El Gran Anuncio de Elon Musk: La Batería Eléctrica que Revolucionará al Mundo

0
42

El magnate estadounidense Elon Musk presentó formalmente a su nuevo negocio: Tesla Energy. Tiene como fin cumplir con uno de los sueños que se le ocurrieron a Nikola Tesla hace 130 años: fabricar un conjunto de baterías que fomenten un ecosistema de energía limpia y ayuden a desterrar el mundo de los combustibles fósiles. “Tesla Energy es un paso crucial hacia conseguir emisiones cero en la generación de electricidad”, postuló el magnate. Las implicaciones energéticas, ambientales y económicas de la batería de Tesla son comparables al uso del vapor en la revolución industrial.

 

Musk está adelantando la aparición de las baterías desde hace tiempo, pero en la presentación oficial de la noche del jueves en Los Ángeles, California, dio algunos detalles. Las entregas a los que quieran hacer un encargo empezarán, aproximadamente, en agosto. Inicialmente la producción se realizará en la fábrica de Tesla Motors en Fremont, pero Musk puntualizó que está edificando otra en Nevada, para dedicarla exclusivamente a las baterías, y prometió construir más plantas.

Reveló también los precios: 3.500 y 3.000 dólares por una batería de hogar, dependiendo de su potencia. Prometió, además, baterías para empresas y servicios públicos en un futuro próximo, pero sin dar detalle.

“Tesla Energy es un paso crucial hacia conseguir emisiones cero en la generación de electricidad”, postuló el magnate. En cuanto a las características técnicas exactas de ese paso, Musk ha sido bastante concreto. “Tenemos a nuestra disposición a este reactor de fusión en el cielo, llamado Sol”, destacó y notó que precisamente la energía solar le servirá para acabar con “la adicción del mundo al combustible fósil” y emisiones de CO2.

Los dispositivos de Tesla consistirán en baterías recargables de iones de litio que almacenarán la energía solar, un sistema de control térmico líquido y software que recibirá órdenes de ‘despachar’ de un inversor solar. Además, podrán ser integrados a las redes locales “para aprovechar el exceso de la potencia y dar a los clientes la flexibilidad para extraer energía de su propia reserva”.

La Tesla Powerwall puede almacenar energía de paneles solares, de la red eléctrica en la noche -cuando es más económica- y proveer un respaldo seguro en caso de un corte de energía.

En teoría, el dispositivo, que encajaría en la pared de un estacionamiento dentro de una casa, podría hacer a los hogares con energía solar completamente independientes de la red tradicional eléctrica.

“La meta es completar las transformación de toda la infraestructura energética del mundo, para lograr el ‘cero carbono’ sostenible”, dijo Musk brevemente a reporteros, antes de revelar el jueves el “Powerwall” en un almacén a las afueras de Los Ángeles.

Musk publicitó que sus baterías son de 1.300 milímetros de alto y 860 milímetros de ancho y podrán colocarse fácilmente en las paredes. Además, tendrán colores diferentes para entablar mejor con su entorno. Con 160 millones de baterías, todo EE.UU. se podría pasar a la energía renovable. Con 2.000 millones de baterías, la infraestructura energética de todo el mundo dejaría de emitir CO2, calcula el magnate.

{youtube}NvCIhn7_FXI |600|450|0{/youtube}

Las claves de la nueva batería de Tesla

El mundo consume actualmente 20 billones de kWh de energía al año. Energía suficiente para abastecer a una vivienda unifamiliar por 1,8 mil millones de años o el suministro de energía a una planta de energía nuclear por 2300 años (o lanzar el cohete Falcon 9 diecisiete millones de veces).

De todo el combustible fósil que se consume en los Estados Unidos, un tercio se utiliza en el transporte y la otra tercera va a la producción de electricidad. El sector de la energía eléctrica de Estados Unidos por sí solo produce más de 2.000 millones de toneladas métricas de CO2, que es como la quema de 225 mil millones de galones de gas. La EPA dice que requeriría 1,6 mil millones de hectáreas de bosques de Estados Unidos para mitigar el daño ambiental.

Una vez que somos capaces de recurrir a fuentes de energía renovable para nuestro consumo de energía, el 50% de los recursos más sucios de generación de energía podrían eliminarse. Tendríamos una red de energía más resistente más pequeña y más limpia.

Decir adiós a la red eléctrica o, al menos, un “hasta luego, Lucas”, que permita ir y venir según convenga para alcanzar un uso eficiente y autosuficiente de energía limpia, está cada vez más cerca. Y es que, aunque no es oro todo lo que reluce, puede afirmarse que la batería que Tesla ha presentado esta semana para los hogares puede suponer en breve una auténtica revolución.

