Dramático Vuelco: Con Autopsia Falsificada Intentaron Encubrir que Con Atención Oportuna, Atropellado por Hijo de Senador Larraín Hoy Estaría Vivo

0
222

Luego de que  la parte querellante solicitara  la exhumación del cuerpo de Hernán Canales, fallecido al ser atropellado por Martín Larraín, hijo del senador Carlos Larraín, la madrugada del 18 de septiembre, una autopsia en la que participó el perito Luis Ravanal estableció que las lesiones que presentaba el hombre de 39 años eran tratables y recuperables de haber recibido oportuna asistencia. Don dinero, como sabemos, es un poderoso caballero. Por tanto, probablemente por su intermedio, se intentó encubrir este hecho, que agrega dolo a la de suyo inconcebible y cobarde conducta de Martín Larraín después del accidente, mediante una falsificación de la autopsia. El autor material de la falsificación de la primera autopsia, el legista Mario Peña y Lillo, reconoció el hecho y presentó su renuncia al Servicio Médico Legal.

El perito Luis Ravanal también descartó que el cuerpo de Canales  haya sido intervenido con anterioridad para realizar la necropsia correspondiente, hecho por el cual el Ministerio Público abrió una causa penal, ante una primera autopsia, informada por el médico forense Mario Peña y Lillo,  que no se realizó.

El perito señaló:

”Pudimos establecer, entonces, que el procedimiento anterior era absolutamente falso, ya que además se concluyó que el cráneo nunca se abrió, al igual que todos los otros órganos”.

En el informe de Peña y Lillo se establece que “las lesiones encontradas en la necropsia son recientes” y que por tanto “aún con socorros médicos oportunos y eficaces era imposible salvar su vida”.

Luis Ravanal, en cambio y tras realizar un procedimiento en el Servicio Médico Legal de Cauquenes en presencia de representantes de la parte querellada, reafirmó que si bien “las lesiones eran graves, todas podrían haber sido tratadas, ya que incluso los órganos vitales como el cerebro y el corazón estaban intactos”.

Ravanal agregó:

”Tampoco se hallaron perforaciones en los pulmones como aparece en el primer informe, lo que en términos concretos demuestra que el señor Canales podría haberse salvado de haber recibido auxilio. No sólo faltó a la verdad conmigo, sino también ante la Fiscalía cuando declaró en la investigación”.

Como probablemente la conducta de Peña y Lillo no obedece a la chambonada, habría que establecer quién le pagó, y cuanto. Ese es, ahora, el meollo del asunto.

Legista renuncia al SML y admite haber hecho autopsia poco acuciosa

El médico legista Mario Peña y Lillo renunció ayer al Servicio Médico Legal (SML), reconociendo haber realizado un procedimiento poco acucioso en la primera autopsia a Hernán Canales, víctima de Martín Larraín, hijo del senador Carlos Larraín.

Esto tras verificar incongruencias entre el primer procedimiento del SML y el segundo.

Ayer, el fiscal nacional, Sabas Chahuán, dijo que “puede que haya una autopsia mal hecha, una autopsia incompleta o, a lo mejor, no hubo autopsia. Es materia de la investigación”.

La Fiscalía Regional del Maule inició una investigación paralela entorno al Caso Larraín, luego que durante el segundo procedimiento de autopsia desarrollado este lunes, se detectaran claras incongruencias entre las características del cadáver y su descripción expresada en el primer informe forense.

Según explicó el vocero de la Fiscalía Regional Roberto Navarro, el fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme, asumirá la indagatoria para determinar las presuntas responsabilidades y eventuales delitos.

“Por disposición del Fiscal Regional, Mauricio Richards, se abrió una investigación con el fin de esclarecer esta diferencia que existiría entre el informe practicado en primera instancia y el de hoy lunes”, dijo Navarro.

El pasado 18 de septiembre, Martín Larraín protagonizó un accidente de tránsito que costó la vida a Hernán Canales.

En el marco de la indagatoria penal que encabeza el fiscal jefe de Cauquenes, Juan Pablo Pereira, un perito del Servicio Médico Legal de Linares, llevó a cabo la autopsia de rigor del cuerpo y despachó un informe forense en el que describía causa de muerte y peritajes realizados al cuerpo.

