Conozca XKeyscore: La Poderosa Herramienta de Gran Hermano para Vigilarlo Todo en Internet

0
354

«Yo, sentado en mi escritorio, tenía la facultad de intervenir al que fuera, desde un contador hasta un juez federal e incluso el presidente, siempre y cuando tuviera su correo electrónico personal», dijo Edward Snowden el 10 de junio, cuando el mundo vio su rostro por primera después de que filtró documentos que detallaban el programa secreto de ciberespionaje del gobierno de Estados Unidos. Este jueves, 12 horas antes de que el ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional saliera del aeropuerto de Moscú,  filtró nuevos documentos que demuestran que aquellas declaraciones no eran en vano.

En un artículo publicado en el diario británico The Guardian -y firmado por el columnista, periodista y experto en seguridad Glenn Greenwald- se revelan documentos secretos de la NSA en los que se detalla qué es y cuáles son los alcances de la herramienta que usan los analistas de esa agencia para acceder a enormes bases de datos que contienen correos electrónicos, chats e historial de búsqueda y navegación de millones de usuarios.

El software se llama XKeyscore y tiene acceso «a casi todo lo que un usuario típico hace en internet», según dice uno de los documentos de la NSA.

Las revelaciones sobre el plan de ciberespionaje de la NSA han suscitado un álgido debate internacional sobre los métodos que usa la inteligencia estadounidense para vigilar su territorio. Mientras unos se quejan porque el plan viola la privacidad de los ciudadanos, no requiere autorización judicial y traspasa cualquier tipo de código moral, otros -entre ellos el presidente Barack Obama- creen que es una necesidad para salvaguardar la seguridad del país y que no expone la privacidad de los usuarios de internet.

Pero ¿qué pueden hacer los analistas de la NSA con XKeyscore?

Como dijo Snowden en junio, un analista de la NSA puede ver -sin la necesidad de tener una autorización- las bandejas de entrada y salida de cualquier persona solo con tener su dirección de correo electrónico.

Para ver un email, el analista escribe en una barra de búsqueda de XKeyscore la dirección, una «justificación» y el periodo de tiempo. El funcionario después selecciona el correo y lo lee en una plataforma especial.

Sin embargo, si el analista no tiene la dirección de correo también puede encontrar emails privados con una serie de filtros que selecciona en un menú en el mismo programa. Puede encontrar un correo con el nombre del remitente, una dirección IP e incluso con palabras clave.

¿Qué busca? Según el documento, «comunicaciones que transitan por Estados Unidos y comunicaciones que terminan en Estados Unidos».

Además de los correos, el XKeyscore les permite a los analistas leer el contenido que los usuarios producen en las redes sociales.

Con una herramienta llamada DNI Presenter, la NSA puede leer conversaciones privadas y chats en Facebook o cualquier otra red social con el nombre del usuario y el periodo de tiempo en el que se emitió el mensaje.

Por otro lado, XKeyscore permite ver el historial de búsqueda de los usuarios de internet con su nombre, dirección IP y palabras clave, entre otros datos.

Desde su computador, un analista de la NSA puede acceder a la sesión de un usuario en tiempo real, así como a sus correos, teléfonos y actividad en internet.

En ese apartado es cuando los documentos hablan de que tienen acceso «a casi todo lo que un usuario típico hace en internet».

Asimismo, la herramienta permite intervenir en tiempo real la navegación de un internauta para saber qué está haciendo en la red.

Según The Guardian, «la cantidad de comunicaciones a las que tiene acceso la NSA a través de programas como XKeyscore es asombrosamente grande».

El diario cita un informe de 2007 de la agencia que estimó que la NSA había recogido 850 billones de llamadas y cerca de 150 mil millones de registros de internet. Cada día, dice el documento, añadió de uno a dos mil millones de registros.
Reacciones

En una declaración a The Guardian, la NSA dijo: «Las actividades de la NSA se concentran y despliegan específicamente contra -y sólo en contra- los objetivos extranjeros legítimos de la inteligencia en respuesta a los requerimientos que nuestros líderes necesitan para proteger a nuestra nación y sus intereses».

Según los documentos, XKeyscore está en varios lugares del mundo y puede acceder a casi todo los que hace un usuario en internet.

Pero, con esta revelación, son muchos los que reiteraron su crítica al plan de vigilancia del gobierno.

Cuando se publicaron los primeros documentos que filtró Snowden, el gobierno de Obama argumentó que la NSA solo estaba recolectando metadata, que es como se denomina a la información sobre la información: la fecha, la hora, el destinatario y el remitente de los mensajes, por ejemplo. Pero no el contenido.

