A 40 Años del Golpe de Estado: Bancada del Partido Comunista Reivindica Democracia y Justicia

0
285

A 40 años del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, la Bancada del Partido Comunista rindió homenaje en la Cámara de Diputados a los parlamentarios detenidos-desaparecidos, criticó el texto de esa instancia emitido en agosto de 1973 que “desestimó toda posibilidad de encontrar una solución política a la crisis que vivía el país y prefirió el camino del golpe violento e irresponsable”, y llamó al gobierno a mantener la vigencia de leyes e iniciativas relacionadas con la promoción de los derechos humanos, así como a avanzar en derogar la Ley de Amnistía impuesta por la dictadura.

Las actividades en las que participaron los diputados comunistas comenzaron con el homenaje a los parlamentarios Vicente Atencio (Partido Comunista), Carlos Lorca (Partido Socialista) y Gastón Lobos (Partido Radical Social Demócrata), detenidos y desaparecidos por la dictadura estando en ejercicio de sus funciones como legisladores democráticamente electos. Guillermo Teillier, presidente del PC, manifestó que “hoy expresamos nuestro más profundo reconocimiento, no solo como víctimas, sino fundamentalmente como representantes de esta Cámara, que no se rindieron y lucharon consecuentemente por recuperar la democracia”.

El diputado, que intervino en el plenario de la Cámara, sostuvo:

«Han pasado 40 años desde que se perpetrara el golpe de Estado contra el gobierno de la Unidad Popular con las funestas consecuencias que ha traído a nuestra Patria. En ese marco, no puedo dejar de rendir, en primer lugar, nuestro más sentido homenaje al Presidente Salvador Allende Gossens, que un día como hoy inmoló su vida por lealtad a su pueblo”.

Refiriéndose a una iniciativa de parlamentarios contrarios al gobierno del Presidente Allende concretada el 22 de agosto de 1973, que quisieron declarar inconstitucional a esa administración, Teillier indicó:

“Debemos preguntarnos, señor Presidente, cuanta responsabilidad tiene esta propia Cámara de Diputados, al aprobar, el 22 de agosto de 1973, un acuerdo absolutamente inconstitucional contra el gobierno legítimamente constituido. Un acuerdo, a mi modo de ver, sedicioso, que sirvió de aval a los conspiradores del golpe y respecto del cual se hace difícil creer que no existiera alguna concomitancia”.

Hablando a nombre de la Bancada del PC, el diputado Teillier expresó:

«En 1973 parte de esta Cámara desestimó toda posibilidad de encontrar una solución política a la crisis que vivía el país y prefirió el camino del golpe violento e irresponsable, sin medir las consecuencias. Como es sabido, el propio Presidente Salvador Allende tenía decidido llamar a un plebiscito en el que pondría en juego su propia investidura y que anunciaría el 11 de septiembre en un acto en la Universidad Técnica del Estado, tal  como se lo comunicó el 9 de septiembre a Pinochet. Esta decisión motivó el adelanto de la fecha del golpe, porque los golpistas no tenían como objetivo solo terminar con el gobierno, su propósito era dar una lección a Chile y el mundo para que nunca más volviera a germinar la idea preconizada por Allende  de un proceso pacífico, en los marcos constitucionales, hacia un socialismo democrático. Tal determinación fue tomada en Washington antes de que Allende asumiera el gobierno y refrendada por quienes se coludieron en Chile”.

En cuanto al homenaje al diputado comunista Vicente Atencio, Guillermo Teillier expuso:

“De profesión obrero estucador, fue Presidente de la CUT, Regidor, y Alcalde de Arica. Fue electo diputado por dos periodos y lo era el 11 de septiembre de 1973. Fue detenido el 11 de agosto de 1976 y llevado al cuartel de la DINA ubicado en Villa Grimaldi desde dónde desaparece, se sabe que allí estuvo junto a otros detenidos desaparecidos como Miguel Nazal Quiroz, Carlos Vizcarra Cofre y Marta Ugarte que después de ser sometida a tortura brutal fue lanzada al mar con el oprobioso intento de borrar las huelas de un crimen horrendo. La familia de Vicente realiza varias presentaciones ante la justicia, todas rechazadas hasta que sus restos fueron encontrados casualmente por trabajadores en fosas clandestinas el año 1990 en el ex campo de tiro del Ejército de Chile en Peldehue. Una vez reconocidos sus restos fueron dejados en un nicho común. En 1994 fue trasladado al Memorial de los Detenidos Desaparecidos y Ejecutados ubicado en el Cementerio General. El año 1912, sus hijos, ante la gran incertidumbre que se produjo sobre la identidad de los restos de las víctimas encontradas, solicitaron pruebas de ADN por lo que se produjo su exhumación. Finalmente, el 11 de agosto de 2013 y de forma definitiva, Vicente Atencio fue sepultado en el Memorial del Cementerio General”.