La compañía estadounidense, pionera de los coches eléctricos, ha presentado su batería para los hogares con la que pretende que familias y empresas dejen de depender de la energía eléctrica tradicional de un modo definitivo.

Tesla no es sólo es una empresa de automóviles, es una compañía de innovación energética. Tesla Energy es un paso crítico en esta misión para permitir la generación de electricidad con emisiones cero.

Como es sabido, el almacenamiento es el talón de Aquiles de energías limpias como la eólica y la solar, y el problema no es menor cuando el usuario es un particular.

Sin embargo, la cosa podría cambiar. Y mucho. El fundador de la empresa, Elon Musk, asegura que esta nueva batería soluciona el problema hasta tal punto que “ayudará a transformar toda la infraestructura energética del mundo”.

¿Pero, realmente exagera? En cierto modo sí, al menos a corto plazo, pero no cabe duda de que este tipo de aportaciones puede ser el principio del fin de una época de dependencia obligada a la red eléctrica convencional. Es decir, puede significar un impulso al empoderamiento energético del ciudadano. Todo un desafío y, si se consigue, entonces un impresionante logro del que se beneficiarían el planeta y también nuestros bolsillos.

Hoy por hoy, todavía reina la incertidumbre, sobre todo en mercados donde la regulación podría suponer un serio obstáculo y, en suma, acabar haciendo inviable el invento, pero también es cierto que hay una serie de aspectos y datos generales que hacen augurar un excelente futuro a esta batería.

¿Qué es y qué persigue?

La batería para los hogares que ha presentado Tesla es de ion de litio y está equipada con paneles fotovoltaicos independientes de los sistemas de energía convencionales. Puede almacenar energía de paneles solares, de la red eléctrica durante la noche, cuando es más barata e igualmente puede almacenar energía solar durante el día para uso nocturno.

El producto se enmarca dentro del proyecto Tesla Energy, un conjunto de baterías para hogares y organizaciones que persiguen fomentar un consumo de energía sostenible para ir acabando con la dependencia de los combustibles fósiles. Se ha concebido como una fuente de energía limpia parcial, orientada a la autosuficiencia o como auxiliar, para ofrece energía en caso de un apagón.

Más concretamente, se busca “eliminar la necesidad de las redes eléctricas”, es decir, persigue que los hogares con energía solar puedan emanciparse de la red eléctrica tradicional dentro de un plan estratégico que busque la eficiencia y el respeto ambiental.

“Queremos transformar totalmente la infraestructura energética mundial para que sea totalmente sostenible y sin producir emisiones de carbono”, dijo Musk, al tiempo que subrayó su potencial revolucionario. A su juicio, la batería podría desempeñar “un papel similar a la forma en teléfonos móviles han sustituido a teléfonos fijos”, de la que se beneficiarían especialmente las comunidades más pobres, pues dejarían de ser necesarias las redes eléctricas.

Las características

La denominada Powerwall Home Battery tiene un par de modelos: uno que ofrece energía de 10 kWh y que permite guardar energía y otro de 7 kWh para un uso cotidiano. Está diseñada para una colocación mural, ya sea en la fachada de una casa o de un garaje.

Su ubicación a la intemperie no supone un problema de funcionamiento o durabilidad. De hecho, soporta altas y bajas temperatura, por lo que puede funcionar todo el año. Se pondrá a la venta el verano que viene y el precio será de 3.500 dólares y en el resto del mundo para 2016. El precio no incluye el coste de los paneles solares ni la instalación.

¿Qué la hace relevante?

Durabilidad: Es una batería de litio, que dura al menos 5 veces más que una batería regular de plomo-acido, lo que la hace una inversión mucho más rentable.

Reducción del costo: El costo es de solamente .35 dólares por watt/hora acumulado, a diferencia de .62 dólares por watt/hora de una batería de ciclo profundo (en comparación con baterías Trojan de ciclo profundo por todo su ciclo de vida 0.124 dólares x 5 veces el tiempo de vida).

Sencillez: Es una batería simple, automática y compacta, se monta y se conecta, no hay muchas variantes ni complicaciones.

Versatilidad: La batería Tesla puede usarse para diferentes aplicaciones, ahorro de dinero, almacenamiento de energía solar, protección ante apagones.

La batería puede proporcionar un número de diferentes beneficios para el cliente, incluyendo:

Desplazamiento de la carga:

La batería puede proporcionar ahorros financieros a su propietario al usar la energía de la red durante los períodos cuando la demanda de electricidad es más baja y barata y la energía almacenada en la batería se utiliza en períodos de tasas más caras cuando la demanda de electricidad es más alta.