«La presentación del XKeyscore», dice Amy Davidson, comentarista de la revista The New Yorker, «muestra cuán vacías eran esas palabras del gobierno».

Y no son pocos los que coinciden.

Fuente: BBC Mundo

 

Lo que Snowden ha revelado hasta ahora del espionaje de EE.UU.

Mientras Edward Snowden -el contratista de inteligencia que reveló al mundo un masivo

programa de espionaje y de Estados Unidos- sigue estancado en Moscú esperando un gobierno que le ofrezca asilo político, continúa el flujo de publicaciones sobre la extensión del programa de vigilancia.

Nueva información sobre cómo la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) espía inclusive a sus aliados europeos ha conmovido a la comunidad internacional.

Son pocos los detalles que se conocen del programa PRISM.

Fue un sistema lanzado en 2007 por la NSA que le permite captar correos electrónicos, videos, fotografías, llamadas de voz e imagen, actividad en los medios sociales, contraseñas y otros datos de usuarios contenidos por las principales empresas de internet en EE.UU.

Las compañías nombradas por los diarios que publicaron detalles del sistema incluyen a Microsoft y su división Skype, Google y su división YouTube, Yahoo, Facebook, AOL, Apple y PalTalk -un servicio de «chatteo» no tan conocido como los anteriores.

Estas empresas aseguran que el gobierno no tiene un acceso directo a sus amplias bases de datos pero sí proveen la información cuando es solicitada. Más detalles son imposibles de conocer porque el proceso es secreto clasificado.

Se supone que PRISM no debe intencionalmente seleccionar ciudadanos estadounidenses o ninguna otra persona que viva en el país, así que la NSA hace una búsqueda que arroja objetivos en el extranjero con lo que llaman el 51% de confianza de que así es.

Una vez un sospechoso es identificado, todas las personas con que haya tenido contacto también están sujetas a investigación, como también las personas en los buzones de éstas últimas.

Algunos expertos en seguridad cuestionan si el margen de 51% es suficiente para garantizar la exclusión de estadounidenses. Otros críticos afirman que el sistema es una amenaza para los derechos humanos.

Hasta el 5 de abril hay 117.675 objetivos de vigilancia activos en la base de datos de PRISM -que deben todos ser extranjeros- pero la interrogante es cuánta información de estadounidenses ha sido incidentalmente recogida por el sistema.

Cables telefónicos

Según The Guardian, EE.UU. recoge y almacena mil millones de llamadas al día.

Con la información de que la NSA estaba recogiendo los registros telefónicos de decenas de millones de estadounidenses fue como se conoció el escándalo del espionaje y vigilancia del estado.

El diario británico The Guardian publicó una orden secreta de un tribunal que exigía a la empresa de telecomunicaciones Verizon a entregar todos sus datos telefónicos a la agencia de manera diaria y rutinaria.

Verizon, una de las mayores empresas de teléfonos en EE.UU., está obligada ha revelar los metadatos de todas las llamadas que procesa, tanto nacionales como internacionales, en las que por lo menos uno de los usuarios está en el país.

Estos metadatos incluyen los números telefónicos, los números de las tarjetas de pago, los números de serie de los teléfonos usados, la hora y duración de las llamadas. Lo que no incluyen son el contenido de la conversación ni las direcciones o detalles financieros de los usuarios.

James Clapper, director de Inteligencia Nacional de EE.UU., confirmó que el gobierno había recogido secretamente millones de registros telefónicos pero aseguró que se respetaba los derechos civiles y privacidad de los ciudadanos.

Advirtió, no obstante, que la revelación al público de estos programas había causado daño irreversible en la prevención de futuros ataques terroristas contra EE.UU.

Pero el principal diario de la capital estadounidense The Washington Post insistió en un editorial que el público necesitaba mayores explicaciones sobre el programa para evaluar si valía la pena en aras de la seguridad.

Posteriormente, en un documento hecho público por el Comité de Inteligencia del Senado, el gobierno sostuvo apenas haber investigado 300 llamadas el año pasado para obtener mayor información.

Programa TEMPORA

En Reino Unido queda una base secreta que es supuestamente el centro de espionaje más grande del mundo.
Los servicios de inteligencia de Reino Unido se vieron implicados en el escándalo de vigilancia y espionaje.

La agencia británica de escuchas electrónicas, la Oficina Central de Comunicación del Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés) fue acusada de recoger información de empresas de internet a través del sistema PRISM.

El diario The Guardian reportó que la agencia de espionaje británica estaba «pinchando» cables de fibra óptica que transportan comunicaciones globales y que estaba compartiendo grandes cantidades de datos con su contraparte la NSA.