En tanto, Iván Atencio, hijo del diputado asesinado, planteó:

“Las instituciones todavía no están a la altura de la situación histórica, se opera con una especie de desidia ideológica para no hacerse cargo de los crímenes en materia de derechos humanos. Hasta el día de hoy son los familiares quienes hacen las gestiones para que avancen los procesos de detenidos desaparecidos y ejecutados, los tribunales todavía operan con una lentitud tremenda”.

Añadió:

“El Estado, durante este ultimo gobierno, ha dado un paso gigante hacia atrás respecto del respeto a las actividades de derechos humanos a nivel social y nosotros esperamos y exigimos que esto cambie. Llamamos a la Cámara de Diputados a que asuma su responsabilidad en lo que ocurrió con los tres diputados que fueron desaparecidos y ejecutados, nos parece que aún falta mucho camino por recorrer y es totalmente insuficiente lo que ha ocurrido hasta hoy”.

Entre las actividades en recuerdo de los 40 años del Golpe de Estado, la Bancada del PC, en conjunto a parlamentarios socialistas manifestaron la necesidad urgente de terminar con la Ley de Amnistía que decretó la dictadura.

En ese marco, el diputado Hugo Gutiérrez planteó:

“Hay  una inmoralidad todavía presente en nuestro ordenamiento jurídico, es una falta de ética que tengamos dentro de nuestro catálogo de normas jurídicas vigentes una Ley de Amnistía creada por un dictador para auto-expulsarse de los crímenes por él mismo cometidos.

“Necesitamos que el Presidente de la República se comprometa en este desafío de acabar con esta falta de ética e inmoralidad que sustenta nuestra legislación. Por otro lado, es necesario cumplir con lo que ha planteado la Corte Interamericana de Derechos Humanos: hay que dejar sin efecto la ley de amnistía que lo único que hace es exculpar crímenes de lesa humanidad”.

Los diputados Guillermo Teillier, Lautaro Carmona y Hugo Gutiérrez, firmaron junto a las Bancadas del Partido Socialista, Democracia Cristiana, Izquierda Ciudadana, Partido por la Democracia, Partido Radical Socialdemócrata, Partido Regionalista Independiente y seis independientes, un proyecto de acuerdo “sobre los 40 años del Golpe militar en Chile” donde se indicó que “la Cámara de Diputados no acepta ninguna justificación del alzamiento militar que condujo al establecimiento de la dictadura” y en particular “no puede sino impugnar como carente de validez democrática el Decreto Ley Nª27 de 1973 que disolvió el Congreso Nacional y que dejó a la República sin sus cámaras legislativas por diecisiete años”.

Cámara rindió homenaje a diputados detenidos desaparecidos

Al inicio de la sesión de Sala, la Cámara de Diputados rindió homenaje a los ex diputados – en ejercicio en septiembre de 1973- Vicente Atencio, Carlos Lorca y Luis Gastón Lobos, detenidos y asesinados durante el Régimen Militar.

En el marco de la conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado, la Cámara de Diputados rindió homenaje a los ex diputados Vicente Atencio (PC), Luis Gastón Lobos (PRSD) y Carlos Lorca (PS), quienes ejercieron sus funciones hasta el 11 de septiembre de 1973, cuando se disolvió el Congreso, y posteriormente fueron asesinados. Dos de ellos – Lorca y Lobos- aún forman parte del listado de detenidos desaparecidos.

Vicente Atencio, perteneciente al Partido Comunista, estaba cumpliendo su segundo periodo parlamentario, en representación de la Primera Agrupación Departamental, Arica, Iquique y Pisagua.

Durante el gobierno militar fue detenido y conducido a Villa Grimaldi, desde donde desapareció a fines de agosto de 1976. Sus restos fueron encontrados el 21 de marzo de 1990 en una fosa clandestina, en el fundo «Las Tórtolas» de Colina. Fue sepultado el 19 de junio del mismo año en el Cementerio General.

El socialista Carlos Lorca cumplía su primer periodo en la Cámara, como diputado por la Vigésimo segunda Agrupación Departamental, Valdivia, Panguipulli, La Unión y Río Bueno. El 25 de junio de 1975 fue detenido en Santiago, por la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA, y figura como detenido desaparecido.

Luis Gastón Lobos, del Partido Radical, resultó electo diputado por la Vigésimo primera Agrupación Departamental de Temuco, Lautaro, Imperial, Pitrufquén y Villarrica. El 13 de septiembre de 1973 fue detenido por Carabineros de Pitrufquén, trasladado a la Segunda Comisaría de Temuco y se dispuso su arresto domiciliario. El 5 de octubre de 1973 fue nuevamente sacado de su hogar por Carabineros, ignorándose su paradero desde entonces.