El aumento del auto-consumo de electricidad generada con energía solar:

La batería puede almacenar la energía solar excedente no utilizada en el momento en que se genera y usar esa energía más tarde, cuando el sol no está brillando.

Respaldo de energía:

 Asegura el suministro en caso de un corte de luz. La batería para uso doméstico Powerwall aumenta la capacidad de consumo de energía solar de una casa, mientras que también ofrece la funcionalidad de respaldo de seguridad durante los cortes de la red.

El almacenamiento de energía Tesla para negocios está diseñado para:

– Maximizar el consumo de energía limpia generada localmente
– Evitarlos cargos de máxima demanda
– Comprar electricidad cuando es más barata
– Pago de los proveedores de servicios públicos o del servicio intermedio por proveer energía a la red
– Respaldo de energía para operaciones críticas de negocio en caso de un corte de energía

Tesla Utility Storage está diseñado para:

– Concretar la generación de energía renovable conciliando la intermitencia de la energía de estas fuentes y almacenar el exceso de capacidad cuando sea necesario.
Aumentar la capacidad de los recursos. El almacenamiento de Tesla Utility Storage actúa como generador de energía a demanda, contribuyendo a la capacidad total de generación que añade resistencia a la red.

– Regulador de energía. Utility Storage puede actuar como un regulador, mientras que la salida de potencia desde una fuente de gran generación está fluctuando hacia arriba o hacia abajo, para suavizar y regular la entrega de energía al nivel requerido.

– Mejorar la calidad de la energía mediante la prevención de la propagación de las fluctuaciones a las cargas.

– Diferir costosas y lentas mejoras de infraestructura.

– Administrar la demanda máxima mediante el despliegue de energía en segundos o milisegundos.

El Powerwall está disponible en 10 kWh, optimizado para aplicaciones de respaldo o 7kWh optimizados para aplicaciones de uso diario.

Ambas se pueden conectar con la energía solar o la red y ambas pueden proporcionar energía de reserva. El Powerwall de 10kWh está optimizado para proporcionar energía de respaldo cuando la red se cae, proporcionando energía para su hogar cuando más lo necesita. Cuando se combina con la energía solar, la Powerwall de 7kWh se puede utilizar en el ciclo diario para extender los beneficios ambientales y de costos de la energía solar en la noche, cuando la luz del sol no está disponible.

Basados en la arquitectura y los componentes del tren de potencia de losvehículos eléctricos Tesla, los sistemas de almacenamiento de energía de Tesla ofrecen una amplia compatibilidad para diversas aplicaciones e instalación simplificada, mediante la integración de las baterías con la electrónica de potencia, la gestión térmica y los controles en un sistema llave en mano.

El almacenamiento de energía de Tesla permite a las empresas capturar todo el potencial de los paneles solares de su instalación mediante el almacenamiento del exceso de generación para su uso posterior y la entrega de la energía solar en todo momento. El sistema anticipa la descarga almacenada de energía cuando los picos son altos, lo que reduce el componente de la sobrecarga en las facturas de energía.

Para los sistemas de escala de servicios públicos, los bloques de baterías de 100kWh se agrupan a escalas de 500kWh a 10MWh o más. Estos sistemas son capaces de otorgar energía por 2hr o 4hr de potencia neta de descarga usando inversores bidireccionales conectados a la red.

Hágase la luz….sin cables, ni redes, ni cortes

Elon Musk llevaba tiempo desarrollando la idea. Una idea, como muchas de las suyas, innovadora, rompedora, futurista…

El cofundador del sistema de pago por internet PayPal, además de creador de la empresa espacial SpaceX y máximo impulsor del coche eléctrico a través de Tesla Motors, ha decidido ahora irrumpir con fuerza en el mercado energético mundial. Y lo ha hecho presentando, hace apenas dos días, una batería doméstica destinada, según sus propias palabras, a cambiar «la totalidad de las infraestructuras energéticas del mundo».

Su invento, bautizado como Tesla Powerwall, es un elegante dispositivo de uso doméstico capaz de almacenar la electricidad suministrada por paneles solares instalados en el tejado de una vivienda o por cualquier otra fuente de energía renovable. Se trata de una especie de pequeño armario que contiene baterías de ion-litio, como las de los móviles, pero capaces de almacenar hasta diez KWh de electricidad, que puede ser utilizada después en las horas nocturnas (cuando los paneles solares no actúan), durante eventuales cortes de luz o, sencillamente, en los períodos de máximo consumo, cuando las tarifas eléctricas son más elevadas.

El invento promete ser capaz de rebajar sensiblemente la factura de la luz y es la pieza que faltaba para hacer posible la independencia energética de los consumidores. De hecho, la combinación de paneles solares con baterías capaces de almacenar su energía de manera eficaz podría significar para muchos (aunque probablemente no en España) el dejar de tener que pagar facturas a las compañías eléctricas.

