Critican Doble Estándar entre las Pensiones de Civiles y Uniformados

0
235

El Presidente Sebastián Piñera, acompañado del ministro de Defensa (s), Alfonso Vargas, promulgó la mañana de este jueves en el Palacio de La Moneda la ley que modifica aspectos previsionales de las Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad Pública y Gendarmería de Chile. La iniciativa busca eliminar los actuales descuentos previsionales de 6 ó 5,95 por ciento, según la caja a la cual pertenecen, para todos los pensionados de las Fuerzas Armadas mayores de 65 años. Lo que no se dice es que la pensión de los militares es entre tres y cinco veces superior a la de los jubilados por el sistema de AFP.

En la oportunidad, el Mandatario explicó que esta ley “va a permitir hacer justicia con 164 mil pensionados de nuestras Fuerzas Armadas y también de Orden Seguridad y de Gendarmería, lo cual, junto a sus familias, representan más de medio millón de chilenos que se van a ver favorecidos por la promulgación de esta Ley”.

Piñera enfatizó que la normativa tiene como principal beneficio “la eliminación de los actuales descuentos previsionales de 6 ó 5,95 por ciento, según la caja a la cual pertenecen, para todos los pensionados de las Fuerzas Armadas mayores de 65 años”.

El Mandatario añadió que “éste era un descuento que constituía una discriminación y una arbitrariedad, porque (…) ese descuento había sido eliminado anteriormente para el resto de los trabajadores chilenos, y por razones que habría tenido en cuenta el Presidente de la época, se excluyó de este beneficio a los pensionados de las Fuerzas Armadas”.

El Jefe de Estado explicó que esta eliminación “se va a hacer en forma gradual, pero va a quedar íntegramente ejecutada, de acuerdo al mandato de la ley, en un plazo de tres años”.

“Va a ser inmediato para un grupo importante de los jubilados con pensiones hasta 453 mil pesos. Durante el año siguiente abarcará a los pensionados que reciben hasta 670 mil pesos de pensión, y será al año subsiguiente, para la totalidad de los jubilados de nuestras Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad y Gendarmería”, detalló el Gobernante.

También se harán ajustes relativos a montepíos “igualando los requisitos para acceder a ellos para hijas e hijos y terminando así también con una antigua distorsión que existía en esta materia”.

Finalmente, el Presidente Piñera anunció el envío de un proyecto de ley “que va a incorporar a los pensionados de nuestras Fuerzas Armadas al Sistema de la Pensión Solidaria, es decir, la Pensión Básica Solidaria y el aporte previsional solidario, que es un beneficio con el cual cuentan el resto de los pensionados chilenos y del cual también habían sido excluías las Fuerzas Armadas, de Orden y de Seguridad”.

Critican contraste entre las pensiones de las FF.AA. y de los civiles

El Presidente Sebastián Piñera, promulgó la mañana del jueves la Ley que modifica aspectos del sistema previsional de las Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad Pública y Gendarmería.
La normativa legal, elimina el descuento de seis por ciento a todos los pensionados mayores de 65 años imponentes de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA) y de la Dirección Previsional de Carabineros de Chile (DIPRECA).

Además, acota los beneficios de montepío, creado para asistir económicamente a esposas e hijas de uniformados, eliminando la posibilidad que hijas solteras sean asignatarias de este beneficio,  estableciendo el requisito hasta los 18 años, o 24 años si son estudiantes o personas inválidas.

Asimismo, contempla el término del aumento de las pensiones que se daban por rejubilación y reliquidación, y que alcanzaban hasta el 200 por cientos. En este punto, todo el personal que es contratado para realizar una segunda función deberá imponer en el sistema previsional de Administración de Fondos de Pensiones (AFP).

En este sentido, el Presidente Sebastián Piñera indicó que la promulgación hace justicia  para 164 mil pensionados: “Va a perfeccionar el sistema previsional de nuestras Fuerzas Armadas, de Orden, Seguridad y Gendarmería, homologando muchos de sus beneficios a los que actualmente reciben el resto de los trabajadores chilenos, pero recogiendo sin duda las especificidades de tiempo, de desempeño y de exigencias físicas, que sin duda, la carrera militar impone y que la hace distinta a cualquier otra labor en el campo civil”.

Sin embargo, cabe recordar que la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena) dio a conocer el año pasado que oficiales y suboficiales tienen una pensión mucho más alta en comparación al ciudadano común, tema que generó controversia dado los privilegios a los que pueden optar.

Respecto de aquello, el diputado del PPD, Patricio Hales, manifestó que la existencia de un sistema tan distinto se debe a las condiciones que implica la vida militar.

“No tengo ninguna duda que la situación de los pensionados en Chile es una situación mala, es un sistema perverso, es injusto. El sistema de AFP es un sistema ilusorio y resolver ese tema, es un tema en sí mismo, otra cosa es el establecimiento de un sistema de jubilación para las FF.AA. que el tipo de trabajo que hace no es cualquiera, no se trata de que todos los trabajos sean iguales, pero no hay ningún otro trabajo en que la condición sin la cual no puede trabajar el trabajador es ofrecerse para morir”, explicó el parlamentario.

No obstante, Hales agregó que si bien es un avance, falta modificar el financiamiento, la justicia militar, el sistema de pensiones y establecer mayor profesionalismo.

Por el contrario, el economista de la Universidad de Chile, Uri Weiner, la situación actual por ser discriminatoria, ya que otorgar beneficios exclusivos para los organismos de la Defensa sin considerar a la población civil.

Por esto, el experto de nuestra casa de estudios indicó que “es malo porque se le dio a todo el sector de las FF.AA. y no se le entrega a todo el sector de los civiles, lo encuentro regresivo y en este caso se trata del sector que en alguna forma tiene más influencia política que otro. Seguramente las FF.AA. tienen algunos otros privilegios u otras garantías que no tienen los civiles, por lo que habría que equiparar todos los beneficios, incluyendo ese, tanto de civiles, como de militares, pero no se puede dar a unos y no a otros, sería injusto”.

Respecto del montepío, el economista indicó que debería eliminarse completamente, más aún con “la ficción que tiene este sistema, ya que no se justifica en la actualidad”, señaló. Además, el experto negó que estos beneficios sean otorgados por el tipo de labores que desempeña un funcionario de la Defensa, ya que hay quienes trabajan en peores condiciones.

DEJA UNA RESPUESTA