Homenaje

En primer lugar intervino el diputado Guillermo Teillier (PC). Sus primeras palabras fueron para Salvador Allende, “que un día como hoy inmoló su vida por lealtad a su pueblo”.

“Debemos preguntarnos cuánta responsabilidad tiene esta propia Cámara de Diputados al aprobar, el 22 de agosto de 1973, un acuerdo absolutamente inconstitucional contra el gobierno legítimamente constituido”.

Además manifestó su profundo reconocimiento a los parlamentarios homenajeados, “no solo como víctimas, sino fundamentalmente como representantes de esta Cámara que no se rindieron y lucharon consecuentemente por lograr la democracia”.

Respecto de Atencio, recordó que antes de ejercer como diputado, fue además presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, regidor y alcalde de Arica. Relató la historia desde su detención hasta que sus familiares encontraron sus restos, precisando que fue una de miles de víctimas y familias que han pasado por lo mismo.

“Ni el Poder Legislativo, ni el Poder Judicial, ni las Fuerzas Armadas, ni el propio Poder Ejecutivo tan tenido la grandeza necesaria como para dar cabal respuesta a la exigencia de la gran mayoría de nuestro pueblo: verdad, justicia y reparación”, afirmó el diputado Teillier.

A su turno, el diputado Fernando Meza (PRSD), dijo que Luis Gastón Lobos respondía a los ideales del Partido Radical. Señaló que fue un “ferviente defensor de la democracia, que deseaba una sociedad más justa, que acogiera a todos sus hijos por igual”.

Agregó que Gastón Lobos se convirtió en un símbolo de lo ocurrido en Chile, “un diputado de la República, electo democráticamente, como todos nosotros, fue asesinado por organismos represivos de la naciente Dictadura Militar. Su único crimen fue creer en la institucionalidad para construir un país igualitario y justo”.

“Limpiar las heridas significa reconocer de parte de todos los sectores que en Chile se violaron los derechos humanos sistemáticamente, que existen responsables civiles y militares. Algunos acataron órdenes y otros las dieron. Limpiar las heridas sólo se logra con hechos muy concretos: encarcelar a los responsables, crear medidas reparatorias a las familias y que se reconozca de parte de los sectores que corresponda una complicidad silenciosa con la dictadura”, afirmó el diputado Meza.

En tercer lugar, intervino el diputado Fidel Espinoza (PS), quien también rindió homenaje a Salvador Allende “y a todos nuestros miles de compatriotas que fueron víctimas de las graves violaciones a los derechos humanos que se aplicaron en nuestro país desde el 11 de septiembre de 1973”.

Respecto a los ex diputados homenajeados, dijo que “en ellos están representados también los 2.998 chilenos y chilenas que consigna el Informe Rettig; las 3.195 víctimas de atropellos a los derechos humanos que registró la Comisión de Reparación y Reconciliación; y los 38.256 compatriotas calificados como sobrevivientes de prisión política y tortura por la Comisión Valech”.

El diputado Espinoza dijo del ex diputado Lorca que fue “un gran luchador, ejemplo de la resistencia, encabezando la dirección clandestina del Partido Socialista”.

Concluyó señalando que “cada año que pasa no nos alejamos más del olvido, porque cada vez hay más luz sobre la historia, la terrible historia que nos tocó vivir, y que ciertamente no queremos se vuelva jamás a repetir. Porque cada año nos parece que es menos justificable la muerte, tortura y desaparición de tanto compatriota, porque la sociedad entiende que en el recuerdo no hay venganza, sino sed de justicia, de reparación y de verdad”. 

Intervención del diputado Guillermo Teillier

Señor Presidente:

Han pasado 40 años desde que se perpetrara el golpe de Estado contra el gobierno de la Unidad Popular con las funestas consecuencias que ha traído a nuestra Patria. En ese marco, no puedo dejar de rendir, en primer lugar, nuestro más sentido homenaje al Presidente Salvador Allende Gossens, que un día como hoy inmoló su vida por lealtad a su pueblo.

Debemos preguntarnos, señor Presidente, cuanta responsabilidad tiene esta propia Cámara de Diputados, al aprobar, el 22 de agosto de 1973, un acuerdo absolutamente inconstitucional contra el gobierno legítimamente constituido. Un acuerdo, a mi modo de ver, sedicioso, que sirvió de aval a los conspiradores del golpe y respecto del cual se hace difícil creer que no existiera alguna concomitancia.

