Camilo Ballesteros: “Hoy Tenemos la Posibilidad Real de Cambiar Chile”

0
367

El ex dirigente estudiantil Camilo Ballesteros, encargado del área Juvenil en el comando presidencial de la Nueva Mayoría, comparte algunas ideas cuya protagonista es la juventud, de cara a reafirmar la importancia de concurrir a las urnas el 15 de diciembre. Se trata, señala Camilo, de que  “desde la Nueva Mayoría tenemos  la posibilidad real de cambiar Chile”.

¿Qué es lo que espera la juventud de un eventual gobierno de Bachelet?

Como jóvenes de la Nueva Mayoría, nuestro piso mínimo para los próximos cuatro años es el cumplimiento cabal del programa de transformaciones que ha presentado la candidatura de Michelle Bachelet, construido durante meses en torno a las necesidades más urgentes y trascendentales de la ciudadanía. En ese programa la educación tiene un espacio privilegiado, lo que significa un gran avance, sin embargo, es necesario contemplar que los temas que hoy preocupan a la juventud son mucho más amplios y ello conlleva un desafío mayor para el próximo gobierno: sin duda los tiempos son mucho más rápidos que antes y, a la vez, hay mucho más por hacer. Por lo tanto, es una tarea primordial buscar los mecanismos adecuados para catalizar los procesos políticos y sociales que aseguren desarrollar el programa que hoy presentamos a todo el país y particularmente a los jóvenes.

¿Qué diferencia existe para los jóvenes en haber o no votado anteriormente y hacerlo hoy?

Durante mucho tiempo Chile entendió la democracia como el simple hecho de votar cada cuatro años por sus representantes, delegando en la voluntad de aquellos la posibilidad de cambios reales. Sin embargo esa visión está siendo superada rápidamente; vemos que se está abriendo  un nuevo ciclo político, en el cual es relevante votar, pero también es imprescindible participar de forma activa para lograr los avances que nuestro país requiere. Afortunadamente, gran parte de la juventud sabe eso y se ha organizado en lo que hoy conocemos como el movimiento estudiantil.

¿Cuál es el rol de los estudiantes y la juventud en general en los nuevos tiempos que se vienen?

Su rol en los próximos cuatro años es fundamental. Deben ir indicando un camino, acelerando los tiempos y poniendo presiones para que los cambios se gesten. Porque el principal obstáculo será una derecha que buscará frenar y entorpecer los procesos políticos para que las reformas no se lleven a cabo. Será importante un movimiento estudiantil maduro, capaz de empujar las transformaciones en conjunto con el resto del movimiento social, pues también tienen la responsabilidad de luchar por quienes no pueden hacerlo.

Es por ello que debemos apostar a hacer grandes cambios en toda la juventud, ya que en ella reside un potencial fundamental si queremos tener un avance exponencial en el desarrollo del país durante los próximos años. Tendremos que asegurar mayor participación en ese sector, y también generar las herramientas que aseguren sus derechos fundamentales, económicos y sociales, para que puedan desenvolverse plenamente como ciudadanos.

¿De cuáles otros temas de política juvenil debe hacerse cargo el nuevo Gobierno?

En ese sentido, los temas que le interesan a la juventud y aquellos que les afectan, tales como la política de drogas, de género y sexualidad, el desempleo y derechos laborales, deben contar con el soporte de una institucionalidad capaz de generar planes y programas enfocados de manera particular hacia tales necesidades. Sin embargo, partimos del diagnóstico de que esa institucionalidad no existe; el INJUV como lo conocemos, no es capaz de responder a las inquietudes de los jóvenes, ni mucho menos de convocarlos a participar. Así, planteamos un cambio de institucionalidad que busque el desarrollo de una verdadera política juvenil.

Para que sea completa, esa institucionalidad no sólo debe generarse a nivel central, sino que también debe expresarse en cada gobierno local, superando la precariedad –e incluso ausencia- de los departamentos municipales de la juventud.

Estos departamentos deben ser capaces de generar reales mecanismos de participación para que los jóvenes influyan directamente en los proyectos que se lleven a cabo. Ello es relevante, pues en las bases comunales es posible incidir de manera más próxima y perceptible en las políticas públicas que afectan a la población. Para que la participación sea real, debe ser descentralizada de esta y otras formas.

Mucho se dice sobre un nuevo ciclo político en Chile ¿En qué consiste aquello?

Lo que abre el programa de la Nueva Mayoría, tanto para la juventud como para la ciudadanía en su conjunto, es un nuevo ciclo político en que la democracia participativa es el mecanismo fundamental a partir del cual podremos construir los cimientos que nos permitan edificar un futuro sólido, con una generación que no sólo tiene tareas para el mañana, sino una gran responsabilidad en el presente.

Un llamado a los jóvenes a confiar en sí mismos, porque no hay un escenario más propicio que el que ofrece una coalición que, siendo diversa, se ha comprometido en avanzar en “temas” como una nueva constitución política, modelos justos en salud y educación, una mirada progresista en materias medioambientales, una ética progresista en los llamados “temas valóricos”.

Fuente: Claves Magazine

 

DEJA UNA RESPUESTA