Como en la “Pacificación”: Con Buldozer, Colonos Europeos Destruyen Ruca Mapuche

0
213

Como en los mejores tiempos de la “pacificación” de la Araucanía, particulares alemanes y chilenos, avalados por una orden emitida por la Fiscalía de Panguipulli y con la presencia de carabineros en el sector, realizaron despojo territorial la mañana del miércoles 11 de diciembre de 2013. La acción incluyó la demolición de ruca con un buldozer, amenazas de muerte y disparos.

La Ley del más fuerte y la prepotencia se hacen sentir nuevamente en Panguipulli. El episodio recuerda las formas en que los colonos del 1900 despojaban a los comuneros mapuche de sus tierras.

“Este hecho lo califico como una acto terrorista y vandálico” indica Isabel Caripan, hija del Lonko Genaro Caripan, que fue amenazada de muerte y con disparos por particulares mientras accedía al predior en compañía de su hijas de 2 y 4 años el mediodía del pasado miércoles.

En comunicado publico las comunidades ancestrales Juan Caripan, Carlos Antimilla, Juan Chañapi, Ramon Chincolef y Emilio Epuñanco califican estos hechos como un “ intento de amedrentamiento por parte de la policía y particulares, que busca intimidar a quienes venimos denunciando y movilizándonos para desenmascarar el robo encubierto propiciado por las instituciones de Estado y particulares no mapuche a través de arriendos a 99 años amparados en la Decreto ley 2568 y 2750 herencia de la dictadura militar que busco el despojo de las tierras mapuche en nuestro territorio en especial de las localizadas a orillas del lago Caláfquen”.

Desde el 18 de octubre, en el territorio de traitraico, sector norte de la comuna de Panguipulli, la comunidad Juan Caripan están desarrollando una posesión efectiva de un terreno de 4 hectáreas que se encuentra en la ribera del Lago Calafquen.

“Este proceso no es una toma ni una recuperación, es posesión efectiva de nuestra tierra”, explican las comunidades que se encuentran extrañadas a las más de cuatro visitas de carabineros tuvieron durante octubre, a los que le han explicado con paciencia que este predio, en manos de un particular, se encontraría dentro de las 615 hectáreas reconocidas mediante el título de merced por el Estado de Chile a inicios del siglo XX.

La superposición de escrituras de venta de tierras indígenas se debe a que tras el proceso hijuelización realizado en la década del 80 y en plena dictadura, las tierras reconocidas como comunitaria indígenas fueron subdivididas individualmente y se produjo el inicio de un nuevo proceso de despojo que permitió el desarrollo de un mercado y especulación de tierras indígenas en la comuna de Panguipulli.

Cabe destacar que el 26 de junio de 2013 en el juicio que se da lugar en la 3ª sala de la Corte Suprema, ante el ministro subrogante Carlos Cerda, y los abogados defensores Alfredo Prieto y María Eugenia Sandoval, se establece la inadmisibilidad de la sentencia de tasación de los Tribunales de Valdivia. Esta sentencia da razón del uso de la propiedad ancestral, de modo que, a partir de esta fecha en adelante el lonko Genaro Florencio Caripan Curilem, pasa administrar definitivamente la totalidad de 615 hectáreas de tierras que jamás abandonó.

Procedimientos judiciales: De particulares extranjeros alemanes y la institucionalidad estatal que garantiza el despojo

El miércoles 11 de diciembre alrededor de las 9 de la mañana, particulares custodiados por carabineros mediante una orden emanada de Fiscalía, que autorizaba al Abogado Walter Graf y sus representados a ingresar el predio de 4 hás en cuestión, en la cual se pide investigar a quienes resulten responsables por usurpación no violenta y daño simple.

La Fiscalía asumió como victimas a particulares alemanes, quienes al entrar al predio con motosierristas y un buldozer procedieron a demoler y destruir una ruca mapuche construida por la comunidad Juan Caripan en un terreno ancestral. La destrucción fue con saña, dejando inutilizable la madera, lastas de zinc, utensilios, enseres, robo de herramientas, inclusive se procedió a orinar la ropa de niños y de trabajo de comuneros, en una acto racista y discriminatorio que se realizó ante la presencia de carabineros del Retén de Coñaripe, dependiente de la Quinta Comisaría de Panguipulli.

