CUT Definió Política para el Período

0
314

El 5 de noviembre se realizó el Consejo Directivo Nacional Ampliado de la Central Unitaria de Trabajadores, donde se cerró un ciclo de debates programáticos con vistas a las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias del 17 de noviembre. El evento aprobó el informe presentado por la Presidenta Bárbara Figueroa y valoro la información entregada por el equipo programático a cargo del Secretario General Arturo Martínez.

La CUT en su declaración de principios declara:

“Somos una organización pluralista y autónoma, independiente del Estado, de los Gobiernos, de los empresarios, de los partidos políticos, de los credos religiosos y de cualquier institución ajena al movimiento sindical. Su fin principal es promover y representar los intereses generales de los trabajadores ante los poderes públicos, las organizaciones empresariales y demás organizaciones sociales y políticas del país”.

En base a este principio se asume por tanto que no es función de la CUT llamar a votar por uno u otro candidato, sino analizar las propuestas de cada uno de ellos, evaluar los escenarios electorales y ubicar donde están más representadas las posibilidades de avances para los objetivos de los trabajadores.

Previo al Consejo Nacional Ampliado, la CUT recibió a todos los candidatos que lo solicitaron y encargó a los Centros de Estudios Laborales FIEL y FES, con apoyo de la OIT, la realización de un seminario donde fueron invitados todos los representantes de los temas laborales de los Comandos Presidenciales.

Cerrada esta etapa la CUT ve con satisfacción que el tema laboral de una u otra forma, con más o menos énfasis y profundidad se instaló en el debate nacional, siendo lo más significativo, la comprensión del debate sobre reformas laborales más allá de lo reivindicativo y constituyéndolo en un elemento indispensable de atender para superar la desigualdad en Chile, la gran tarea a la que se verá enfrentado nuestro país en los próximos años.

La legítima y necesaria posición de independencia y rol de contraparte a los Gobiernos de la CUT, no la inhibe de sostener una posición política desde sus intereses.

En ese marco, reafirmamos que a la CUT no le da lo mismo quien gobierne Chile y que, como se demostró en estos últimos 4 años, no hay nada que nos identifique con el actual Gobierno y su proyecto de continuidad, liderado por la ex ministra del trabajo, Evelyn Mathei.

Todos aquellos compromisos de campaña, como el fin al multirut, o anuncios en el desarrollo del período presidencial, tales como reforma a la ley de salas cunas o la ley de seguridad minera al calor del rescate de los trabajadores de la mina San José, fueron incumplidos por la autoridad. De la misma forma, se ha jugado con las cifras del desempleo, al esconder en sus análisis que ha disminuido en un 54,7% las personas activas que buscan trabajo por primera vez, ello es precisamente producto de los malos empleos y bajos salarios que no hacen atractivo para las personas el buscar un empleo en estas condiciones, por tanto sostener que ha bajado el desempleo sin tener a la vista que el universo de potenciales trabajadores es menor, construye una falsa idea de “pleno empleo”.

Además se puso énfasis en el trabajo femenino, pero los datos reflejan que es en el sector de servicios domésticos de hogares particulares y agricultura donde se producen mayores desempleos, podemos afirmar que los esfuerzos por mantener contratación femenina en el mercado laboral, no han tenido el impacto que el Gobierno dice.

Por esto, con claridad la CUT señala que no es posible seguir sosteniendo el empleo en base a la precariedad y los bajos salarios y es este modelo el que pretende seguir sosteniendo la candidatura de continuidad del Gobierno actual.

Partiendo de este análisis es que las expectativas respecto de los planteamientos generales programáticos y lo particular en materia laboral, revisten una atención principal para la CUT, más aún cuando hemos afirmado que tras esta elección presidencial, comienza a forjarse para Chile un nuevo tiempo y ciclo político, económico y social.

En este marco y analizadas las distintas propuestas y programas, una revisión particular tuvo en nuestro consejo el programa laboral de la candidatura con mayor posibilidad de electividad en el país.

Nuestra valoración frente al programa de la Nueva Mayoría no se refiere solo a los temas laborales, sino que al conjunto de temas que este considera. Que al Cambio de Constitución Política, a una Profunda Reforma de Educación y Reforma tributaria, se sumen reformas importantes al Código Laboral que reinstalan en Chile a los sindicatos como los principales sujetos de la Negociación Colectiva terminando con los grupos Negociadores, que otorgue a los sindicatos la titularidad de los derechos obtenidos en la negociación colectiva, elimine el reemplazo en la huelga y establezca los pisos para la negociación colectiva, es algo que permite mirar con importantes expectativas el próximo período presidencial.

Punto especial merece el análisis sobre la propuesta previsional, donde si bien no compartimos la idea de una AFP estatal y nuestro planteamiento es terminar con las AFP’s y construir un nuevo sistema previsional, reconocemos y valoramos en la candidatura de la Nueva Mayoría la disposición a abrir-por primera vez desde que fuera creado el sistema- un debate profundo sobre éste.

A esto, debemos señalar además, que si bien como Central Unitaria de Trabajadores abrimos a todas las candidaturas presidenciales el debate laboral y las propuestas desarrolladas por la CUT. Fue con la candidatura de la Nueva Mayoría, con la única que pudimos debatir previo a la construcción de su programa final nuestras demandas.

Sin embargo, sabemos que la sola disposición programática no bastara y los trabajadores sabremos jugar el papel que nos corresponde. La Central Unitaria de Trabajadores, en cualquier gobierno debe ser un interlocutor, una contraparte responsable, propositiva, activa y movilizada, valoraremos y aportaremos en todo aquello que vaya en la dirección de nuestros intereses y velaremos por que se cumplan las expectativas generadas entre los trabajadores y nos movilizaremos cuando corresponda.

Ello, teniendo implicancias no sólo respecto de la elección presidencial, sino también parlamentaria, puesto que mientras exista binominal en nuestro país, siempre existirá un sector sobrerrepresentado y muro de contención de nuestras aspiraciones, por tanto, es evidente que como Central deberemos movilizarnos si queremos que nuestras demandas avancen en este parlamento. Por lo mismo, no nos es ajeno como se componga el parlamento en el próximo período y hacemos un llamado a los candidatos parlamentarios a comprometerse con las grandes reformas y transformaciones para Chile.

Esta son las líneas gruesas del debate emanado de nuestro Consejo Directivo Nacional Ampliado y es por tanto, la orientación que ha resuelto el Consejo Directivo Nacional enfrentado a las próximas elecciones presidenciales y parlamentarias del 17 de noviembre.

Arturo Martínez, Secretario General.
Nolberto Díaz, Vicepresidente Nacional
Bárbara Figueroa, Presidenta Nacional

Santiago, 8 de Noviembre de 2013

DEJA UNA RESPUESTA