Camila Vallejo: Mineduc Subestimó la Complejidad de la Discusión de la Carrera Docente

0
312

La diputada Camila Vallejo (PC) se refirió a la movilización del Colegio de Profesores. A juicio de la presidenta de la Comisión de Educación ha sido una “sorpresa” el tiempo que ha demorado solucionar el conflicto entre docentes y Mineduc, que se arrastra por más de veinte días. La diputada explicó las dificultades que rodean a la tramitación del proyecto e insistió en la importancia del diálogo con entendimiento para lograr llegar a acuerdos profundos en materias de educación.

 

“Pensamos que podía ser un poco más fácil, porque había -tanto en lo político como en lo ciudadano-, una especie de acuerdo previo sobre la importancia de mejorar el tema de los profesores”, Sin embargo, los factores que intervienen en el problema, por ejemplo, la condición histórica de maltrato y postergación de los profesores, se sumaron a la desconfianza al mundo político y esos elementos terminando influyendo en el proceso y demorando la solución.

A eso se suma la debilidad del proyecto. “En el articulado hay cosas deficientes. Por ejemplo, el cómo se garantizan mejores condiciones de enseñanza a los profesores para poder exigir y tener un resultado esperado en los procesos evaluativos”. En este sentido, Camila Vallejo aseguró que las herramientas para llegar a obtener mejores evaluaciones no quedan bien definidas.

Entre esos problemas del documento del Ejecutivo se encuentra la poca definición sobre el uso de las horas no lectivas, que podían ocuparse en labores administrativas y no pedagógicas, lo que no aliviaría el trabajo de los docentes, explicó. Otra situación se da en la cantidad de alumnos por sala, en ese sentido, recordó que los parlamentarios de la Comisión han pedido rebajar progresivamente el número de estudiantes “porque no se saca nada con que un profesor gane 3 millones de pesos, con una carrera docente espectacular, pero sometido a una sala de clase que más parece asamblea, no se puede llevar adelante un buen proceso educativo”, dijo.

Para la diputada, la contrapropuesta elaborada por la Comisión buscaba reunir esas diferencias y generar los espacios para mejorarlos. Por ello, además de la valoración que hizo la dirigencia del Magisterio, pretenden que pueda ser bien acogido por las bases para seguir avanzando en la agenda legislativa.

Uno de los reconocimientos que hizo Camila Vallejo es que el Mineduc habría “subestimado” la complejidad de la discusión por Carrera Docente. En esta decisión habrían intervenido factores “subjetivos del Magisterio”, esto porque al momento de conversar con una organización, se dejaron de lado las demandas históricas que han presentado los profesores, lo que “es un problema político en sí mismo”.

“Si no conoces realmente con quién estás conversando, cuáles son sus aprensiones, se genera un diálogo. Eso es lo que no pasó. El diálogo no llegó a buen puerto porque no hubo entendimiento. Por eso dijimos que era necesario insistir en el diálogo entre las partes, para alcanzar la solución del conflicto”, explicó la presidenta de la Comisión de Educación.

Y si bien el desarrollo de la discusión y el modo en que el proyecto ha necesitado de modificaciones, pedidas incluso por parlamentarios de la Nueva Mayoría, ha retrasado la celeridad en el trámite, la diputada reconoció la necesidad de tomarse más tiempo para su análisis. Sin embargo, aseguró que esta situación, tal como la desmunicipalización, son materias que deben ser resueltas durante 2015, “porque el próximo año ya es un tiempo complicado para grandes reformas políticas”.

Respecto al diseño político del Gobierno en Educación, afirmó que “hemos tenido un problema constante al no mostrarse elementos del conjunto de la reforma. Entonces se empiezan a criticar cosas  que, para los actores sociales, debieran estar en un proyecto, pero están en otro. Como no se muestra eso, se generan dudas de sí son proyectos buenos o no. Ejemplo de ellos fue lo que pasó con Carrera Docente y la formación inicial -que no se contiene en este proyecto-, tal como el sistema de acreditación o si va a existir una malla curricular mínima para impartir pedagogías. Todos esos elementos deberían estar planteados en la reforma a la educación superior a eso, al menos, así se comprometió el Ejecutivo, pero nosotros tampoco tenemos ese proyecto”, señaló.

Y si bien defendió el que por una situación práctica temas tan diversos se incluyan en proyectos diferentes, aseguró que “genera un problema político”. A esa complicación se suma el que para cambiar el paradigma de la educación es necesario ir tocando muchas leyes que, en la base, se apoyan en el neoliberalismo.

Es así como las diferencias ideológicas entre representantes de la misma colectividad van entrampando aún más el debate: “siempre hay diferencias ideológicas al interior de la Nueva Mayoría. Si no las tuviéramos, seríamos todos del mismo partido. Pero se confunden conceptos con ideologías, por ejemplo, al hablar de que alguien tiene que ser competente para algo no es lo mismo que hacerla competitiva. O al hablar de la valoración del trabajo de una persona, no es lo mismo que individualizar esa valoración, etc”, entonces no queda claro si se está por un Estado más presente o por una mayor libertad de la escuela y comunidades para generar sus propios procesos, dijo.

“Hay que definir si esto es una división ideológica distinta o tenemos interpretaciones de los conceptos y del rol del Estado que son diferentes. En ese sentido, es importante el diálogo entre los actores, en este caso, en la discusión por Carrera Docente”, puntualizó.

Fuente: Radio Universidad de Chile

DEJA UNA RESPUESTA