscales.

Cabe señalar que todo el movimiento de dinero se realizó sin precedentes, lo que mantiene hasta la fecha el incierto de cómo se originó la fortuna que mantiene a la familia dentro de la elite del país.

Ahora, la justicia chilena en voz del juez Manuel Valderrama, autorizó levantar temporalmente el embargo sobre parte de riqueza del fallecido dictador, para pagar los impuestos de 23 propiedades que están a nombre del fallecido general y su familia.

Específicamente se trata de un depósito de 2,6 millones de dólares que Pinochet mantenía en el Banco de Chile. Este dinero había sido incautado desde el inició de la investigación del denominado caso Riggs, luego de que se descubriera que mantenía numerosas cuentas secretas en el Riggs Bank de Estados Unidos y otras entidades financieras.

«Esto dio un giro aquí en Chile, no vale sorprenderse, pues no es la primera vez que pasa. Pero, no quiere decir que se libere completamente, ellos van a pagar, deben pagar. Sin embargo, hay que señalar que todo esto también tiene incidencia, obviamente, en los demás juicios que están pendientes», señaló a Cambio21 el abogado querellante, Alfonso Insunza.

«Creo que la justicia chilena está un poco perdida. Se supone que después de la detención de Pinochet en Londres había quedado claro que todo había sido de forma irregular y que tendría que haber sido tratado con frialdad y, por sobre todo, debía marcar el término de los privilegios y mostrar transparencia. Pero con esto nos encontramos nuevamente con el funcionamiento cable, es decir que la justicia va para un lado y que en algún punto se vuelve para el otro», manifestó a Cambio21 la presidenta de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, AFDD, Mireya García.

Las casas de Pinochet

Siete de esas son propiedades departamentos en Iquique; diez se encuentran en la Región de Valparaíso, donde se contabilizan departamentos en el Jardín del Mar, Reñaca y el fundo de Los Boldos a 40 kilómetros del balneario de Santo Domingo, en Bucalemu; y seis más en la Región Metropolitana, específicamente en los exclusivos barrios de Vitacura y La Dehesa; una de esas propiedades se ubica en calle Los Flamencos donde pasó sus últimos meses de vida Augusto Pinochet y se contabiliza además la propiedad-fundo de El Melocotón en el Cajón del Maipo, hoy arrendada a una universidad.

«Esto nos pone en una nueva fecha de suspenso. Obvio que pareciera ser una regalía hacia la familia, que siguen disfrutando los bienes, porque Pinochet hacía lo que quería. No olvidemos que ellos también tienen responsabilidad -sobre todo en el traspaso de fondos en cuentas de bancos extranjeros-«, indicó el abogado Insunza.

Justicia bipolar

Para algunos parece irónico que los familiares de quien estuvo a la cabeza del derrocamiento de Allende y de los miles de asesinatos y desapariciones que envuelven el periodo de dictadura, siga recibiendo protección de los tribunales nacionales.

«Tengo que suponer que los jueces lo habrán resuelto con el rigor de derecho que corresponde. El sentido común me invita a que ojalá no se hubiera levantado este embargo. Y para que decir el anhelo de justicia que uno sabe que debe pagar por los tremendos horrores que cometieron el tirano y sus aliados. Pero aquí yo me imagino cómo deben estar indignados, no solamente los familiares de las víctimas de la dictadura, sino también los presos militares que hicieron fe en Pinochet y que hoy día están en la cárcel pagando los crímenes que él ordenó. Deben sentir indignación de cómo el tirano se enriquecía mientras ellos cumplían sus ordenes criminales», manifestó a Cambio21 el diputado PPD, Patricio Hales.

Con indignación y recelo escuchó la noticia la dirigente de la AFDD Mireya Garçia. Para quien conoce desde adentro el dolor por las atrocidades que cometieron los que siguieron las órdenes de Pinochet, es difícil creer los fallos que ha emitido la justicia, asegura, son contradictorios y que carecen de lógica.

«Por un lado han estado en la búsqueda de los responsables y desde otro punto están levantando un embargo que tenía testigos admitidos, permitiendo que la familia pueda hacer uso de esa fortuna, es absurdo. Siguen saliendo airosos, cuando todos sabemos que acá la concepción de esa riqueza y patrimonios es absolutamente poco clara», agregó.

Finalmente, el parlamentario PPD, expresó:

«No tengo argumentos jurídicos para objetar. No me atrevería a decir que la justicia está defendiendo los bienes de Pinochet. No me gusta el fallo, porque mi anhelo en relación a alguien que se ha enriquecido indudablemente de forma ilegal, puesto que ningún militar en la historia de Chile ha logrado la riqueza que tiene él, por tanto es evidente que esto tiene que haber sido dinero mal habido».

Carmen Hertz: Vuelve a consolidarse la impunidad del clan Pinochet

La abogada de derechos humanos Carmen Hertz criticó en radio Cooperativa, la decisión del ministro en visita del caso Riggs, Manuel Valderrama, de alzar el embargo de 2,6 millones de dólares de la familia de Augusto Pinochet para que ésta pague el impuesto territorial de los 23 terrenos que posee en Iquique, Valparaíso, Viña del Mar, Santo Domingo, Quintero, Lo Barnechea y Vitacura.

«Yo disiento derechamente de una decisión de este tenor. Ya desde que el ministro Carlos Cerda no tuvo la causa en sus manos -puesto que la defensa de Pinochet utilizó todas las argucias y recursos para sacar al ministro Cerda de esa causa- ésta se empantanó y se cerró sin ningún miembro del clan Pinochet procesado», recordó Hertz.

«Resulta grotesco que el poco dinero que había a través del embargo -porque no es mucho en relación con el enriquecimiento ilícito del general Pinochet- para que el Fisco pudiera en parte resarcirse de los robos y latrocinios y malversación de caudales públicos que Pinochet cometió, se alce para que la familia Pinochet pague las contribuciones de los inmuebles», dijo la jurista.

En opinión de la abogada, esto muestra que «la impunidad vuelve una y otra vez a consolidarse respecto a Pinochet y su parentela (…) El ciudadano común sabe que lo que se está haciendo es una injusticia, que se está vulnerando el derecho que tenemos todos a ser tratados igualmente y, sobre todo, el derecho que este país tiene para saber en cuántos millones de dólares se enriqueció ilícitamente Pinochet, la trama que creó para poder enriquecerse y, en definitiva, que parte de ese dinero vuelva al Fisco».

«Se le restituye dinero a la familia Pinochet, que es tan pobre que no puede pagar las contribuciones con dinero propio, sino con el dinero embargado en la causa», criticó Hertz, quien dijo no tener duda de que el dinero robado «está en los bolsillos de su parentela (de Pinochet). Se creó ahí una red de empresas offshore, de depósitos, de cuentas secretas. Por cierto que ese dinero no se evaporó en el aire, está en los bolsillos de su parentela y de quienes fueron sus cómplices».

DEJA UNA RESPUESTA