Condoro Sobre Condoro: Pacos de Guardia Falsificaron Salida de Sujeto Muerto en Furgón Policial

0
70

El Departamento de Asuntos Internos de Carabineros inició una investigación en torno a la falsificación del registro de salida de Jorge Aravena Retamales, hombre que falleció tras ser olvidado en un furgón policial el pasado 18 de febrero en Rancagua. Carabineros de guardia de la Primera Comisaría de Rancagua falsificaron el registro de salida de la unidad policial de Jorge Aravena Retamales, con el objeto de evitar sanciones.

Se indaga en el hecho de que los encargados de la guardia, encabezada por la subteniente Maritza Díaz, quien estaba en práctica, nunca habrían buscado intensamente a Aravena, porque creyeron que éste había escapado.

Según informa hoy El Mercurio, los involucrados se dieron cuenta de que se les venía encima una severa sanción, por lo que idearon un ardid que los liberara de culpa: en el libro de guardia redactaron un acta de liberación del detenido, en la que pusieron datos falsos sobre la llegada y salida de Aravena.

Más aún, falsificaron la firma que el imputado debe estampar en el documento al momento de abandonar el cuartel policial.

El matutino informa que los carabineros también adjuntaron una constancia que indicaba que el fiscal había dado “instrucciones verbales” de liberar al comerciante que fue detenido luego que se negara a pagar la cuenta en un céntrico restaurante de la capital de la Región de O’Higgins.

Sin embargo, al momento de entregar el turno, a eso de las 20:00 horas de aquel día, descubrieron el cadáver de Aravena al interior del vehículo recostado en una especie de asiento que tienen los radiopatrullas en el calabozo para los detenidos, con un polerón como cojín.

La investigación por esta muerte quedó a cargo de la Fiscalía Militar de Rancagua, la que decretó interrogar a todo el personal que pasó esa jornada por la comisaría y pedir los audios de los diálogos entre el vehículo en que fue detenido el comerciante y la Central de Comunicaciones de Carabineros.

La muerte de Jorge Aravena se suma a un hecho similar ocurrido el 6 de enero del año pasado, cuando Jesús Conejeros, detenido por manejar ebrio, murió de un infarto dentro de un furgón policial también de la Primera Comisaría de Rancagua.

DEJA UNA RESPUESTA