La Caja Negra del Grupo Angelini

0
307

El clan Angelini enfrenta su año más complejo desde el desastre ambiental en Valdivia con la muerte de cisnes de cuello negro. La rectificatoria de empresas del grupo ya está en poder de la fiscalía y revelaría que hay, además de los políticos vinculados a Corpesca y los fondos destinados a la pre campaña de Bachelet a través de Martelli, gastos no justificados que involucrarían a personeros del oficialismo.

 

Mientras la fiscalía ha buscado figuras legales que no requieren una nueva querella del Servicio de Impuestos Internos (SII) para formalizar al exgerente de SQM, Patricio Contesse por delitos como apropiación indebida, simulación de contrato e infracción a la ley de donaciones, José Tomás Guzmán, quien aparece cumpliendo el mismo rol de Contesse en el Grupo Angelini en la pre campana de Bachelet -según las declaraciones de Jorge Rosenblut y Giorgio Martelli-, permanece incólume pese a que el Ministerio Público tiene en su poder desde hace dos semanas, a través del SII, la información contable que justificó la rectificación realizada por el poderoso grupo económico.

Los antecedentes contra el abogado y brazo derecho del fallecido Anacleto Angelini no es el único flanco de los propietarios de Celulosa Arauco, Copec, Celco, Siemel y Corpesca otrora dueños de Cruz del Sur -hoy en manos de Security- entre otras empresas. Desde 2013 se investiga el pago de Corpesca a la exdiputada Marta Isasi durante la tramitación de la ley de pesca de Longueira. El caso involucra hoy también al senador UDI, Jaime Orpis. Y ahora , según una fuente que conoce el contenido de la rectificatoria, deberían aparecer más pagos políticos relacionados, esencialmente, con la Nueva Mayoría. Es el año negro de un conglomerado cuyo patrimonio se calcula en más de $1500 millones de dólares.

LAS REDES POLÍTICAS

La ayuda financiera al diario La Época desde que el medio opositor a la dictadura comenzó a funcionar en los ’80 fue una de los nexos que unió al patriarca Angelini con la entonces Concertación y que explica por qué en 2005 Anacleto Angelini acudió personalmente a La Moneda luego de que la administración de Ricardo Lagos paralizara el funcionamiento de la planta de celulosa en San José de la Mariquina, Valdivia, por la responsabilidad de esta empresa en la muerte de cientos de cisnes de cuello negro.

La gestión no fue exitosa y la relación con el oficialismo se enfrió. Ese mismo año, reclutó como mediador a Eugenio Tironi y nombró como presidente de Arauco al ex ministro de Vivienda de Patricio Aylwin, Alberto Etchegaray Aubry, quien hoy es director de esta compañía.

La relación del grupo Angelini con la Nueva Mayoría incluye más rostros: el fallecido Adolfo Zaldívar y su hermano, el senador Andrés Zaldívar, quien fue accionista de la pesquera Eperva; y el exPresidente Eduardo Frei, entre otros. En el PS, el senador Rabindranath Quinteros.

En la defensa que ha desplegado el grupo también figuran personeros ligados al oficialismo como el abogado penalista Carlos Balbontin Gubbins, quien además está litigando en el caso SQM y representa a Juan Bilbao en la causa que sigue la Superintendencia de Valores y Seguros a raíz de la contienda judicial en Estados Unidos.

El PODEROSO SEÑOR GUZMÁN

La figura de José Tomás Guzmán es gravitante a la hora de analizar la historia del grupo Angelini. Guzmán forjó una amistad y una relación de confianza absoluta con Ancleto Angelini durante las seis décadas que lleva en la compañía. La relación quedó reflejada en el discurso que pronunció el jurista en el funeral de Anacleto el 29 de agosto de 2007 en el Parque del Recuerdo.

Según las palabras de Guzmán, “Don Cleto”, como le decía, había dejado marcado a fuego en sus empresas doctrinas que sus trabajadores debían mantener. El bajo perfil y la modestia, “tanto en lo interno de las compañías como en su imagen pública”.

 Dentro del texto, Guzmán hacía alusión a las normas y principios que “Don Cleto” había introducido en sus empresas y que según su abogado de confianza, habían quedado escritas de forma indeleble en “las mentes y corazones de todos los que trabajan con usted y todos podemos garantizarle y confirmarle que ellos no serán jamás olvidados”.

Ocho años después de la muerte del patriarca, el poderoso grupo pasa por uno de los peores momentos judiciales en su trayectoria luego del desastre ecológico de los cisnes de cuello negro en Valdivia en el 2005. El grupo hoy está en la mira de la fiscalía por los aportes irregulares a la política en varias de sus empresas: Copec, Celulosa Arauco, Corpesca, entre otras. En ese contexto, según las declaraciones de Jorge Rosenblut y Giorgio Martelli, el octogenario abogado cumplió un rol fundamental en los aportes que recibió la pre campaña de Bachelet en el 2012.