En lo que parece un acto arbitrario dentro de un proceso de investigación, ya que Fiscalía no indaga respecto a la existencia de una escritura que establece la propiedad ancestral de la Comunidad Caripan para contrastar las versiones y establecer que los afectados o víctimas de de usurpación no son extranjeros alemanes, si no al contrario las Comunidades mapuche ancestrales de Traitraico.

Es mas la instrucción particular Nº 2745/2013 con fecha 2 de diciembre viene a desconocer en los hechos, un juicio y una resolución de la Corte Suprema en la cual reconoce la propiedad ancestral del territorio y ordena la restitución de 615 hás, a la comunidad ancestrales de Tratraico y en su caso específico al Lonko Genaro Catripan.

Claramente este acto administrativo coloca a la fiscalía en una posición no objetiva en lo que se refiere a cualquier proceso de investigación, en la cual beneficia al particular extranjero en desmedro de los descendientes directos del propietario de una escritura que existe desde 1914. Actúa en función de una denuncia donde los roles de victimario y víctima son invertidos en función de quien coloca primero una denuncia.

No olvidemos que el pueblo mapuche es un pueblo preexistente al estado de Chile, incluso la corona Española lo reconoció como Pueblo Nación; cabe precisar que el despojo territorial sólo se pudo realizar luego de una guerra de mas treinta años realizada por Estado de Chile y que benefició a la oligarquía chilena y colonos extranjeros de la época a finales del siglo XIX.

Así que esa mañana del miércoles 11 de diciembre de 2013, Carabineros mandatado por Fiscalía, fue testigo de un delito flagrante por parte de particulares, quienes desarrollaron un cuadro muy parecido al que se desarrolló a principios del 1900, en la cual colonos despojaban de su territorio a comuneros y comuneras mapuche mediante el uso de la fuerza y mediante argucias legales con la complicidad de tinterillos y lenguaraces. Esto no lo inventamos esta escrito en el libro reportaje escrito por Aurelio Díaz Meza, Parlamento de Coz Coz, el año 1907, en la cual se relatan en un apartado las formas de apropiación y despojo.

La orden autorizaba el ingreso con resguardo policial, pero en ningún autorizaba la destrucción del inmueble. Claramente es un acto arbitrario ya que en la Corte de apelaciones de Valdivia además se esta alegando un recurso de protección interpuesto (en una ambigüedad respecto a la identidad a quien va dirigida) contra el Lonko Genaro Catripan y su Hijo, por parte de estos particulares. No olvidemos que el sistema judicial chileno tras la Reforma, garantiza el debido proceso y los derechos de los imputados o querellantes o víctimas. Todo sistema judicial moderno debe garantizar estos estándares, para denominarse como tal.

La demolición de la Ruca en vivo por la Radio Nueva Comuna

Otro detalle no menor es que esa mañana, existió una transmisión radial de Radio Nueva Comuna, de propiedad José Díaz, quien es socio de uno de los superpuestos propietarios de origen extranjero alemán como lo reconoció en entrevista a El Puelche.

Así de esta manera, los comuneros que desarrollaban el proceso de ocupación efectiva se enteraron de que se estaba realizando la destrucción de su ruca, destinada para que las comunidades ancestrales del sector pudieran tener acceso a la ribera del Lago Calafquen y desarrollar actividades productivas relacionadas a turismo. La mayoría se encontraba arriba en la cordillera desarrollando actividades productivas.

Cabe destacar que el sitio era un terreno que no presentaba ningún adelanto, y que durante los últimos meses los comuneros y comuneras desarrollaron actividades de limpieza y roce del predio y de la ribera, además de construir la ruca, un baño seco y un agregado que permitiera recibir visitas que pudieran alojar.

En entrevista realizada por El Puelche, Díaz indicó que no estuvo presente en el predio durante el proceso de destrucción de la ruca que se realizó con una retroexcavadora y un par de motosierristas, bajo las ordenes de los particulares extranjeros alemanes y en la entrevista señala que carabineros habría participado en el proceso de destrucción y luego se contradice diciendo que no le consta, por que el no se encontraba en el portón a mas de 300 mts. de donde se emplazaba el espacio.

La visión institucional y judicial

Consultamos al Mayor de Carabineros, Jorge Chaban, Comisario de la Quinta Comisaría de Panguipulli, respecto a la participación de efectivos policiales indicada por Díaz.

