La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la decisión del Octavo Juzgado de Garantía y restableció el arresto domiciliario total para Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, dueños del grupo Penta, y el ex subsecretario de Minería del Gobierno de Sebastián Piñera Pablo Wagner, a quienes el juez Juan Manuel Escobar había decretado arresto domiciliario nocturno, en lugar del arresto domiciliario total que pesaba sobre ellos, después de haber cumplido casi dos meses de prisión preventiva en el anexo cárcel Capitan Yaber.

 

Sin embargo, el Ministerio Público, representado por el fiscal Carlos Gajardo, apeló a la resolución dictada el 9 de julio y hoy la Corte, por dos votos contra uno, decidió dejar nuevamente a los empresarios con arresto domiciliario total.

A cargo de los alegatos de la Fiscalía estuvieron Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, quienes expusieron los antecedentes que los vinculan con delitos tributarios reiterados y soborno a los empresarios, y lavado de activos y cohecho en el caso de Wagner.

«La fiscalía, uno de los argumentos que utilizó, es que resultaba contradictorio que siendo más graves los cargos que se habían formulado en contra de los imputados, pues había habido una nueva formalización de cargos con fecha 17 de junio por un total de 120 forwards y un perjuicio fiscal adicional de 2.400 millones de pesos, nos resultaba contradictorio que la medida contra ellos fuera disminuida. Y ese argumento ha sido entendido por la Corte. Por lo tanto, fue restablecido el arresto domiciliario total», explicó Gajardo.

La Corte consideró que debido a la gravedad de los delitos tributarios y, en el caso de Wagner, lavado de activos y cohecho, los tres imputados «eran un peligro para la sociedad», y que a esto sumaba el antecedente vinculado a los contratos forwards irregulares por los que fueron formalizados el 17 de junio pasado.

La decisión judicial fue por dos votos contra uno. Por la mayoría estuvo la ministra Ana María Hernández y el abogado integrante Mauricio Decap, mientras que la minoría estuvo marcada por el ministro y presidente de la sala, Jaime Balmaceda. El argumento central de la determinación, tal como lo destacó el fiscal Carlos Gajardo, es que los formalizados “son un peligro para la sociedad”.

En tanto, la defensa de Délano y Lavín lamentó este fallo. El abogado Julián López expresó:

«Nuestra opinión es  que la resolución del juez Escobar estaba particularmente bien fundada, especialmente tratándose del juez que en su momento había tenido el criterio más estricto respecto de la imposición de medidas cautelares. No compartimos el criterio de considerar que no existe ningún peligro de fuga ni existe ningún peligro para el éxito de la investigación y, sin embargo, pueda seguir siendo necesaria una medida de privación de libertad.

A su turno, la defensa del ex subsecretario de Minería pedía que se dejara sin efecto el arresto domiciliario y solo quedara con firma y arraigo nacional, lo cual fue rechazado.

El abogado Gonzalo Medina, que representa a Wagner, insistió en que la cautelar una condena anticipada para el ex subsecretario y adelantó en que insistirán en pedir su libertad:

«Creemos que lo que se persigue aquí es un castigo anticipado, una pena anticipada, y no esperar realmente al juicio. Nosotros evaluaremos cómo va a seguir avanzando la investigación y eventualmente volveremos a presentar estas solicitudes».

Medina sostuvo que «en el debate que hemos tenido en cada una de las audiencias progresivamente se ha ido demostrando que no puede hablarse en ningún caso que Pablo Wagner sea un peligro para la sociedad, ni un peligro de fuga ni un peligro de cometer otros delitos».

Los tres imputados enfrentaron en marzo pasado una extensa audiencia de formalización que terminó con su envío a prisión preventiva, medida cautelar que luego fue rebajada.

Para este martes estaba agendada la revisión de la medida cautelar de arresto domiciliario total que cumple el ex gerente de Penta, Hugo Bravo, pero por segunda vez se suspendió la audiencia debido a su «delicado estado de salud».

Cabe recordar que tanto Délano como Lavín fueron formalizados por la Fiscalía Poniente bajo la figura de delitos tributarios, mientras que Wagner fue por cohecho.

Délano, Lavín y Wagner estuvieron casi 60 días en prisión preventiva en el anexo cárcel Capitán Yáber por esta misma investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here