Guzmán fue quien accedió a entregar dineros a la empresa Asesorías y Negocios del operador político Giorgio Martelli. Al igual como en Soquimich, Rosenblut se entendió con uno de los hombres fuertes del grupo. Cabe señalar que el exsubsecretario ha tenido un rol histórico como articulador con distintos grupos empresariales chilenos para obtener financiamiento en la campañas concertacionistas. En su declaración a los fiscales, Rosenblut explicó que él era una de las 30 personas del oficialismo que mantenían contacto con el sector empresarial.

Rosenblut se reunió en el 2012 con ejecutivos del grupo Copec y aprovechó la oportunidad para conversar con José Tomás Guzmán, a quien según Rosenblut conoce y aprecia. En esa oportunidad, le consultó si las empresas del grupo estaban disponibles para apoyar el proyecto de la futura Nueva Mayoría. Al igual que en SQM, la respuesta fue positiva. Quienes conocen a Guzmán saben que sus ideas no son cercanas a este sector político, pero nunca ha ocultado la simpatía que le tiene a Bachelet.

Fue así como después de un almuerzo, Rosenblut habría concretado los aportes y los montos que el grupo Angelini aportaría a la pre campaña de la actual mandataria. “Al igual que SQM Salar, Jorge Rosenblut me contactó con José Tomás Guzmán y me dijo el monto autorizado para la operación con el Grupo Angelini. Guzmán estableció la distribución de financiamiento entre las empresas del Grupo y me indicó los montos de cada empresa de un monto general que se había pactado entre Guzmán y Rosenblut”, dijo Martelli en su declaración revelada por TVN.

De acuerdo a la información publicada por The Clinic Online, el grupo Angelini a través de sus empresas Copec S.A, Celulosa Arauco y Constitución S.A y Cruz del Sur S.A (en el 2012, antes de que fuera adquirida por el grupo Security), le pagaron un total de 208 millones de pesos por “asesorías profesionales”.

Según la contabilidad que Martelli le entregó al SII, su empresa AyN recibió 140 millones de pesos de parte de Copec S.A y Celulosa Arauco durante el 2012. Los pagos de ambas compañías coinciden en algunas fechas. En los meses de enero, por ejemplo, AyN suma ingresos por 30 millones por las dos compañías; en el mes de abril la cifra es la misma y en noviembre 20 millones. Todos correspondientes a 2012.

Por su parte, Celulosa Arauco en el mismo año adicionalmente pagó por “asesorías profesionales” 60 millones divididos entre los meses de junio y septiembre.

En el 2013 Copec S.A, por el mismo ítem, pagó 17 millones y Celulosa Arauco 51 millones en total por tres meses: enero y dos pagos en marzo en distintas fechas.

Dichos servicios, al igual que los prestados por la empresa Harold & Johns & Bussines & Law, fueron incorporados a la rectificatoria que realizó el grupo ante el SII y que ahora está en manos de la fiscalía.

Según publicó la revista Qué Pasa, la rectificación se hizo entre los años 2012 y 2014 por tres empresas que entregaron aportes a la política. Por esos aportes, los Angelini pagaron $850 millones al SII. La publicación afirmó que los montos giraban alrededor de los US$ 2,5 millones y $1.500 millones de boletas y facturas falsas.

En una entrevista en el cuerpo B de El Mercurio, Guzmán relató con detalles cómo había conocido a “Don Cleto” y cómo había comenzado a construir su imperio. Respecto a Copec, una de las empresas cuestionadas hoy, dijo que Anacleto soñaba con “transformar a Copec en la locomotora que tire para delante el país”.

Luego vendría la compra y sus negociaciones con el entonces Ministro de Hacienda de Pinochet, Hernán Büchi.

En palabras de Guzmán, el episodio fue así: “Fue a hablar con el ministro Hernán Büchi y le propuso el proyecto para Copec: “Mire, yo quiero hacer esto, comprar estas acciones, pero pido que se cite a una junta extraordinaria de accionistas para aumentar el capital en 100% y así obtener recursos para pagar las deudas y llevar adelante los planes”.

Sobre cómo Angelini se quedó con el control total de Copec, Guzmán recordó:

“Afortunadamente, teníamos los fondos disponibles para la compra y Hernán Büchi dijo que era un buen proyecto. Cuando nos dieron el visto bueno y vendieron el 18% empezamos a comprar acciones de Copec por todos lados. Salimos con libreto de cheques en la mano… hasta llegar al 42%. Ahí tomamos el control de la compañía, en el año 1986?.

CORPESCA

Es la arista más complicada y quien lo lleva hoy es la fiscal Ximena Chong quien investiga cohecho y lavado de activos en contra de Isasi y Orpis. La exparlamentaria habría recibido cerca de $25 millones mientras que Orpis habría percibido en total cerca de $230 millones.

Los fondos habrían sido entregados a través de boletas de terceros, pero el caso es aún más difícil porque se indaga si la entrega de recursos implicó alguna gestión de los parlamentarios a favor de la compañía cuando se tramitaba el aumento de la cuota de pesca.

Esta ley ingresó al parlamento en diciembre de 2011 y durante su discusión el exgerente Francisco Mujica intercambió correos sobre la legislación tanto con Orpis como con Isasi.

Fuente: The Clinic

DEJA UNA RESPUESTA