Ben Bernanke y la Tasa «Natural» de Rentabilidad

0
234

El  ex  presidente  de  la  Reserva  Federal  de  Estados  Unidos,  Ben  Bernanke,  ha  lanzado su  propio  blog  de economía  en la web de la Institución Brookings. Como dice Ben, » Ahora que soy de nuevo un civil, puedo de nuevo  opinar  sobre  cuestiones  económicas  y  financieras  sin  que  mis  palabras  sean  analizadas  con microscopio  por  los  observadores  de  la  Fed.  Espero  poder  hacerlo,  periódicamente,  cuando  me  sienta inspirado, en este blog. Espero ser pedagógico, y espero aprender algo también“.

¿Podemos  aprender  algo  del  blog  de  Ben?  Después  de  todo,  se  trata  de  un  economista  que  es supuestamente un experto en la Gran Depresión de la década de 1930 y sus causas; y que afirmó en 2002, en  un  discurso  en  una  conferencia  conmemorativa  sobre  Milton  Friedman,  el  gran  exponente  del monetarismo,  que  él  y  la  Fed  habían  aprendido  la  lección  de  que  un  uso  juicioso  de  la  política  monetaria (reduciendo  las  tasas  de  interés  y  aumentando  la  oferta  de  dinero  a  través  de  la  «flexibilización cuantitativa” (QE) o incluso a través de ayudas directas a los bancos), las depresiones podrían evitarse.

«No  dejaremos  que  vuelva  a  ocurrir», dijo  entonces  Ben

 Y  «helicóptero  Ben»,  como  se  le  apodó,  por defender  una  generosidad  monetaria  a  escala  industrial  lanzada  desde  helicópteros  sobre  el  objetivo  si llegase a ser necesario en tiempos de recesión, aplicó sin dudas las inyecciones monetarias de Friedman durante la crisis financiera mundial y la Gran Recesión.

Pero, ¿tuvieron éxito este tipo de políticas de bajas tasas de interés y dinero lanzado desde helicópteros?

Bueno, se pueden releer mis abundantes notas sobre la eficacia de QE y la política monetaria a la Bernanke (1  y 2)
.
Pero  el  resultado  es  evidente:  la  recuperación  más  débil  después  de  una  caída  en  el  período  de  postguerra y una previsión de crecimiento futuro que ha sido rebajada
 de manera constante, como muestra este gráfico.

El  PIB  real  actual  de  Estados  Unidos  es  aproximadamente  un  12%  más  debajo  que  el  que  habría  sido actualmente sin la Gran Recesión y la posterior débil recuperación .

Parecería  que  la  política  monetaria  no  es  ni  de  lejos  suficiente  para  que  incluso  la  economía  capitalista estadounidense vuelva a crecer y a la “normalidad”.

Y  parece  que  Bernanke en  su  primera  nota  en  su  blog   está  de  acuerdo.  Ben  nos  dice  que  las  tasas  de interés bajas van a durar mucho tiempo, pero no a causa de la política monetaria laxa, sino debido a que la tasa real de rendimiento de los activos (tangibles y financieros) sigue siendo baja.

Ben señala que las tasas de interés junto con la inflación se mantienen en una tendencia a la baja desde principios de la década de 1980. De hecho, las tasas reales (después de la inflación) son actualmente en realidad negativas.

Y no se trata de «una aberración a corto plazo, sino que forma parte de una tendencia a largo plazo”. Ahora bien,  esto  puede  que  sea  una  revelación  para  Ben,  el  ex  presidente  de  la  Fed,  pero  no  lo  es  para  los lectores de mi blog o de mi libro, The Great Recession, donde explico en algún detalle  que el capitalismo se encuentra en una fase descendente a largo plazo de los precios de producción (en lo que se ha llamado el ciclo de Kondratiev, en honor del economista ruso que identificó por primera vez este ciclo).

Pero Bernanke se pregunta: «¿Por qué son las tasas de interés tan bajas? ¿Permanecerán bajas?  ¿Cuáles son las implicaciones para la economía de una tasas de interés bajas?

