La Lista de Rossi que lo Deja Fuera de Combate

0
72

Una nueva filtración de correos electrónicos deja al senador socialista por Tarapacá, Fulvio Rossi, al borde del knock out, algo así como un cadáver político caminando. De hecho, el también médico pediatra se ha mantenido en prudente silencio, mientras que numerosos de sus correligionarios han optado por hacer leña del árbol caído. Para seguir en el senado, Rossi debe repostular en 2018. Difícil…muy difícil. 

Fulvio Rossi Ciocca envió el 15 de agosto de 2012, un correo al gerente general de SQM, Patricio Contesse González:

“Estimado Patricio: de acuerdo a lo conversado, te envío la lista de candidatos y candidatas. Te reitero mis sinceros agradecimientos”. Los dineros solicitados por Rossi sumaban, en total, $ 20 millones.

La lista incluía 32 nombres, nueve de los cuales fueron candidatos a alcaldes en las elecciones de octubre de 2012. Cuatro de ellos resultaron electos. El resto eran postulantes a las concejalías de comunas como Arica, Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte y Pica.

El monto más alto correspondía a Flavio Rossi Rossi, padre del senador, quién disputaba una concejalía en Iquique, para quien su hijo solicitó $ 7 millones. Las otras solicitudes variaban entre $ 300 mil y $ 500 mil, salvo el candidato al sillón municipal de Arica hoy diputado por esa región, Luis Rocafull,  y su primo Luigi Ciocca, candidato al Concejo Municipal de Iquique, con $ 1.000.000 para cada uno.

Aunque esta semana Rossi se mantuvo en su departamento en Vitacura con licencia médica, recuperándose de una operación de cáncer a la tiroides, emitió una declaración en la que afirmó que no había ilícito en sus actuaciones:

“Quisiera aclarar que se trata de una solicitud de apoyo para el financiamiento de campaña a través de los mecanismos que la ley establece vía servicio electoral de nuestros candidatos y candidatas”.

Sin embargo, otro intercambio de correos deja en evidencia que el senador también pidió a SQM dineros irregulares.

El caso es particularmente sensible para Rossi, y el Partido Socialista, puesto que SQM es propiedad de un ex yerno del general (R) Augusto Pinochet, Julio Ponce, la que, además, fue privatizada durante el régimen militar. Además, Rossi negó toda vinculación suya o de sus colaboradores con financiamiento de campañas proveniente de SQM.

Luego de la segunda filtración Rossi se limitó a señalar:

“Mi abogado me ha pedido que no me refiera a más elementos que dicen relación con la investigación que lleva adelante la fiscalía”.

Una semana después de su correo a Patricio Contesse, Fulvio Rossi recibió respuesta. Le escribió Enrique Olivares, abogado de SQM, el jueves 23 de agosto de 2012:

“Por encargo de Patricio Contesse, agradecería pudiéramos hablar, o con quien me indiques, para los efectos de revisar algunos aspectos de lo señalado en tu mail de más abajo”.

En marzo de este año, Olivares declaró como imputado ante el fiscal Emiliano Arias. Ahí reveló que él era quien distribuía, en el Servel, los aportes legales a campañas políticas que autorizaba el directorio y que luego definía en detalle Patricio Contesse. “Se hicieron a muchos candidatos, pero estoy impedido de decir a cuáles, por estar impedido legalmente de hacerlo”.

Fulvio Rossi respondió a Enrique Olivares, al día siguiente, el viernes 24 de agosto, a las 8.18 de la mañana:

“Estimado Enrique: revisé el tema y te propongo lo siguiente…”. Acto seguido, redujo a la lista original 19 personas. Mantuvo los montos para su padre, su primo y Rocafull; eliminó a varios candidatos a concejales y rebajó otros montos.

Fulvio Rossi le asignó aportes iguales por $ 451.884 a nueve personas, cifra que calza con los aportes que efectivamente recibieron los concejales Daniel Chipana (Arica), Ernesto Pérez (Alto Hospicio) y Mario Callasaya (Pozo Almonte), entre ellos. También coincide con los $ 500 mil que recibió en aportes el alcalde de Putre, Angelo Carrasco.

La nueva nómina corregida era un poco menor. El cálculo lo explicita el propio senador en el correo con su segunda lista:

“Esto sería  $ 17.000.000. ¿Será posible por los tres restantes una boleta para los concejales que no pueden recibir aportes? (puede ser boleta de asesoría comunicacional)”.

La Fiscalía investiga varios pagos realizados a los ex asesores de Rossi, Mariela Molina y Lorenzo Madariaga, y a su ex concuñada María Martínez.

La gran mayoría de las boletas que esas tres personas emitieron a SQM están fechadas en 2009, cuando Rossi compitió por el cupo senatorial que ganó por un margen escaso.

SQM rectificó en Impuestos Internos 10 boletas de Molina emitidas en 2009; cuatro de Madariaga y cinco de Martínez. Sólo un documento, emitido por su ex asesora comunicacional Mariela Molina Aguilera, corresponde a 2012, el año en que el congresista pidió dineros para financiar las municipales.

Según información contenida en la carpeta investigativa de la fiscalía, la periodista emitió el martes 28 de agosto de 2012, cuatro días después del último correo de Rossi, su única boleta de ese año a SQM. Fue por $ 3 millones. El mismo monto que el senador pidió justificar con una boleta por una supuesta asesoría comunicacional. Ese documento fue incorporado por SQM a la rectificación de impuestos presentada en marzo por falta de respaldos.

