Con Despenalización del Aborto: Bachelet Enfrenta a los Conservadores

0
201

La presidenta Michelle Bachelet  dio luz verde este sábado al proyecto de ley sobre la despenalización del aborto en tres causales, una polémica y valiente iniciativa en uno de los países más conservadores de América Latina. Cuando está en riesgo su vida, o fruto de una violación, hay que tomar una decisión y no podemos atropellar la dignidad de las mujeres ni prolongar su sufrimiento, manifestó la mandataria en el Palacio de La Moneda.

 

Se trata de una medida con probable amplio consenso, pero en susurros y a hurtadillas, que apunta a la interrupción del embarazo ante un feto inviable, peligro para la vida de la madre o casos de violación.

También es una de las promesas de campaña de Bachelet que avanzó con mayor dificultad en los ocho meses de administración. De hecho la doctora Helia Molina se vio obligada a renunciar al cargo de ministra de Salud.

La doctora Molina dijo en altavoz lo que muchos chilenos piensan en voz baja, como subrayaron algunos parlamentarios e integrantes de la comisión de salud del Parlamento al criticar a una sociedad en extremo conservadora.

Apenas horas después de su regreso a Chile tras participar en la Cumbre de la Celac en Costa Rica y de una visita oficial a Guatemala, Bachelet comentó que el Estado, como garante de los derechos y el bien común, debe proteger a esas mujeres.

Nada ni nadie puede obligarlas a continuar con el embarazo, enfatizó.

“Sabemos que existen niñas que quedan embarazadas producto de una violación y sabemos incluso que algunas son menores de 12 años”, indicó.

La jefa de Estado, que es médico pediatra, explicó que el límite para interrumpir el embarazo es hasta las 12 semanas de gestación, pero para las menores de 14 años, este plazo se amplía a las 18 semanas.

“Sé que este es un tema sensible, somos un país diverso donde conviven distintas concepciones religiosas, filosóficas y culturales. No siempre hay acuerdo en los temas que atañen a la conciencia de cada uno pero como comunidad no podemos renunciar a la definición del bien común y de las tareas compartidas”, señaló en su discurso la Mandataria.

Al mismo tiempo, añadió que “la forma en que debatamos esta ley es tan importante como su resultado, necesitamos fortalecer los derechos de las mujeres pero necesitamos también al mismo tiempo fortalecer la calidad de nuestro diálogo político”.

“Quiero pedirle a los parlamentarios y parlamentarias su apoyo para sacar adelante este proyecto y pido que el trabajo legislativo sea encarado con actitud de diálogo sobre la base del respeto mutuo y la tolerancia”, puntualizó.

Bachelet en su discurso recordó que el pasado 21 de mayo en la cuenta pública “formulé un llamado a tener una discusión madura e informada debatiendo en el Congreso un proyecto de ley que despenalice la interrupción voluntaria del embarazo por tres causales específicas”, es decir, cuando esté en riesgo la vida de la madre, cuando haya inviabilidad fetal y en caso de violación.

Al mismo tiempo, enfatizó en que “se trata de una situación difícil que debemos enfrentar como país maduro. Amamos la vida y nadie quisiera interrumpirla, menos una madre”, indicó la autoridad explicando que las tres causales excepcionales en las que se busca despenalizar el aborto.

“Hay que tomar una decisión y no podemos evitarlo obligando a las mujeres a que carguen solas con las pesadas consecuencias de no poder decidir por causa de una ley”, agregó.

Y subrayó en que “los hechos han demostrado que la prohibición absoluta y la criminalización de toda forma de interrupción del embarazo no han impedido ni impiden en su práctica condiciones de gran riesgo para la vida y salud de las mujeres”.

“El Estado ni nadie puede obligarlas a tomar una decisión en contra de su derecho y deseo a ser madre”, declaró la Mandataria en medio de aplausos.

La ceremonia se realizó cerca de las 11:20 horas en el Salón Montt Varas de La Moneda.
subir Sernam

También la Ministra del Sernam, Claudia Pascual, aseguró que es sólo un proyecto y que como gobierno esperan que se abra el debate parlamentario para que todos y todas puedan opinar.

Además agregó que cumplieron un compromiso que tenían en el programa de gobierno al poder hacerse cargo de un debate que les permita avanzar en la legislación de la interrupción legal del embarazo.

“En este proyecto se resguarda la voluntad de las mujeres, como no queremos imponer posiciones ni decisiones, se tiene que dar un margen de voluntad a las mujeres y en ese marco también poder entender como tratar la opinión, la opción, la voluntad de las mujeres en sus distintas edades”, aseguró la ministra.

El proyecto entrará por la cámara de diputados para entablar un debate parlamentario, donde deben resolverse las legislaciones o los cambios de las normativas.

DEJA UNA RESPUESTA