” Bueno, son bajas no porque la Fed y otros bancos centrales hayan inyectado demasiado dinero en la economía – aunque eso solía ser lo que Ben  decía  que  quería  hacer.  No,  la  razón  de  las  bajas  tasas  de  interés  es  la  baja  tasa  de  retorno  de  la inversión  de  capital.  Bueno,  bueno.  «

La  tasa  de  interés  real  es  más  relevante  para  las  decisiones  de inversión  de  capital,  por  ejemplo.  La  capacidad  de  la  Fed  para  influir  en  las  tasas  reales  de  rentabilidad,
especialmente los tipos reales a largo plazo, es transitoria y limitada. Excepto en el corto plazo, las tasas de interés reales se determinan por una amplia gama de factores económicos, incluyendo las perspectivas de crecimiento económico, no por la Fed“.

Ben invoca el trabajo de Knut Wicksell, el economista sueco que introdujo antes de la I Guerra Mundial el concepto de la tasa de interés real de equilibrio.

Esta tasa de interés de equilibrio es la tasa de interés real compatible con el pleno empleo de los recursos de mano de obra y de capital. Y el problema es que la tasa real de equilibrio es baja debido a que «las oportunidades de inversión son limitadas y relativamente poco rentables”.

Lo  que  esto  nos  dice  es  que  la  política  monetaria  está  limitada  en  su  impacto  por  lo  que  ocurre  en  la economía «real», más concretamente, en el sector capitalista dominante. «La conclusión es que el estado de la economía, no la Fed, es en última instancia, la que determina la tasa real de rendimiento alcanzable por los ahorradores e inversores “.

Así que el argumento de Ben de que es la tasa real subyacente de retorno de la inversión la que decide las cosas, no la política monetaria de la Reserva Federal, es realmente para justificar y defender sus acciones como presidente de la Fed frente a las críticas de la escuela austriaca y los neoliberales de que mantuvo los tipos  de  interés  artificialmente  demasiado  bajos;  y  desde  el  campamento  keynesiano  de  que  no  intervino suficientemente. Ya ven, los críticos están equivocados acerca de la política de la Fed porque la Fed tiene poco que decir en el crecimiento subyacente o no de la economía capitalista estadounidense. Eso depende de su rentabilidad subyacente, o en la jerga de Wicksell, de la “tasa natural de retorno de equilibrio“.

«El  estado  de  la  economía,  no  la  Fed,  es  el  determinante  último  del  nivel  sostenible  de  los  rendimientos reales. Esto ayuda a explicar por qué las tasas de interés reales son bajas en todo el mundo industrializado, no sólo en los Estados Unidos”.

¿Por qué la tasa real de rendimiento es tan baja? Ben nos lo explicará en futuras notas. No aguanten la respiración.

ADENDA

En realidad, no tenemos que aguantar la respiración mucho tiempo. Ben ha escrito ya la segunda parte  de por qué las tasas de interés son bajas actualmente.
 
En  esta  segunda  parte  critica  la  tesis  del  «estancamiento  secular»  postulada  por  Larry  Summers  (ver  mis notas 1  y 2).  

Ben  no  piensa  que  la  economía  estadounidense  esté  estancada,  al  menos  no  de  forma permanente.  Porque  con  unas  tasas  de  interés  tan  bajas,  no  puede  haber  una  «escasez  permanente  de proyectos  de  inversión  rentables”.  

Ben  está  de  acuerdo  con  otros  economistas  en  que  el  crecimiento económico  durante  las  últimas  décadas  no  es  sólo  producto  de  «burbujas  crediticias”,  según  cuenta Summers,  single  resultado  de  auténticas  mejoras  reales.  Así  que  no  hay  nada  de  malo  en  la  economía estadounidense y los «vientos en contra» creados por la Gran Recesión se están ya disipando. Y de todos modos, los mayores beneficios provenientes de las inversiones en el extranjero deberían ayudar a relanzar la economía de Estados Unidos.

No es una descripción muy convincente del fin de esta Larga Depresión. Después de todo, las últimas cifras sobre  los  beneficios  empresariales  muestran  una  contracción,  debido  a  una  fuerte  caída  de  los  beneficios en el extranjero! (Ver mi nota  al respecto). Es cierto que el crecimiento económico fue mayor hace décadas debido  a  que  la  rentabilidad  de  las  inversiones  fue  superior,  pero  si  la  rentabilidad  es  ahora  un  problema, entonces es probable el resultado contrario.

(*)  Reconocido economista marxista británico, que ha trabajador 30 años en la City londinense como analista  económico; publica el blog
The Next Recession

Fuente: Sin Permiso.

DEJA UNA RESPUESTA