El mayor Chaban indicó que estuvieron tres efectivos policiales que actuaron mandatados por Fiscalía para resguardar a los particulares extranjeros alemanes y descartó la particpación de sus subordinados en el proceso de demolición del inmueble y aserreo de madera de la construcción y destrucción de latas de zinc y diversos enseres de propiedad de los comuneros.

El mayor Chabán indicó en entrevista que el particular José Díaz, estuvo presente durante el proceso de demolición y el capitán Barrientos -que también estuvo presente en la entrevista- reconoció que este lo había saludado durante el operativo. Es más el Mayor Chabán mostró imágenes del procedimiento donde se constata la presencia del Director de Radio Nueva Comuna y presidente de la Junta de vecinos de Coñaripe, y ex candidato a Alcalde en el predio al momento de la demolición. El mayor Chabán indicó que estas imágenes en video y fotografías serán enviadas a Fiscalía para documentar la acción y participación policial al momento de la demolición realizada por los particulares extranjeros.

El Puelche conversó además con la Fiscal Alejandra Anabalón, quien indicó al momento de la entrevista desconocer el proceso de demolición efectuada por los particulares al momento de la realización de la diligencia mandatada según la instrucción particular Nº 2745/2013, de la causa Ruc 1301044236-7 con fecha dos de diciembre de 2013 y dirigida a Iván Améstica Guerrero, Sgto. 1°, Jefe del retén de Carabineros de Coñaripe, y que fue firmada por ella.

Tanto al Mayor Chabán y a la Fiscal Anabalón les consultamos respecto a la denuncia interpuesta por Isabel Caripan, quien al momento de acudir e ingresar al predio de 4 hás, fue amenazada de muerte por la particular dueña de un discoteque del sector y fue victima de disparos junto a sus hijas sin resultado de heridas.

Los insultos y amenazas tenían un claro contenido discriminatorio y racista según indicó Isabel Caripan. Ante esta consulta, indicaron al momento de las respectivas entrevistas, que no les habían llegado los antecedentes, a pesar que la hija del Lonko había realizado la denuncia correspondiente ante Carabineros del retén de Coñaripe.

Como vemos, las acciones desarrolladas por los particulares extranjeros y avaladas por el socio de ellos y director de la radio nueva comuna de Coñaripe, constituyen una acción flagrante de discriminación racista y vulneración de derechos de los pueblos indígenas, que el estado de Chile y sus diferentes poderes, incluido el judicial, así como las instituciones dependientes del Estado, tienen la obligación de respetar, ya que se suscribió el convenio 169 y la declaración Universal de los derechos de los Pueblos Indígenas.

No olvidemos que en el caso del Convenio 169 se establece que las leyes y procedimientos administrativos y jurídicos deben adecuarse y reformularse a los estándares establecidos por este instrumento jurídico internacional.

La voz de las comunidades

Las comunidades ancestrales del sector de Traitraico en comunicado público emitido el mismo día de los hechos, denuncian esto como un acto de amedrentamiento frente a la movilización que realizan para recuperar sus tierras ancestrales. A continuación un extracto de la declaración:

“Epu; Alertados por la situación que ocurría nuestras familias se trasladaron al terreno siendo recibidos con tiros de escopeta por parte de la familia usurpadora Hernández Castillo, lo cual puso en grave peligro a dos niñas menores 2 y 4 años que transitaban hacia el lugar junto a su madre, quien además fue amenazada de muerte por estos particulares aliados de los usurpadores alemanes que constituyen una amenaza constante a nuestras familias.

Küla; Este intento de amedrentamiento por parte de la policía y particulares, busca intimidar a quienes venimos denunciando y movilizándonos para desenmascarar el robo encubierto propiciado por las instituciones de Estado y particulares no mapuche a través de arriendos a 99 años amparados en la Decreto ley 2568 y 2750 herencia de la dictadura militar que busco el despojo de las tierras mapuche en nuestro territorio en especial de las localizadas a orillas del lago Caláfquen.

Meli; Las comunidades frente a esta nueva agresión reafirmamos nuestra inquebrantable voluntad de avanzar en el proceso de restitución de nuestros derechos, tierra y territorio los cuales se ven amenazados por las instituciones de estado, particulares y empresas que buscan enajenar los recursos naturales y negar nuestros derechos ancestrales. Por lo que amparados por nuestros Ngen mapun, seguiremos construyendo y ejerciendo control territorial, fortaleciendo nuestras alianzas organizativas y espirituales para defender nuestros espacios de vida Mapunche”.

DEJA UNA RESPUESTA