Empieza a Derrumbarse el Montaje: Tribunal Rechaza la Demanda Laboral de Sergio Bustos contra Caval

0
320

Para verdades, el tiempo. El montaje del cual el turbio personaje Sergio Bustos no es más que un instrumento, empieza a derrumbarse. El Primer Juzgado de Letras de Santiago no sólo rechazó en todas sus partes la demanda laboral presentada por Sergio Bustos contra la empresa de Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, sino que además lo condenó a pagar las costas del juicio, por $500 mil. No olvidar que esta demanda fue el principio del “caso” Caval.

El tribunal rechazó la acción judicial presentada por el demandante contra la sociedad, quien acusaba el no pago de $200 millones por servicios que habría realizado durante 2014. Además, ordenó a Sergio Bustos a pagar las costas del juicio, ascendientes a $500 mil.

Bustos, ex agente de los servicios de inteligencia de la dictadura, y autor de violaciones de los derechos humanos, prentendía un pago de cerca de $200 millones por una presunta deuda de 14 sueldos correspondiente a las gestiones que realizó para materializar la compra de los polémicos terrenos en Machalí, principalmente para conseguir el financiamiento.

La sentencia fue dada conocer por la abogada de la empresa Caval, Grace Álvarez, quien se manifestó satisfecha con la resolución y anunció que sus clientes Natalia Compagnon y Mauricio Valero ya fueron notificados de la resolución judicial.

“La resolución, en su inciso decimoquinto, rechaza la demanda en todas sus partes de don Sergio Bustos Baquedano en contra de la Exportadora de Gestión Caval LTDA y que entendiéndose que no hubo motivo plausible para litigar y habiendo sido acordado en autos, se condena al demandante a pagar la suma de 500 mil pesos”, señaló la abogada Álvarez.

La abogada sostuvo que tanto ella como su par Antonio Garafulic toman la resolución de la mejor manera “ya que necesitábamos un impulso positivo”. Por su parte Garafulic sostuvo que “los tribunales han hablado y esperamos que en los próximos meses se puedan resolver todos las situaciones procesales y de carácter sustantivos de la empresa Caval y sus representantes legales”.

Por su parte, el abogado de Bustos, Rodrigo Lillo, anunció que se analizará el fallo para luego evaluar las acciones a seguir.

Cabe recordar que la desorbitada pretención de Bustos fue la que motivó la publicación de la revista Qué Pasa, del grupo COPESA, que detonó el denominado “caso” Caval, que apuntaba a montar un escándalo semejante al que por esos días tenía lugar con el caso Penta, por la vía de la vinculación de una de las socias de la empresa CAVAL, Natalia Compagnon, con la Presidenta de la República, de quién es nuera.

De hecho, se intentó configurar conductas de negociación incompatible y tráfico de influencias, con la intención de instalar la sensación de crisis política por corrupción generalizada, lo que de alguna manera el poder mediático controlado por la derecha, consiguió.

Nuevas investigaciones periodísticas demuestran que el negocio de compraventa de terrenos de Machalí, en rigor especulación inmobiliaria, presenta múltiples zonas oscuras, pero protagonizadas por operadores de la UDI, muy anteriores a la aparición de Caval en el negocio, y vinculados a Mauricio Valero, socio de Natalia Compagnon.

Precisamente, el conocimiento de dichas irregularidades fue el flanco del que se aprovechó la campaña de desprestigio contra la Presidenta, porque sus autores sabían que eran difíciles de desmentir.

Las declaraciones de Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos ante el Fiscal tienden a mostrar que no estaban conscientes que lo que creían un negocio, era en verdad un elaborado montaje construido con sofisticadas tecnologías de inteligencia e información. De momento, mientras reunimos las pruebas, lo dejamos hasta aquí.

Pero, mientras tanto, es útil preguntarse quién está detrás de Sergio Bustos, y por qué la jauría mediática actuó como lo hizo. 

DEJA UNA RESPUESTA