Detienen a Tres Sospechosos por Bombazo en el Metro Escuela Militar

0
210
operativo bombazo

En  La Pintana, La Granja y San Bernardo fueron detenidos tres presuntos autores de la colocación de bomba en la galería Subcentro de la estación de metro Escuela Militar que el pasado lunes 8 de septiembre detonó dejando heridas a 14 personas. En las próximas horas el imputado será puesto a disposición de la justicia bajo la Ley Antiterrorista, que fue invocada por el gobierno tras el atentado.

 

El operativo fue encabezado por el  fiscal regional, Raúl Guzmán; el jefe de Crimen Organizado, Héctor Barros, y el fiscal con dedicación exclusiva, Christian Toledo. Se trató de un sigiloso procedimiento policial que involucró a tres domicilios y que se llevó a cabo este jueves 18 de septiembre a las 2.30 de la madrugada e involucró a más de 200 efectivos de carabineros.

La detenciones se aceleraron después de que carabineros obtuviera información fidedigna respecto a que podrían registrarse nuevos ataques en esta jornada, durante el Te Deum en la Catedral Metropolitana, y mañana viernes en La Elipse del Parque O’Higgins, con ocasión de la Parada Militar.

Según la Fiscalía Sur uno de los sujetos habría sido identificado a través de las cámaras de seguridad y estaría ligado a otros tres bombazos, entre ellos el artefacto que estalló en julio en el Metro Los Dominicos y en la Primera Comisaría de Santiago y en  un cuartel de la policía uniformada en El Bosque en agosto pasado.

La investigación hasta ahora da cuenta de que el detenido pertenecería a células anarquistas que siguen la corriente insurreccionalista. Su identidad se mantiene el reserva, pero se sabe que había sido detenido  antes por el delito de desórdenes públicos junto a Iván Silva, el hermanastro de Carla Verdugo, pareja del lautarista Juan Aliste Vega, quien fue condenado recientemente a una pena de 42 años de presidio efectivo por la muerte del cabo Luis Moyano.

La tesis de los investigadores hasta ahora liga el bombazo con la confirmación de sentencia de Aliste Vega.

Un domicilio en La Pintana fue el escenario elegido para aprehender a quien -según la policía y el Ministerio Público- es el individuo que instaló el artefacto detonado el lunes 8 de septiembre en la galería Subcentro, aledaña a la estación de Metro Escuela Militar, que dejó 14 personas heridas.

La hipotesis de los investigadores surgió del análisis de antecedentes y de cámaras de seguridad, que permitió ligar al sospechoso con otros tres bombazos, entre ellos el que habría sido el preludio del 8-S.

Células anarquistas

Según las primeras informaciones policiales, la persona detenida en el sector sur de la Región Metropolitana sería, además, quien colocó un artefacto que el 12 de julio estalló en un vagón del Metro de Santiago, cuando aún el tren subterráneo realizaba servicios en estación Los Dominicos.

También se sospecha su participación en estallidos registrados en la Primera Comisaría de Santiago y en otro cuartel de la policía uniformada en El Bosque en agosto pasado.

El sujeto pertenecería a células anarquistas que siguen la corriente insurreccionalista. Diversos antecedentes aportados por los fiscales Barros y Toledo hicieron que la justicia visara esta orden de detención y se ejecutara en las últimas horas bajo completo sigilo.

El individuo, cuya identidad se mantiene en reserva, había sido detenido ya antes por el delito de desórdenes públicos junto a Iván Silva, el hermanastro de Carla Verdugo, pareja del lautarista Juan Aliste Vega, quien fue condenado recientemente a una pena de 42 años de presidio efectivo por la muerte del cabo Luis Moyano en octubre de 2007 y otros dos atracos.

En las próximas horas el imputado será puesto a disposición de la justicia bajo la Ley Antiterrorista. Aún se evalúa la ampliación de su detención para ser formalizada la indagatoria que lo sindica como el responsable de los atentados.

Nueva camada

Informaciones preliminares sindican al sospechoso como miembro de una «nueva camada de anarquistas» que comenzaron a operar en la capital y que son seguidores del insurreccionalismo, corriente extrema que busca desestabilizar al Estado por medio de la violencia.

Sus rasgos habrían sido captados y cotejados por cámaras de seguridad tanto en el atentado en Los Dominicos como en las comisarías de Carabineros y en la galería Subcentro.

Su vínculo con el cuñado de Aliste Vega daría cuenta de que el móvil para atacar el 8 de septiembre fue la lectura de la sentencia que rechazó el recurso de nulidad solicitado por tres ex miembros del grupo Lautaro.

