Chilenos en en Exterior Rechazan Alza en el Costo de los Pasaportes

0
266

Mediante una declaración pública, la red europea de organizaciones de chilenos en el exterior manifestó su enérgico rechazo al alza de casi un cien por ciento en el costo de los pasaportes, y propuso cuatro medidas para reducir el impacto que la medida acarreará a muchos de ellos, para quienes el ´pasaporte es un documento indispensable para los permisos de residencia y de trabajo. 

 
Constatamos con consternación el alza del 83% del costo de pasaporte chileno. Este pasará a costar 133 € con una validez de cinco años. A la imagen de los otros derechos sociales en Chile, el derecho a la libre circulación se ve mermado por la ambición del negocio privado.
 
Se perjudica así a familias de escasos recursos, a grupos familiares numerosos, a estudiantes, entre otros, que residen en el extranjero.
 
Para poner en perspectiva esta alza, el pasaporte belga, el más caro de la zona Euro, tiene un costo de 83.5 € y dura cinco años, mientras que un pasaporte francés tiene un costo de 89 € y tiene una duración de diez años.

Los pasaportes más baratos en la zona Euro son los de República Checa y de Polonia con un costo de 24 € y 35 € respectivamente, por una duración de diez años.
 
Cabe señalar que son países con un ingreso per cápita superior al de Chile, y con una política dirigida a promover la movilidad, y protección de sus conciudadanos.
 
El pasaporte no es tan solo un documento para entrar o salir de un país, es también utilizado de manera obligatoria para renovar los permisos de trabajo y de residencia, de una inmensa mayoría de compatriotas.

No poder renovar ese documento por cuestiones económicas pone en riesgo el bienestar de nuestros conciudadanos, muchos de los cuales viven en países en donde el costo de la vida es inferior a Chile o se encuentran en países en situación de crisis agravada, como lo son los casos de España, Grecia, Portugal…
 
Por todas estas razones, proponemos a las autoridades competentes lo siguiente:
 
?   Extender la duración del documento pasando de cinco a diez años.

?   Aplicar el alza de manera gradual.

?   Facultar a los cónsules, en función de realidad socio-económica de la persona, a subsidiar ese documento, en base a la  consideración del art.12 actual del arancel consular.

?   Establecer un costo diferenciado para mayores y para menores de edad.
 
Nuestro candidato a representante del exterior ante el Consejo de la Sociedad Civil de la Cancillería, Víctor Sáez adopta esta tarea imperativa de reivindicar estas demandas.
 
Europa, 14 de agosto de 2015

RED EUROPEA DE ORGANIZACIONES CHILENAS POR SUS DERECHOS

DEJA UNA RESPUESTA