Sin embargo, la familia de la víctima, solicitó a la Fiscalía la realización de un segundo protocolo de autopsia, a lo que accedió la institución y dio curso tras la respectiva autorización del Tribunal de Chanco.

Este lunes la perito Viviane Bustos, del SML de Santiago, se trasladó hasta Cauquenes para realizar lo solicitado, donde participaron especialistas privados contratados por la parte querellante y la defensa.

Los primeros informes de la segunda autopsia practicada a Hernán Canales, la víctima fatal que fue atropellada en Curanipe por el hijo del presidente de RN Carlos Larraín, Martín Larraín Hurtado, dejan entrever que su cadáver no fue sometido a este tipo de examen anteriormente, pese a que el Servicio Médico Legal emitió un informe al respecto.

Esto luego que durante se realizara la autopsia, la cual fue solicitada por los familiares de Canales. En el examen, participaron una médico forense del SML de Santiago como perito de la Fiscalia y dos médicos más en representación de la víctima y del imputado.

Según señaló el perito forense Luis Ravanal a Radio ADN:

“Pudimos comprobar que todo lo que se describió en la autopsia original no corresponde a tal situación. Específicamente pudimos comprobar, que es algo realmente dramático, que las descripciones incorporadas en el informe de autopsia no son tales, porque nunca fueron explorados los órganos. En circunstancias que pudimos comprobar que nunca fueron abiertos, nunca fueron explorados. Por lo tanto, toda esa serie de lesiones no se ajustan a los hallazgos porque evidentemente nunca se pudo haber establecido lesiones”.

“Queda cuenta de una autopsia que nunca se practicó, nunca se llevó a cabo en la forma como se presenta y como se describe en el informe de autopsia. Evidentemente eso es una falta, sin duda, gravísima y hasta cierto punto escandalosa”, aseguró el profesional.

Respecto al mismo tema, el vocero de la Fiscalía Regional del Maule, Roberto Navarro, afirmó que con la segunda autopsia se busca “recoger información científica a través de esta diligencia, como la determinación de la dinámica del accidente y otros eventuales hallazgos de interés criminalístico como por ejemplo el tiempo de sobrevida o lo relacionado con los auxilios médicos que pudieran haberse dado a la víctima”.

Fiscalía anuncia investigación paralela por Caso Larraín

La Fiscalía Regional del Maule informó además la apertura de una investigación paralela en torno al Caso Larraín, luego de incongruencias detectadas en la segunda autopsia a Canales.

“Por disposición del Fiscal Regional, Mauricio Richards, se abrió una investigación con el fin de esclarecer esta diferencia que existiría entre el informe practicado en primera instancia y el de hoy lunes”, dijo Navarro.

Al respecto, la perito del SML Viviane Bustos, manifestó al fiscal de Cauquenes Juan Pablo Pereira sobre la existencia de antecedentes que no dicen relación con el primer informe de autopsia, poniendo en duda la ejecución de algunas diligencias supuestamente practicadas y que a vista de los expertos, nunca se ejecutaron.

Por este motivo, se dispuso la apertura de una nueva investigación para esclarecer los hechos la cual quedó a cargo del fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme.

PDI allanó oficinas del SML de Parral por autopsia en caso Larraín

El fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme, confirmó que en horas de la tarde del lunes, junto a personal de la PDI, ingresó hasta las dependencias del Servicio Médico Legal (SML) de esa comuna con el fin de incautar fichas y el computador del servicio.

La diligencia se enmarca en la investigación de oficio iniciada luego de que fuera solicitada por el fiscal regional Mauricio Richards a fin de establecer posibles responsabilidades penales en torno a la incongruencia que presentan la primera autopsia realizada al cuerpo de Hernán Canales Canales quien fue atropellado por Martín Larraín Hurtado, hijo del senador Carlos Larraín, el pasado 18 de septiembre en el sector de Curanipe.

La segunda autopsia al cuerpo efectuada tras la exhumación efectuada ese lunes permitió constatar a los peritos que diligencias que fueron plasmadas en el primer informe simplemente no se ejecutaron.

A causa de estas irregularidades que se investigan el director nacional del SML, Patricio Bustos, pidió la renuncia del perito que efectuó los primeros exámenes, Mario Peñailillo, quien posteriormente reconoció que el procedimiento “no se hizo del todo bien”.

DEJA UNA RESPUESTA