Así lo Decidió la Asamblea: Colo Colo Rompió Todo Vínculo Histórico con Pinochet

0
132

La asamblea de la Corporación del Club Social y Deportivo Colo Colo, una piedra en el zapato para Blanco y Negro, tomó la determinación de terminar con la membrecía en calidad de “presidente honorario” al ex dictador Augusto Pinochet. Así lo informó su actual presidente, Fernando Monsalve: “el ex gobernante de facto jamás pudo ser socio honorario ni mucho menos Presidente Honorario, simplemente porque dicha figura jamás ha estado considerada en los estatutos del club. Pero si alguien, alguna vez, tuvo la peregrina idea de asociar su nombre a nuestra institución, los socios han decidido por absoluta mayoría repudiar dicha decisión”.

 

“El dictador Pinochet jamás fue socio honorario ni mucho menos Presidente Honorario de Colo Colo, porque los estatutos del club jamás contemplaron esa figura. Pero si alguien, en algún momento, tuvo la peregrina idea de designarlo como perteneciente o cercano al club, la asamblea de socios de este sábado 30 de mayo, que yo defino como histórica por la cantidad de participantes, decidió por mayoría absoluta declarar que el ex gobernante de facto nada tuvo ni tiene que ver con nuestra institución”, señala Fernando Monsalve, actual timonel del Club Social y Deportivo, que es una piedra en el zapato para Blanco y Negro.

Y es que, al igual como ha ocurrido siempre con el Monumental, denominado “el estadio de Pinochet” fundamentalmente por los hinchas de la U, que se cuelgan del ofrecimiento del dictador días antes del Plebiscito de 1988, de aportar con 300 millones de la época para su terminación, el hincha colocolino ha considerado siempre como un baldón el que el sátrapa haya sido designado con ese rimbombante título o, al menos, que tal hecho alguna vez se haya publicitado.

Así como, tras su derrota en el Plebiscito, Pinochet protagonizó todo un adelanto de lo que sería su conducta en el futuro, es decir, hacerse el loco, decir que no recordaba nada y, en último término, negarlo todo, los 300 millones jamás llegaron a las arcas del club popular, que sólo vino a concluir las obras de su estadio luego que se traspasara a Hugo Rubio al Bologna italiano en una cantidad cercana al millón de dólares.

La historia cuenta que el tirano habría sido designado Presidente Honorario en 1984, bajo la presidencia de Patricio Vildósola, en los hechos uno de los tantos interventores que el club popular ha tenido en sus ya 90 años de trayectoria. Ello, porque Vildósola llegó al club cuando el presidente del fútbol de aquella época, Abel Alonso, decidió intervenir una vez más la institución y designar como presidente de Colo Colo a Alejandro Ascuí, hasta ese momento un empresario dirigente de Unión Española.

Patricio Vildósola, miembro activo de Avanzada Nacional, grupo de ultraderecha fundado por el torturador Alvaro Corbalán, hoy preso en Punta Peuco, que apoyaba sin condiciones ni restricciones a la dictadura cívico-militar, fue siempre acérrimo hincha de Rangers de Talca. Sin embargo, cuando lo invitaron a formar parte de Colo Colo no titubeó un segundo en aceptar, tal vez pensando que desde allí su influencia sería mucho mayor tanto en el fútbol, como en la vida nacional.

La erradicación definitiva del nombre del dictador ligado a Colo Colo no fue, por cierto, el único punto de la tabla que estudió y votó la asamblea.

Como explicó el propio Monsalve, “asumimos el club a fines del año pasado sin que nadie del directorio anterior, encabezado por Raúl Labán, nos hiciera el protocolar traspaso. No sólo eso: el balance del año 2014 nos entrega un pésimo manejo económico de la Corporación. Por ello, no fue extraño que la asamblea votara por realizar una auditoría que ayude a determinar si hubo o no irregularidades, y que, en el caso de haberlas, los culpables no sólo sean pasados al Tribunal de Etica y Disciplina de la institución, sino que eventualmente llevados a la Justicia Ordinaria”.

Consultado acerca de qué plazo se dará el club para realizar esta auditoría a los números que dejó la presidencia de Labán, señaló que “30 días nos parece un plazo más que prudente”.

El mismo Monsalve señaló que la asamblea había decidido, además, aprobar una amnistía general para aquellos socios que hoy se encuentran morosos y, para estar en concordancia con la Ley del Deporte, el actual directorio albo, conformado por 19 miembros, quedará reducido a los nueve que estipula el cuerpo legal.

Fuente: El Mostrador

Leave a Reply