Denuncian Desarticulación del Sistema Público de Salud Para Traspasar Recursos a Prestasdores Privados

0
295

Frente al proyecto impulsado por el gobierno empresarial de Sebastián Piñera para la creación de hospitales clínicos en la Región Metropolitana, con un claro perfil de administración privatizadora, el diputado Guillermo Teillier, denunció en la Cámara de Diputados, a nombre de la Bancada del Partido Comunista e Izquierda Ciudadana, que se trata de un proyecto que busca desarticular los servicios públicos, con el fin de crear condiciones para traspasar cuantiosos recursos públicos a prestadores privados.

 

 

Indicó que “se trata de un Proyecto que puede ser calificado como uno de los tantos proyectos destinados a debilitar y descomponer los Servicios estatales, a crear mejores condiciones para el traspaso de los fondos públicos al Sector privado, a precarizar la estabilidad en el trabajo”.

Enfatizó que “en síntesis, podemos afirmar que se trata de un Proyecto dirigido a reforzar el desarrollo del modelo neoliberal en la salud”.

Teillier planteó que este tipo, por el contrario, “debe apuntar a fortalecer la salud pública, garantizar los derechos y las buenas condiciones laborales de los trabajadores de la salud y dar una atención digna y de calidad a la población”.

Agregó que “introduciendo factores de privatización y traspasando fondos públicos al sector privado de salud, no se van a resolver los problemas de buena atención en salud para la población”.

El diputado explicó que la propuesta del gobierno “tiende a profundizar la desarticulación del Sistema Público de Salud y el debilitamiento del rol del Ministerio de Salud, al negarle al Ministerio del ramo y a los Servicios de Salud que son sus proyecciones territoriales, las atribuciones rectoras sobre los nuevos Hospitales, a diferencia de lo dispuesto respecto a todos los demás Hospitales del Sistema, incluso los autogestionados”.

Guillermo Teillier planteó:

“El Proyecto niega la función rectora del Ministerio al establecer las relaciones de dependencia y subordinación de estos Hospitales directamente con el Presidente de la República, a diferencia de lo que sucede con los demás establecimientos del Sistema, subordinados y dependientes del Ministerio de Salud a través de los respectivos Servicios de Salud”.

A nombre del PC y la IC, el parlamentario sostuvo que “al estipular que los nuevos Hospitales mantendrán relaciones sólo de ‘coordinación’ con los Servicios de Salud y no de subordinación, como es la regla respecto a todos los demás Hospitales del Sistema, que están obligados a cumplir las instrucciones que imparta la instancia ministerial superior. Como es obvio, la coordinación” no garantiza que se lleve a la práctica lo que la autoridad sanitaria estime necesario, en razón de las distintas urgencias y requerimientos”.

Teillier insistió que este nuevo proyecto para hospitales clínicos en la Región Metropolitana “favorece  el  incremento  del  traspaso  de fondos fiscales al Sector Privado de Salud”.

El diputado comunista argumentó:

“Todos los Hospitales del Sistema están facultados actualmente para transferir al Sector Privado, vía ‘compra de servicios’, hasta el 20% de su presupuesto para acciones asistenciales, pero no ‘deben coordinarse con los establecimientos privados para cumplir con sus funciones’, como estipula el Proyecto. En el caso de los dos nuevos Hospitales, como se les encomienda la atención de una masa de beneficiarios, exageradamente superior a la que técnicamente les es posible atender, se verán, sin duda, forzados a recurrir a ‘establecimientos y entidades de derecho privado’ y a traspasarles los recursos que corresponda, para lo cual el Director Ejecutivo estará ampliamente facultado.

En el caso de requerir de camas de Cuidados Intensivos (UCI) por ejemplo, dado que los proyectos arquitectónicos de los dos Hospitales no consideraron ese tipo de camas y al déficit de ellas en el Sistema Hospitalario Público de la Región Metropolitana, se verán seguramente obligados a comprar servicios a los establecimientos privados para el efecto”.

Respecto a la situación que enfrentarán los profesionales, técnicos y trabajadores del sector con estos dos hospitales, Guillermo Teillier expresó:

“El problema es que el Servicio de Salud Metropolitano Central continuará con la misma carga de trabajo administrativo, incluso incrementada, ya que el Centro de Referencia será reemplazado por el Hospital, como institución con la cual ‘coordinarse’, con la diferencia de que el Hospital será una unidad asistencial bastante más compleja que el Centro”.

Añadió:

“En la actualidad y según las instancias gremiales, el Servicio tiene carencia de personal. Es obvio que en las condiciones descritas, una disminución de funcionarios  probablemente significativa, incrementará fatalmente las carencias. Ello, como es inevitable, debilitará la estructura y el rol del Servicio de Salud. Carencias que no podrán ser compensadas por nuevas contrataciones”.

El diputado del PC planteó también que “el Proyecto precariza la estabilidad en el trabajo.”, e indicó que el plan del gobierno “estipula el traspaso de funcionarios del Centro de Referencia de Maipú al nuevo Hospital, pero no indica que todos serán traspasados. Pone en duda derechos adquiridos de los trabajadores de planta que sean trasladados. Al cargo de planta se accede generalmente por concurso interno y es difícil de obtener”.

 

DEJA UNA RESPUESTA