Según el informe, GCHQ intervenía 200 cables de fibra óptica, lo que le permitía recoger muchos más datos que la agencia estadounidense; unos 600 millones de comunicaciones diarias.

Supuestamente, la información recopilada se guardaba durante 30 días para ser seleccionada y analizada. El resultado fue que la agencia británica pudo generar 197 informes de inteligencia con el material.

De acuerdo al periódico, la fuente de esos documentos también fue Edward Snowden y que la operación se llama TEMPORA y lleva un año y medio activada.

Hackeo a China

Antes de abandonar Hong Kong para Rusia, Edward Snowden comentó al diario chino South China Morning Post que la NSA había encabezado más de 61.000 operaciones de hackeo a nivel mundial, varias de estas en Hong Kong y China continental.

El «soplón» aseguró que los objetivos en Hong Kong incluían la Universidad China, funcionarios públicos y empresas.

«Hackeamos las columnas centrales de las redes -básicamente los grandes «direccionadores» (routers) de internet- que nos dan acceso a las comunicaciones de cientos de miles de computadoras sin tener que hackear cada una de ellas», dijo el diario citando a Snowden.

El gobierno chino manifestó su profunda preocupación por los supuestos ciberataques contra sus ciudadanos.

Pekín aprovechó la oportunidad para calificar el gobierno de Barack Obama de hipócrita por llamarle la atención a China por sus ciberataques cuando Washington está haciendo exactamente lo mismo.

Escuchas a la Unión Europea

A finales de junio surgieron acusaciones de que los programas de espionaje y escuchas del gobierno estadounidense se habían extendido a sus aliados en Europa.

La prestigiosa revista alemana Der Spiegel expresó haber visto documentos filtrados de la NSA que evidenciaban espionaje de las oficinas de la Unión Europea tanto en EE.UU. como en el viejo continente.

Des Spiegel aseguró que Edward Snowden le había dejado ver archivos secretos que mostraban como EE.UU. espió una red de computadores internos de la UE en Washington en las oficinas del bloque de naciones en la ONU, en Nueva York.

Uno de los documentos, fechado septiembre 2010, explícitamente designo la representación de la UE en la ONU como un «objetivo», escribió la revista.

Los archivos también indicaban que la NSA realizó actividad de escuchas electrónicas en un edificio en Bruselas, donde se encuentra el Consejo de Ministros y el Concejo Europeo de la UE.

El escándalo amenaza las buenas relaciones entre EE.UU. y sus aliados europeos. En la actualidad Europa y Washington están negociando un pacto comercial y algunos analistas estiman que las estrategias comerciales y asuntos militares de los europeos pueden haber quedado comprometidas.

Los gobernantes de Francia, Francois Hollande, y Alemania, Angela Merkel, tildaron el supuesto espionaje de inaceptable y advirtieron que el pacto comercial podría verse afectado. «Ya no estamos en la Guerra Fría», expresó el portavoz de Merkel a la prensa.

Vigilancia de embajadas

Más documentos secretos que han pasado por los ojos de The Guardian y Der Spiegel revelan que 38 embajadas y misiones diplomáticas han sido objetivo de los operativos de espionaje de EE.UU.

Según el artículo de Der Spiegel, los servicios de inteligencia han intervenido las sedes diplomáticas en Washington y Nueva York. Los países afectados incluyen Francia, Italia y Grecias, así como países aliados no europeos como Japón, Corea del Sur e India.

The Guardian, por su parte, dice que los documentos detallan una amplia gama de métodos para espiar e interceptar mensajes, incluyendo dispositivos electrónicos, antenas especializadas y «pinchazos» telefónicos.

El diario británico también menciona los nombres codificados de los supuestos operativos contra las misiones de Francia y Grecia en la ONU, así como el de la embajada de Italia en Washington.
Lo que está por venir

El 29 de junio, el periodista de The Guardian Glenn Greenwald, se refirió en rueda de prensa a la publicación de muchas más revelaciones sobre el espionaje de EE.UU.

Como muestra mencionó que la NSA recoge y almacena mil millones de llamadas de teléfonos móviles al día. Recalcó que no las estaban escuchando todas pero, como están almacenadas, tienen la capacidad de escuchar cada una de ellas a cualquier hora.

Al día siguiente, el fundador de WikiLeaks y contacto de Edward Snowden, Julian Assange confirmó en una entrevista que había muchos más documentos que serían revelados.

«A estas alturas no hay manera de frenar el proceso de publicación», aseguró Assange desde su refugio diplomático en la embajada de Ecuador en Londres.

El jefe de WikiLeaks declaró que se había tomado mucha precaución para que Snowden no pudiera recibir presión de ningún gobierno para evitar más publicaciones.

DEJA UNA RESPUESTA