Ese día, una hora después que las sentencias quedaran firmes, el sujeto habría llegado hasta el centro comercial vestido gafas, bufanda y un gorro, para después colocar en un basurero el artefacto explosivo.

El estallido, según los peritajes, se produjo cerca de 20 minutos después de que el sospechoso instaló la bomba. La detonación hirió de gravedad a una funcionaria de aseo que efectuaba labores en el centro comercial, causándole lesiones que determinaron la amputación de uno de sus dedos.

Fiscalía no descarta que haya más involucrados en atentados terroristas y continúan las diligencias

Esta mañana continúan los operativos en el marco de la investigación por los atentados terroristas, que esta madrugada arrojaron a dos hombres y una mujer detenidos como presuntos autores materiales e intelectuales de los ataques en las estaciones de Metro Los Dominicos y Escuela Militar, en agosto y comienzos de este mes, en la capital.

El antecedente fue entregado por el fiscal regional Sur, Raúl Guzmán, tras mantener una reunión extraordinaria con el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Peñailillo, en la que también participó el General Director de Carabineros, Gustavo González.

«Se están realizando diligencias y vamos a acotar todas las líneas investigativas a efectos de determinar si hay otras personas responsables de estos hechos. Nuestro país no ha vivido ni merece vivir bajo el temor de este tipo de actos», dijo enfático.

En esa línea, Guzmán confirmó que existe prueba científica –que serían restos orgánicos e inorgánicos-, sumadas a evidencias adicionales, que darían cuenta del nexo entre los arrestados y los ataques explosivos.

Por su parte el ministro Peñailillo agradeció a los equipos del Ministerio Público y Carabineros por el trabajo realizado durante estas semanas.

«Hemos recibido con satisfacción la noticia de la detención de tres presuntos participantes en los actos terroristas de los últimos meses.  Vamos a seguir trabajando con la misma energía para que estas personas que han atentado contra chilenos inocentes estén como ya ha sucedido en manos de la justicia», señaló el jefe de Gabinete.

«Célula anarquista acotada»

El fiscal nacional, Sabas Chahuán, confirmó que se los detenidos conforman una «célula anarquista acotada», tras ser consultado a su llegada a la Catedral Metropolitana.

«Se están haciendo diligencias que son muy importantes para refrendar en tribunales los antecedentes. Se trata de una célula anarquista acotada, que tiene algunos vínculos, pero las diligencias continúan», sostuvo el máximo jefe persecutor.

Chahuán no dudó en calificar el procedimiento como «exitoso» y destacó el trabajo coordinado entre el Ministerio Público y las policías para llevar a cabo la identificación, ubicación y arresto de los tres presuntos implicados.

Peñailillo: “Vamos a seguir trabajando para que estas personas estén en manos de la justicia”

En una conferencia conjunta con el fiscal regional Raúl Guzmán y con el general director de Carabineros Gustavo González Jure, el ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, confirmó la detención de tres individuos presuntamente implicados en el bombazo en el Metro Escuela Militar que el pasado 8 de septiembre dejó 14 heridos.

El titular de Interior partió agradeciendo al fiscal Guzmán y al Ministerio Público por la “dedicación y trabajo realizado gracias al que han logrado tener resultados muy positivos”.

“Vamos a seguir trabajando para que estas personas que han atentado contra chilenos inocentes estén en manos de la justicia. No me queda más que felicitar y agradecer y, por supuesto, que hay que seguir trabajando en esta materia para saber todas las personas que en estos años han estado detrás de estos atentados”, dijo el ministro.

Por su parte el fiscal Guzmán dijo que los detenidos son parte de una célula “compacta y hermética”. Sin embargo, declinó entregar mayores antecedentes debido a que son parte de la carpeta investigativa.

“Quedan diligencias por realizar. Vamos a una etapa de juicio oral y esperamos una sentencia condenatoria con penas altas. Nuestro país no merece vivir bajo el temor de este tipo de actos. Vamos a agotar todas las líneas investigativas”, dijo el persecutor, quien también felicitó el trabajo realizado por el equipo investigador y dijo que hay pruebas científicas que vinculan a los detenidos.

En la misma línea se pronunció el general director de Carabineros, Gustavo González Jure: “Aquí hubo un equipo multidisciplinario. Se hizo un trabajo conciente. Este resultado no es producto del azar. Hubo ciencia aplicada”.

DEJA UNA RESPUESTA