Rossi cerró su intercambio electrónico de hace tres años con Enrique Olivares con el siguiente mensaje:

“Agradezco el apoyo y te pediría si al menos lo de Flavio Rossi, que es mi padre, pudiese salir luego. Un abrazo. Fulvio”.

El padre de Rossi falleció un mes después de este correo, el 24 de septiembre de 2012. A sus 84 años, Flavio Rossi era concejal de Iquique y tenía cáncer.

Depósitos directos

La filtración de la inicial nómina de 32 candidatos de partidos de la Concertación a las elecciones municipales del 2012 incluidos en el correo electrónico enviado por Rossi a Contesse, y que sirvió de fundamento a la fiscalía para pedir al tribunal de garantía que ordenara al Servel levantar el secreto de los aportes reservados, detonó un escándalo político entre los supuestos beneficiados.

“Jamás le solicité al senador Rossi ayuda financiera  para mis campañas”, afirmó el alcalde de Huara, Carlos Silva.

“Nunca he recibido un peso de nadie, ni a través de mecanismos formales o informales, ni por vía de aportes reservados. Mi campaña a concejal fue extremadamente austera, gasté $ 160 mil y en ningún momento me acerqué a Rossi para pedirle ayuda o que él me ofreciera apoyo. Estoy realmente molesto, es insólito y aberrante que hayan usado mi nombre y el de otras personas para pedir dinero a una empresa”, afirmó el concejal del PR de la comuna de Huara Alvaro Rojas, quien también figura en la nómina.

“Es sorprendente lo que ha pasado. Con el senador Rossi tenemos una relación política en los últimos años, pero no me ha ofrecido dinero, ya sea personal ni de una empresa para mi campaña, yo tampoco se lo pedí. No puede ser que él aparezca pidiendo dinero a nombre mío, sin que yo se lo haya pedido ni él me lo hubiera ofrecido”, reclamó molesto el alcalde de Pica, Miguel Angel Núñez, otro de los mencionados en el correo del senador a SQM.

Aunque Rossi ha mantenido silencio sobre los desmarques de sus correligionarios y otros, en privado el senador ha resentido que desconozcan los aportes.

Cercanos al parlamentario afirman que ya vendrá el momento en que se establezca que algunos de sus más severos críticos no sólo conocían las donaciones y su origen, sino que, además, las solicitaron directamente a Rossi y, una vez depositadas, lo habrían contactado de vuelta para agradecer la gestión.

Las mismas fuentes señalaron que el parlamentario solicitó los aportes a SQM, pero que no tiene certeza de cuáles se materializaron, ya que el dinero era depositado directamente desde SQM. Eso en el caso de las donaciones vía aporte reservado.

En medio del cruce de recriminaciones, el viernes 4, siete de los concejales y ex candidatos de las regiones de Arica-Parinacota y Tarapacá involucrados en el caso presentaron  una denuncia en la Fiscalía Regional de Iquique en contra de Rossi, por los delitos de estafa, usurpación de nombre, enriquecimiento ilícito y negociación incompatible.

En el libelo, patrocinado por el abogado y presidente regional del PR, Patricio Martínez, se señala al Ministerio Público que la conducta de Rossi “ha importado un daño irreparable a nuestra imagen y honorabilidad”. También acusan al parlamentario de desarrollar “públicamente actividades de apoyo a SQM”.

Rossi también ha sido acusado de conductas autoritarias y de formar verdaderas redes de poder en el norte.

El 24 de mayo, Rossi creó el grupo de  WhatsApp llamado: “Socialistas recargados”, conformado por al menos 25 funcionarios de gobierno, entre seremis, directores de servicios, asesores a honorarios y periodistas, entre otros.

La idea del entorno cercano al Intendente Mitchel Cartes y al senador Fulvio Rossi era tratar los temas del Gobierno Regional, con la declarada intención de dejar atrás las asperezas internas e intentar llegar a la comunidad y a los medios de comunicación.

Sin embargo, según filtraciones de la prensa local, se trataba de una cofradía de poder, que inició una campaña para sacar de su cargo al gobernador del Tamarugal, Claudio Vila, lo cual incluyó gestiones con el subsecretario del interior, Mahmud Aleuy.

La directora del Fosis de Iquique y dirigente socialista, Danisa Astudillo denunció el creciente intervencionismo de Rossi en los gobiernos regionales:

“Si no estás alineado con él, él se ocupa de que te echen”, señaló. Además, denunció que Rossi exige a los funcionarios que coloca en la administración pública el pago de un porcentaje de su sueldo:

“Rossi ha solicitado una retribución pecuniaria cercana al 10% del salario a los funcionarios que él ha puesto en el gobierno”, afirmó. Asegura que tras la instalación de las nuevas autoridades en la región, el jefe de gabinete de Rossi les envió un correo electrónico indicándoles el monto de dinero que les correspondía de acuerdo con los ingresos que percibirían y el número de la cuenta en la que debían depositar.  

Según los registros del SERVEL, Danisa Astudillo recibió $ 499.998 de aportes reservados para su campaña, cifra idéntica a los 500 mil con que aparece en la solicitud del senador a SQM.  

Leave a Reply