Confech Resolvió Mantener Diálogo con el Gobierno

0
198

En estrecha votación, la Confech decidió mantenerse en las mesas temáticas del Plan de Participación que impulsa el Mineduc que buscan recoger las opiniones de sectores que puedan influir en los próximos proyectos que ingresarán al Congreso.»Creemos que el movimiento social, que ha generado las condiciones para esta reforma educacional, tiene que ser un actor protagonista de los cambos que se vayan a generar», sostuvo la timonel de la FECh, Melissa Sepúlveda.

La determinación implica mantenerse «en alerta» y continuar con las movilizaciones, que incluyen las marchas, con la intención de no repetir lo ocurrido en 2006, cuando los estudiantes dejaron de protestar y no tuvieron participación en las decisiones tomadas por el gobierno.

El resultado fue estrecho: 16 federaciones votaron a favor y 15 en contra, lo cual dejó fuera los cálculos de las autoridades y la decisión se logró porque parte de los estudiantes indicaron que habían irregularidades, motivándolos a permanecer en la instancia de diálogo, que se iniciaron a fines de julio, para fiscalizar.

La presidenta de la FEUC, Nashla Aburman, señaló que se a pesar de llevar su voto a favor mantenerse en las conversaciones, mantienen sus dudas y desconfianza con la mesa que impulsa la cartera de Educación.

A su vez, el timonel de la Federación de la Universidad de Talca, Cristián Salazar, explicó que la votación fue estrecha en un ambiente que fue tenso, mencionando que durante la mañana hubo un fuerte lobby para convencer a las federaciones que estaban indecisas.

A raíz de esto, el proceso de decisión se dividió en dos bloques, el movimiento de ultra izquierda y la Concertación.

En tanto, Melissa Sepúlveda, presidenta de la Fech, sostuvo al que el “Mineduc tiene muchas formas de operar, tiene tanto la presión política que ejerce a través de sus asesores y vocerías. Al menos yo no he tenido ningún contacto (…) Con todo, respetamos las posturas de las bases”.

La determinación adoptada por la Confech también implica mantenerse “en alerta” y continuar con las movilizaciones, que incluyen las marchas, cuya intención es la de no repetir lo ocurrido en 2006, cuando los estudiantes dejaron de protestar y no tuvieron participación en las decisiones tomadas por el gobierno.

Las federaciones, anunciaron que el 30 de agosto se realizará una nueva asamblea volverán a evaluar su permanencia.

Según explicaron, este cuestionamiento se produce por el contexto político que ha mostrado otro camino y que ha sido puesto por las declaraciones de la ministra Ximena Rincón y Nicolás Eyzaguirre, quienes han manifestado su disposición a abrirse a protocolos de acuerdos con sectores que “lo único que hacen es defender el lucro”.
Secundarios también se quedan

En una sesión paralela, los escolares agrupados en la Cones debatían también la decisión de continuar en la mesa de diálogo, lo cual fue aprobada por la instancia pero marcando de igual forma su desconfianza.

El vocero de la organización, Ricardo Paredes, dijo que bajarse de la mesa a dos semanas “era evidentemente una mala señal, porque el proceso de discusión ya se dio. Restarnos sería regalar más trincheras y posiciones a la derecha para que continúen con su discurso de defensa corporativa del modelo”.

A pesar de la determinación de la Cones, la otra organización de estudiantes secundarios, la ACES, decidió seguir fuera de todas las instancias de diálogo.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Melissa Sepúlveda, profundizó los motivos por los cuales la Confederación de Estudiantes de Chile decidió permanecer dentro del Plan de Participación Ciudadana impulsado por el Ministerio de Educación:

“Hay posiciones distintas y eso ha sido la tónica de los últimos años en la Confech, pero ésta es una decisión vinculante”, sostuvo la dirigente estudiantil en Radio Cooperativa, agregando que la organización planteó efectuar su crítica “cuando se genere la síntesis de ese espacio, cuando veamos los resultados que está entregando”.

“Quienes estaban a favor de seguir adelante, plantearon la importancia de ocupar todos los espacios de diálogo, de poder marcar claramente los disensos, y que si en un momento las síntesis no eran favorables al movimiento estudiantil, había que generar un proceso de evaluación profunda respecto de lo que salga”, indicó Sepúlveda.

De igual modo, la timonel de la FECh aseguró que al interior de la Confech se planteó la opción de solicitar al Ejecutivo una instancia de diálogo directa, con características resolutivas.

“Creo que es importante que, en función de la resolución que ha tomado la Confech, podamos claramente marcar esos disensos y hacer posteriormente la evaluación de cuál es el resultado que va a tomar este Plan de Participación Ciudadana. Sobre todo nosotros hemos hablado de generar una instancia directa con el Ejecutivo, que tenga características resolutivas”, sostuvo la líder estudiantil. Eso sí, lo prevé complejo, “porque hay posturas demasiado contrarias, que se confrontan en sus intereses (en los diálogos ciudadanos)”.

“El Ministerio de Educación va a tener que tomar una definición política, que es con qué sectores va a llegar a acuerdo, hacia dónde se van a orientar esos acuerdos, con qué organizaciones. Creemos que el movimiento social, que ha generado las condiciones para esta reforma educacional, tiene que ser un actor protagonista de los cambos que se vayan a generar”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA