Con Nota Sólo Reguleque: Chile Rindió Exámen en Derechos Humanos

0
495

Por segunda vez Chile rindió cuenta acerca de la situación de los derechos humanos en el país ante la comunidad internacional, esto en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

La particularidad del EPU es que es una evaluación entre pares – son los demás Estados quienes realizan preguntas y recomendaciones al Estado revisado – y entre las recomendaciones en las que más hubo coincidencias en los Estados fueron: respeto y garantía del pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos (incluida la despenalización del aborto, al menos en algunos casos), sancionar el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía en las manifestaciones sociales, y respeto de los derechos de los pueblos indígenas, la diversidad sexual, las personas migrantes y las mujeres.

También se recomendó al Estado de Chile, entre otras cosas, desarrollar un Plan Nacional de Derechos Humanos, tipificar la tortura como delito imprescriptible, modificar la Justicia Militar, mejorar la protección a las mujeres contra la violencia, resguardar el uso correcto de la Ley Antiterrorista y garantizar verdad, justicia y reparación para víctimas de violaciones de derechos humanos cometidas entre 1973 y 1990.

“Con respecto a estas recomendaciones, que coinciden con aquellas que ha hecho Amnistía Internacional en reiteradas ocasiones, esperamos que el Estado las acepte y las implemente debidamente y no de forma parcial como lo hizo tras el examen anterior realizado en el año 2009”, menciona Ana Piquer, Directora Ejecutiva de Amnistía Internacional- Chile. 

El proceso del EPU permite que las organizaciones de la sociedad civil elaboren informes con su análisis sobre los avances y pendientes en materia de derechos humanos en el país. Amnistía Internacional presentó su propio informe en el que manifestó sus inquietudes en varios puntos, entre ellos, lo relativo a los derechos sexuales y reproductivos. Cabe señalar que respecto a este tema, Chile recibió reiteradamente la recomendación de despenalizar el aborto en el EPU 2009, al menos en caso de violación, incesto y cuando la vida de la madre corre peligro, pero estas recomendaciones fueron rechazadas por el Estado y no ha sido posible avanzar legislativamente sobre esta materia.

“Esperamos que, en esta oportunidad, en que más Estados hicieron recomendaciones en esta línea, Chile definitivamente reconozca que los derechos sexuales y reproductivos de las niñas y mujeres son derechos humanos y, por lo tanto, debe respetarlos y garantizarlos”, señala Ana Piquer.

Críticas a la Ley Antiterrorista marcaron exposición de Chile ante la ONU

Este martes, una delegación chilena expuso ante 83 miembros de la Organización de Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza, sobre la situación en el país en materia de derechos humanos.

La representación nacional estuvo compuesta por el ministro de Desarrollo Social, Bruno Baranda; el vocero de la Corte Suprema, Hugo Dolmetsch; el ministro de Justicia (s), Juan Ignacio Piña; y la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Lorena Fries.

La delegación leyó un informe con la realidad chilena en la materia, tras lo cual recibió observaciones, recomendaciones e inquietudes de cada uno de los asistentes, sobre todo en el trato a los pueblos originarios.

La directora del INDH relató que «los temas que más se tocaron en términos de preocupación de parte de la comunidad internacional y en términos de recomendaciones por parte de los estados tuvieron que ver con pueblos indígenas».

«Hay varios estados, incluyendo Estados Unidos, que llamaron a no aplicar la Ley Antiterrorista, otros plantearon reformarla. También se criticó el proceso de restitución de tierras como una falencia o un déficit del Estado. Y se habló de la necesidad de generar instancias de participación política de los pueblos indígenas, que no sólo estén referidos a consultas», añadió Fries.

Al respecto, Juan Ignacio Piña, relató que «nos preguntaron por la relación con nuestros pueblos indígenas y ahí el ministro Baranda hizo una muy interesante explicación sobre la política de transferencia de tierras y de todos los programas de desarrollo que su ministerio ha ido coordinando».

«Hubo tantas preguntas como recomendaciones y tuve la oportunidad de explicar las sucesivas modificaciones que ha tenido esta ley y que ha permitido acotar su ámbito de aplicación. Los números demuestran que su aplicación no es discriminatoria ni se dirige contra los pueblos indígenas», añadió el secretario de Estado.
subir Otras temáticas abordadas

De acuerdo a lo comunicado por Piña, también «se repitió mucho la necesidad de despenalizar el aborto en casos de violación y nosotros ahí manifestamos, con bastante claridad, cuál es la opinión del Estado chileno respecto del tema y que, por lo tanto, esa no es una línea donde se puedan esperar muchos avances».

Por último, Lorena Fries añadió que también se criticó «la definición de discriminación, la cual es bastante más restrictiva que la que tiene el sistema de Derechos Humanos. Además, se pidió reforzar mucho más las políticas públicas a partir de dicha ley».

Esta es la segunda vez que una delegación chilena participa de esta instancia. La primera ocurrió en 2009, durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet.

DEJA UNA RESPUESTA