Comisión de Salud Aprobó Despenalización del Aborto en Caso de Violación

0
291

En una importante victoria política para el Gobierno, obtenida con los votos de la Democracia Cristiana, la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó la tercera causal de la despenalización de la interrupción del embarazo, en el caso de violación. Dada la actual composición de la Cámara, y si no sucede nada fuera de norma, el proyecto debería ser aprobado una vez lo vea la Sala, el próximo 7 de octubre. Para variar, la derecha se mandó varios numeritos, el más comentado de los cuales fue el “descubrimiento” de la diputada de la UDI, Marisol Turres, en el sentido de que habría violaciones no violentas.

 

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados aprobó y despachó el proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales: riesgo vital de la mujer, alteración de carácter letal del feto y violación.

En una jornada que se extendió por más de 10 horas, la instancia aprobó por 8 votos a favor y 5 en contra, la tercera y última causal contemplada en el proyecto -caso de violación- estipulando que esta interrupción se podrá realizar dentro de las primeras doce semanas de gestación, o de las 14 semanas si se trata de una niña menor de 14 años.

En este punto, la comisión aprobó una indicación de los diputados de la Democracia Cristiana, Ricardo Rincón, Gabriel Silber y Víctor Torres, que rebajó de 18 semanas -como indicaba el texto del gobierno- a 14 semanas la interrupción en los casos de las menores.

El texto que ahora debe ser discutido en la Comisión de Constitución, establece que en todos los casos debe existir la manifestación de voluntad expresa de las mujeres. En el caso de las menores se debe contar también con la autorización del representante legal.

Asimismo, se aprobó el programa de acompañamiento que el Estado deberá proporcionar a las mujeres.

El Presidente de la Comisión de Salud, diputado Juan Luis Castro (PS) destacó la disposición del Ejecutivo y los parlamentarios al aprobar la despenalización del aborto en estas tres causales.

Cabe recordar que en Chile el aborto terapéutico estuvo permitido hasta 1989, cuando se prohibió en forma absoluta.

En el caso de la violación, el diputado Castro señaló que este es un día muy importante para Chile porque después de seis meses de debate “podemos decirle a toda mujer violada que se embarace en este país, en adelante, con ley aprobada, que va a tener el derecho a elegir si interrumpe ese embarazo producto de ese drama de la violación o continua con el adelante”.

“Esto es la democracia, este es el ejemplo que se puede discutir con seriedad, con responsabilidad, pero para resolver el drama social del aborto en Chile sobre la base del respeto a la dignidad de la mujer”, enfatizó.

Sobre el acuerdo para rebajar a 14 semanas el plazo para la interrupción del embarazo cuando se trate de una menor, el diputado Castro dijo que quedó conforme porque quedó establecido el compromiso del gobierno de “establecer todos los mecanismos para la detección precoz de los embarazos en las menores de 14 años”.

Por su parte, el diputado Víctor Torres (DC), valoró que más allá de las diferencias que puedan haber existido y “que hoy día se salvaguardaron con mucha generosidad” por parte del resto de los diputados, se apoyara la solicitud de la Democracia Cristiana de disminuir las semanas para la interrupción del embarazo en los casos de las niñas de menos de 14 años.

Asimismo, destacó que se incorporaran normas sobre los mecanismos de denuncia y el programa de acompañamiento

La diputada Karol Cariola (PC), manifestó que este es un gran avance y y a importancia que se respaldarán las tres causales:

“Nosotras las mujeres de la Nueva Mayoría no entendemos este proyecto de ley sin sus tres causales integras, Sin una de ellas, el texto estaría cojo y no tendría la esencia por el cual fue planteado”.

Desde la oposición, el diputado Nicolás Monckeberg (RN) criticó la aprobación de este proyecto y, en particular, la causal de violación porque con esta medida se notifica a las mujeres que “el Estado no va a hacer nada para protegerlas ante un caso tan atroz como la violación”.

En la misma línea, el diputado Jorge Rathgeb (RN) añadió que “los argumentos que esgrime la Concertación para aprobar esta iniciativa se caen por sí mismos, porque hacen prevalecer la libertad de una persona por sobre la vida de otra. Y, obviamente, cuando estamos hablando desde ese punto de vista, no podemos estar discutiendo con gente que protege la libertad por sobre la vida de otra persona”.

Para intentar explicarlo, se mandó este galomatías:

“¿Alguno se ha puesto en el lugar del niño que está por nacer?. Se habla del derecho a elegir; acaso los futuros niños, ¿tienen derecho a elegir?”.

La diputada Marisol Turres (UDI) sostuvo que las consecuencias físicas y sicológicas en la salud de una mujer que ha sido violada “son tremendas” pero no existe ningún estudio que señale que alguna de estas se puede borrar “sumándole un segundo crimen que es matar a un inocente, que es matar a ese hijo que lleva dentro”, rechazando así que se aprobará el aborto en caso de violación.

Luego, se despachó el ya clasico en la materia:

“La dignidad de una mujer no se pierde por tener un embarazo no deseado, ni tampoco por el hecho de ser violada. Hay violaciones violentas y violaciones no violentas”.

A su vez, el diputado Gustavo Hasbún (UDI) dijo que con esta norma se aprobó “una letra chica” que demuestra que nuevamente se ha engañado a la opinión pública porque esta generalidad en la ley lo que hace “es abrir la puerta al aborto libre”.

El Ejecutivo, a través de la Ministra del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual, remarcó que este proyecto nunca ha buscado imponer desde el Estado una decisión sino, por el contrario, abrir la posibilidad y dar la libertad a las mujeres, desde sus convicciones, para que puedan decidir.

El proyecto, que se encuentra con urgencia simple, será analizado después distrital por la comisión de Constitución para luego ser revisado por la comisión de Hacienda de la Cámara.

Posteriormente, la iniciativa del Ejecutivo pasará a la Sala donde se espera sea votado el próximo 7 de octubre.

Sobre el apoyo en la Sala, el proyecto contaría con los votos de la DC luego de que ayer fueran aprobadas diversas indicaciones del partido como el programa de acompañamiento y la reducción de 18 a 14 las semanas permitidas a menores de 14 años para interrumpir su embarazo en casos de violación.   

Así lo afirmó el presidente de la comisión de Salud, Juan Luis Castro (PS):

“Hay un compromiso de la DC de que en la siguiente fase de la tramitación, hasta culminar en la Sala, podamos tener el respaldo mayoritario de ellos para tener la mayoría suficiente para aprobar el proyecto de ley en los términos que lo planteó el Gobierno, que ha sido bastante mejorado con las indicaciones que se han introducido ahora”.

DEJA UNA RESPUESTA