Denuncian Ilegalidad de Central Bocamina II

0
262

El senador Alejandro Navarro, integrante de la Comisión de Medioambiente, sostuvo que la central termoeléctrica Bocamina II de Coronel está funcionando ilegalmente  y debe paralizar por desacato. El tema saltó a la palestra luego que tres pobladores cumplieron 27 días arriba de la chimenea, en protesta por la contaminación que ha generado en el lugar.

En su opinión, a la Termoeléctrica Bocamina de Endesa “se le vienen encima días difíciles, acorralados por la Superintendencia de Medio Ambiente y la lucha de los tres valientes de la chimenea, que llevan 27 días en las alturas”.

Tras afirmar que se viene una semana clave en el plano jurídico e institucional, el senador del MAS e integrante de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro,  indicó que “junto al destacado abogado ambientalista, Lorenzo Soto, con quien desde el año pasado hemos llevado adelante una ofensiva judicial contra Bocamina, hemos ratificado que Endesa opera su proyecto de optimización de fase III, violando la sentencia de la Corte Suprema que ordenó su evaluación ambiental. Esto, tal como lo denunciamos, amerita el cierre del proyecto y la prisión por desacato de sus ejecutivos”.

El legislador además indicó que durante los próximos días, los abogados Dámaris Hernández y Adolfo Ortega, realizarán alegatos en la Corte de Apelaciones de Concepción, “por los tres del cañón que en protesta siguen con su legítima demanda de solución habitacional para salir del radio contaminante a la cual la central de energética adrede los tiene condenados a vivir”.

A juicio de Navarro, “desde de la fachada misma de la Termoeléctrica Bocamina, lo que enfrentamos es literalmente a un gigante, un monstruo abusivo, que opera desencadenado y en la ilegalidad”. Y de paso se refirió al informe de  la Superintendencia de Medio Ambiente y que reformuló cargos contra el funcionamiento de Bocamina II.

“No cuenta con obra de descarga de líquidos del sistema de refrigeración a 30 metros de la orilla de la playa. Superó el límite de emisiones de monóxido de carbono. El sistema de desulfurización está inoperativo y hay fallas en el cierre acústico perimetral y en emisión de ruidos molestos”, enumeró.

El senador recordó:

“En febrero y marzo, apenas supimos de la varazón de langostinos y otras especies hidrobiológicas, concurrimos a chequear en terreno la catástrofe y fuimos testigos directos de ella, cuando con nuestras manos podíamos rescatar desde el ducto de la Termoeléctrica la flora y fauna moribunda que era expulsada. Hoy la Superintendencia de Medio Ambiente nos da la razón: corrobora que la Termoeléctrica Bocamina posee falencias tecnológicas que posibilitan el ingreso masivo de recursos marinos al sifón de aguas de refrigeración, sin encargarse de las fallas”.

“Lo peor”, como lo catalogó el legislador de la Región del Biobío, “es que aparte de los incumplimientos de Endesa en proporcionar la información oportuna al organismo fiscalizador, ha caído en un desacato a la Justicia que es del todo grave: un informe de la SMA de fecha 26 de noviembre de este año nos ratificó que el proyecto de optimización de Bocamina que el 2009 Endesa emprendió, y que fue rechazado por la Corte Suprema, hoy resulta que está en funciones y sin un Estudio de Evaluación Ambiental. Creemos, por tanto, que a la luz de esta información y de las diligencias que llevamos junto a Lorenzo Soto, la termoeléctrica tendrá que cerrar y condenar a sus ejecutivos a la cárcel”.

Por último, el parlamentario del MAS anunció que “estamos gestionando que para uno de los próximos días junto a representantes de vecinos coronelinos de La Colonia, estemos frente a frente con la gerencia central de Endesa ubicada en Santiago, hecho que esperamos ayude a concretar la tan necesaria mesa de diálogo. Si este fin es rechazado, como ha ocurrido en todo este tiempo, entonces acudiremos a instancias internacionales de presión y que serán amparadas por la OCDE”.

DEJA UNA RESPUESTA