La batería, que se producirá en varios colores (la estética también cuenta), es una especie de estilizado panel rectangular de 130 x 86 x 18 cm. y unos 100 kg. de peso. Se puede colgar de cualquier pared, dentro o fuera de la casa, o instalarla en el garaje. Soporta temperaturas de entre los -20º C y los 43º, lo que permite su funcionamiento prácticamente en cualquier latitud y época del año. El sistema, además, es «escalable», por lo que es posible ir añadiendo más unidades a la primera hasta cubrir cualquier necesidad energética. Todas las unidades estarán conectadas a internet y monitorizadas por Tesla Energy, la empresa que las comercializará.

Su precio -sin instalación- será de 3.500 dólares (hay una versión de 7 KWh por 3.000 dólares) y empezará a venderse en Estados Unidos este mismo verano, probablemente en agosto. Más adelante, a partir de 2016, comenzará su comercialización en el resto del mundo. Para Musk, Alemania, uno de los países en el que los paneles solares están más extendidos, podría ser uno de los primeros mercados, junto con Estados Unidos, en adoptar masivamente la tecnología.

Por cierto, las Powerwall ya se pueden reservar a través de la página web de Tesla (www.teslamotors.com).

«Nuestro objetivo -dijo Musk durante su presentación- es el de transformar totalmente las infraestructuras energéticas mundiales, para que sean totalmente sostenibles y no produzcan emisiones de carbono».

Un sueño de energía limpia que pone directamente en el punto de mira el negocio de las principales compañías eléctricas del planeta.

Para el magnate sudafricano, la nueva batería podría jugar «un papel análogo al que tuvieron los teléfonos móviles al reemplazar a las líneas terrestres».

Según augura, sería suficiente con que se instalarán 2.000 millones de sus baterías en el mundo para generar toda la energía que se consume en la Tierra. Y aunque la cifra puede parecer elevada a primera vista, basta pensar que el número de teléfonos móviles es mayor que el de los habitantes del planeta.

Avance para los más pobres

Durante su intervención, Musk aseguró también que su Tesla Powerwall será «un gran avance para las comunidades más pobres del mundo, que podrán prescindir así de las redes eléctricas convencionales».

Musk subrayó que sacar a economías avanzadas como Estados Unidos de los combustibles fósiles no sostenibles es una meta clave:

“Creo que colectivamente deberíamos hacer algo sobre eso (…) tenemos este útil reactor de fusión en el cielo, llamado Sol”.

También podría ser un gran “boom” para las regiones menos desarrolladas, donde el suministro eléctrico es poco fiable, pese a la abundante energía solar.

Musk comparó el potencial de esta situación con la forma en que la tecnología de los celulares se ha expandido.

“Es análogo a la manera como los celulares saltaron a los teléfonos fijos”, expresó. “Esto va a ser realmente genial para las comunidades más pobres en el mundo”. “Esto permite estar desconectado completamente de la red”, agregó.

Por ahora, las baterías domésticas de Tesla se producirán en la misma planta de la que salen los coches, aunque las líneas de producción se trasladarán a la «megafábrica» de baterías de ion-litio que está construyendo en Nevada y que será la mayor del mundo.

Musk anunció su construcción el año pasado, en colaboración con el gigante japonés Panasonic, para reducir los actuales precios de las baterías de los coches eléctricos, una de las principales barreras para su adopción masiva por los consumidores.

Aunque ya existen soluciones similares presentadas por otras firmas (ninguna con demasiado éxito), la Tesla Powerwall es, según sus fabricantes, la más fiable, eficiente y económica.

La conclusión es que acabamos de asistir a un gran lanzamiento tecnológico con aplicaciones a gran escala que puede ayudar a que la energía renovable deje de ser rara para volverse en la mejor opción disponible.

De momento, para zonas urbanas sin problemas de caídas de la red ni horarios con costos pico, no es una excelente opción ya que el uso de microinversores interconectados a la red permanece como la opción más rentable. Pero para sistemas de energía solar aislados o híbridos, así como con precios elevados en horarios picos es una opción sumamente viable, ya que mejora la confiabilidad, aumenta el tiempo de vida del sistema y reduce los costos.

Ahora bien para usos a nivel industrial es una excelente  opción ya que pueden reducir considerablemente los costos de electricidad por alta demanda o picos y además de brindar confiabilidad al sistema.

¿El santo Grial?

Está por verse en un futuro cercano; pero por ahora, tendrá mucho que ver con la mercadotecnia y el financiamiento….y el contraataque de los señores del petróleo y los combustibles fósiles.

Leave a Reply