Parte de esta Cámara desestimó toda posibilidad de encontrar una solución política a la crisis que vivía el país y prefirió el camino del golpe violento e irresponsable, sin medir las consecuencias. Como es sabido, el propio Presidente Salvador Allende tenía decidido llamar a un plebiscito en el que pondría en juego su propia investidura y que anunciaría el 11 de septiembre en un acto en la Universidad Técnica del Estado, tal  como se lo comunicó el 9 de septiembre a Pinochet. Esta decisión motivó el adelanto de la fecha del golpe, porque los golpistas no tenían como objetivo solo terminar con el gobierno, su propósito era dar una lección a Chile y el mundo para que nunca más volviera a germinar la idea preconizada por Allende  de un proceso pacífico, en los marcos constitucionales, hacia un socialismo democrático. Tal determinación fue tomada en Washington antes de que Allende asumiera el gobierno y refrendada por quienes se coludieron en Chile. Tal fue el motivo ideológico.

Por ello la declaración de guerra contra un pueblo desarmado, por ello el terrorismo de estado, por ello los crímenes de lesa humanidad, por ello la represión tan vasta y perversa.

Entre los miles de detenidos desaparecidos y ejecutados víctimas del golpe y de la dictadura, se encuentran 3 diputados, Carlos Lorca Tobar del Partido Socialista,  Gastón Lobos Barrientos del Partido Radical y nuestro compañero Vicente Atencio Cortés del Partido Comunista de Chile, a quienes hoy expresamos nuestro más profundo reconocimiento, no solo como víctimas, sino fundamentalmente como representantes de esta Cámara, que no se rindieron y lucharon consecuentemente por recuperar la democracia.
Vicente Atencio, de profesión obrero estucador, fue Presidente de la CUT, Regidor, y Alcalde de Arica.

Fue electo diputado por dos periodos y lo era el 11 de septiembre de 1973. Fue detenido el 11 de agosto de 1976 y llevado al cuartel de la DINA ubicado en Villa Grimaldi desde dónde desaparece, se sabe que allí estuvo junto a otros detenidos desaparecidos como Miguel Nazal Quiroz, Carlos Vizcarra Cofre y Marta Ugarte que después de ser sometida a tortura brutal fue lanzada al mar con el oprobioso intento de borrar las huelas de un crimen horrendo.

La familia de Vicente realiza varias presentaciones ante la justicia, todas rechazadas hasta que sus restos fueron encontrados  casualmente por trabajadores en fosas clandestinas el año 1990 en el ex campo de tiro del Ejército de Chile en Peldehue. Una vez reconocidos sus restos fueron dejados en un nicho común.

En 1994 fue trasladado al Memorial de los Detenidos Desaparecidos y Ejecutados ubicado en el Cementerio General. El año 1912, sus hijos, ante la gran incertidumbre que se produjo sobre la identidad de los restos de las víctimas encontradas, solicitaron pruebas de ADN por lo que se produjo su exhumación. Finalmente, el 11 de agosto de 2013 y de forma definitiva, Vicente Atencio fue sepultado en el Memorial del Cementerio General.

Esta es parte del vía crucis que han vivido miles de familias chilenas para encontrar los restos de sus seres queridos y que conste, señor Presidente, que respecto de muchas víctimas aún nada se sabe, por una insuficiente acción de las instituciones del estado y a causa del silencio cómplice de quienes fueron responsables y conocen de la situación de estas personas.

Ni el poder legislativo, ni el poder judicial, ni las Fuerzas Armadas, ni el propio poder ejecutivo han tenido la grandeza necesaria como para dar cabal respuesta a la exigencia de la inmensa mayoría de nuestro pueblo: Verdad, Justicia y Reparación.

Quiero expresarle a esta Cámara, por su intermedio, señor Presidente, que no es el propósito de mi intervención herir al adversario político, ni quieren mis palabras ser la expresión de odio o la búsqueda de venganza. Quisiera que se escucharan las razones de fondo y que no son otras que las de contribuir al reencuentro de los chilenos sobre la base de la verdad y de la justicia, porque de otra manera no será posible. Creo sinceramente que la Cámara de Diputados debe avanzar mucho más en contribuir a buscar la verdad y posibilitar la justicia y la reparación.

Nuestro compañero Vicente Atencio era casado con Zaida Abarca Leiva, ya fallecida, su compañera que lo buscó infatigablemente y tuvo que reconocer sus restos en 1990. Tuvo 4 hijos, Vicente, Isabel, Laura e Iván. A ellos, a sus familiares, a los familiares de Carlos y Gastón, a los familiares de todas las víctimas, a nuestra sociedad entera les decimos, honor y gloria a quienes ofrendaron su vida en la lucha contra la dictadura.

En su nombre no podemos más que reafirmar nuestra decisión de seguir luchando por verdad y justicia, por un Chile más democrático, participativo e igualitario, con justicia social.

DEJA UNA RESPUESTA