CONES Entrega Pliego de los Estudiantes y Anuncia Movilizaciones para el 2015

0
202

La Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES) hizo entrega de su “pliego de demandas” el día de hoy en dependencias del Ministerio de Educación, en donde solicitan una serie de medidas inmediatas, tales como la rebaja de la tarifa escolar, un plan de revitalización de la educación pública, Consejos Escolares resolutivos y educación cívica y sexual en los establecimientos.

 

El vocero la de organización secundaria, Ricardo Paredes, declaró que “hace algunas semanas, junto a las cerca de 20 federaciones de estudiantes secundarios de nuestro país, acordamos establecer el “pliego de los estudiantes secundarios” para exigirle al gobierno resolver asuntos urgentes que durante largos años han sido negados o ignorados por las autoridades de turno”.

 “El Estado de Chile arrastra una gran deuda con los estudiantes secundarios y con la educación pública. Tenemos colegios con pésima infraestructura, compañeros que no pueden pagar su pasaje para estudiar, liceos donde no se permite la participación y carencias en formación cívica y sexual”, declaró.

“No estamos exigiendo cosas de otro mundo, son temas solucionables pero a la vez indispensables para asegurar el derecho a la educación y restablecer confianzas”, argumentó.
En cuanto a las peticiones de largo plazo, la CONES exige en su pliego el fin a las pruebas estandarizadas (PSU y SIMCE), desmunicipalizar sin privatizar, fin al financiamiento por asistencia y tarifa escolar gratuita, entre otras cosas.

Paredes advirtió, sin embargo, que el no tomar en consideración sus demandas provocará que los estudiantes a nivel nacional se movilicen. “Hemos llegado hasta acá para hacer entrega de nuestras demandas y para advertir que, de no ser escuchados, este 2015 nos movilizaremos en todo el país”, concluyó el vocero secundario.

Pliego Nacional de los Estudiantes Secundarios de Chile

Los estudiantes de enseñanza media, agrupados en la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios -CONES-, consideramos que el Estado de Chile posee una gran deuda con nosotros que se ha ido acumulando desde hace décadas.

Creemos que los cambios son fundamentales, siendo ineludible la necesidad de generar reformas estructurales al sistema educativo del país, el cuál lamentablemente hoy se caracteriza por la segregación y el festín lucrativo del cual se sirven inescrupulosos empresarios. Durante décadas nos movilizamos por aquello, obteniendo solo rechazo por parte de las autoridades de turno tanto en el gobierno como en el parlamento, lo cual junto a la construcción de desconfianzas ha dejado en el camino una serie de asuntos urgentes que no han tenido respuesta alguna.

Es en función de aquello que exigimos el cumplimiento de lo que hemos llamado el “pliego de los estudiantes secundarios” el cual agrupa, en primer lugar, un piso mínimo con las principales deudas del Estado con nosotros y sin las cuales resueltas será imposible establecer confianzas y diálogos futuros. A su vez, presentamos una agenda larga en la cual se contienen demandas estructurales bajo las cuales se requiere dar señales de avance.

Piso Mínimo:

– Rebaja de la tarifa escolar en todo Chile y modificación de los decretos Nº20 y Nº45: para poder acceder a nuestro derecho a la educación debemos costear un transporte público que no todas las familias chilenas están en condiciones de pagar. El transporte público también segrega, por cuanto exigimos una rebaja en la tarifa escolar y la modificación del decreto Nº45 que regula su costo.

Por otra parte estamos cansados de promesas sin cumplir. Ya el año 2006 la presidenta Michelle Bachelet nos prometió la vigencia del pase escolar los 365 días del año, cuestión no cumplida. El 21 de mayo de este 2014 nuevamente la presidenta nos promete aquello, por cuanto ante la necesidad de señales concretas, exigimos la modificación del decreto Nº20 que regula la extensión y uso del pase escolar.

– Plan de revitalización de la educación pública: este debe contemplar una significativa inversión en infraestructura e implementos para colegios públicos de todo el país, con especial énfasis en los liceos técnico-profesionales. Dicha inversión debe ejecutarse con la participación de las comunidades escolares y tiene por objetivo entregar un impulso a la educación pública del país para hacer de sus escuelas y liceos espacios dignos y atractivos para educarse.

– Democratización y Consejos Escolares resolutivos: exigimos que todos los colegios en Chile cuenten con Consejos Escolares de carácter resolutivo,  donde sea la comunidad de cada escuela y liceo la que pueda determinar el proyecto educativo de la institución, la programación anual y el reglamento interno del establecimiento.

– Educación cívica y sexual en los colegios: Los estudiantes chilenos necesitamos tener acceso tanto a educación sexual como también cívica en nuestras escuelas y liceos.  Exigimos que estas materias sean incorporadas al currículum nacional.
?
Agenda larga

– Fin al lucro, a la selección y al copago de todo tipo: no más negocios ni segregación en la educación chilena.

– Desmunicipalizar sin privatizar: la educación municipalizada es un fracaso y hay que cambiarla. Exigimos que la educación vuelva al Estado de manera descentralizada, donde sean las comunidades escolares las que definan el proyecto educativo que deseen implementar.

– Fin al financiamiento por asistencia: Son los estudiantes más vulnerables los más propensos a ausentarse de clases y desertar escolarmente. El Estado no puede seguir entregando financiamiento por asistencia dado que castiga a los establecimientos que más aporte necesitan. Exigimos modificar esta situación mediante el financiamiento basal a los proyectos educativos públicos.

– Fin a las pruebas estandarizadas: tanto el SIMCE como la PSU no miden calidad, sino segregación. Son los estudiantes más humildes los que, aún con talento, son castigados por estas pruebas -como la PSU- que cierran oportunidades a miles de jóvenes educados en condiciones precarias.

– Pago digno de prácticas y sindicalización de estudiantes Técnicos-Profesionales: los estudiantes no podemos seguir siendo mano de obra barata.

– Tarifa escolar gratuita: la educación es un derecho que no puede tener limitaciones económicas. Hoy miles de familias chilenas viven con lo mínimo y ven limitadas las oportunidades de estudio de sus niños y jóvenes dado el gasto en que deben incurrir para el transporte hacia y desde las escuelas y liceos.

Si algo nos ha enseñado nuestra historia es que sin movilización nuestras demandas son inalcanzables. Es por ello que, de no contar con respuestas positivas en la brevedad, convocaremos con todas nuestras fuerzas a un 2015 de movilización y lucha por la conquista de nuestras justas demandas.

DEJA UNA RESPUESTA