Misterio Resuelto: Por Qué los Decapitados por Estado Islámico Lucen Tranquilos y Relajados

0
180

Uno de los aspectos más enigmáticos de los brutales asesinatos del Estado Islámico es el talante tranquilo que muestras las víctimas de decapitaciones, incluso instantes antes de que yihadista John les separe la cabeza del tronco a cuchillo. Un combatiente que logró fugarse, y que mediaba de traductor en esos supremos momentos de espanto, reveló lo que sucedía: los rehenes eran sometidos a numerosos simulacros de decapitación y no sabían cuándo estaban a punto de morir. Además confiesa que él mismo les decía que no les iban a hacer daño para que aparecieran tranquilos en los vídeos, que eran sólo para la propaganda.

 

El traductor, que se presenta como ‘Saleh’, ha dicho en una entrevista a Sky News que fue contratado por el grupo extremista Estado Islámico para convencer a los rehenes extranjeros de que estaban a salvo antes de ser asesinados en vídeos por Mohammed Emwazi, un radical de 26 años conocido como ‘el yihadista John’.

Saleh debía decir a las víctimas que no les iban a hacer daño, que eran solo ‘huéspedes’ del Estado Islámico.

Los rehenes no eran conscientes de que estaban a punto de perder la vida, ya que habían sido sometidos a numerosos simulacros de ejecución y tenían una falsa sensación de seguridad, explica Saleh.

El periodista estadounidense James Foley y el trabajador humanitario británico Alan Henning aparecieron sin miedo leyendo mensajes a cámara unos momentos antes de ser asesinados.

Saleh ha revelado también que a los rehenes se les dieron nombres árabes para convencerles de que estaban entre amigos y para calmarlos.

A Kenji Goto, rehén japonés asesinado, se le dio el nombre de Abu Saad. El extraductor ha confesado a Sky News que vio con sus propios ojos la decapitación de Goto.

Mohammed Emwazi o ‘el yihadista John’ es temido y respetado dentro del grupo, es “el gran jefe”, el único que da órdenes a los demás, según ha dicho Saleh.

También el extraductor del grupo terrorista ha dicho que la estructura de mando y control del Estado Islámico en Raqqa está dominada por extranjeros, un 70% son combatientes de fuera de Siria.

Servicio de inteligencia británico intentó reclutar a verdugo del Estado Islámico

El hombre de 26 años identificado como el asesino de rehenes de ISIS fue monitoreado cinco años atrás por los servicios de inteligencia del Reino Unido, informó hoy The Daily Mail.

El protagonista de varios videos del movimiento terrorista implicado en la decapitación de prisioneros, al que apodaban “John”, fue reconocido por el gobierno estadounidense como el experto en informática Mohammed Emwazi, nacido en Kuwait.

En 2009, según testimonios recogidos por The Daily Mail, Emwazi presentó una queja formal ante la policía de Londres aludiendo a intimidaciones de servicios de seguridad que trataban de reclutarlo.

“Decía que un agente del MI5 sabía todo sobre él, donde vivía, qué hacía y las personas con las que compartía, y que intentaron ‘darlo vuelta’ para que trabajara con ellos”, informó el medio digital citando a un familiar de Emwazi.

Ese mismo año, el ahora militante del Estado Islámico fue arrestado en Dar es Salaam y enviado de regreso a Inglaterra. No obstante, durante una escala en Amsterdam, un agente del MI5 lo acusó de intentar abordar un vuelo a Somalia para unirse al grupo terrorista Al Shabaab.

En 2010, Emwazi fue arrestado cuando regresaba a Inglaterra desde Kuwait. Luego de eso fue colocado bajo vigilancia en la lista de sospechosos de terrorismo.

El cómo pasó desde estar en la mira de los servicios a convertirse en protagonista de los videos de ISIS continúa siendo un misterio.

Revelan cómo era el ‘yihadista John’ en su adolescencia y con sus amigos

Las imágenes fueron registradas en 2004 en la escuela secundaria Quintin Kynaston de Londres cuando Emwazi tenía 15 años de edad, informa el diario ‘The Independent’.

En el video se puede ver al adolescente ‘yihadista John’ jugando fútbol con sus compañeros, y cuando se da cuenta de que la cámara lo enfoca esconde su rostro. Según la información disponible, Emwazi soñaba con ser un jugador de fútbol profesional y era un niño perfectamente integrado a la sociedad británica.

Se reveló además que el ‘yihadista John’ nació en Kuwait y llegó al Reino Unido cuando tenía seis años. Los profesores del colegio lo recuerdan como un chico educado y estudioso. Mientras que sus excompañeros no pueden creer que el “chico tranquilo y tímido” que habían conocido sea ahora uno de los terroristas más buscados del mundo.

{youtube}xJ5CMiwraPA{/youtube}

DEJA UNA RESPUESTA